Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Una segunda visita de la SD Huesca al Madrid muy diferente a la anterior

En su primer desplazamiento para medirse a los blancos, los azulgranas fueron acompañados en el Bernabéu por más de dos mil hinchas. El sábado el partido será en el Di Stéfano sin público.

Soccer Football - La Liga Santander - Real Madrid v SD Huesca - Santiago Bernabeu, Madrid, Spain - March 31, 2019 Real Madrid's Isco scores their first goal REUTERS/Juan Medina [[[REUTERS VOCENTO]]] SOCCER-SPAIN-MAD-HUE/
Sergio Ramos y Chimy Ávila pugnan en el aire por el balón en el primer Real Madrid-SD Huesca.
JUAN MEDINA

Medirse al Real Madrid siempre es algo especial, uno de los momentos cumbre de la temporada, los partidos, junto a los del FC Barcelona, con los que juguetea la imaginación del aficionado al conseguirse un ascenso. El regusto que deja medirse a los blancos, el club de las 13 copas de Europa, ya se saboreó por primera vez en el anterior paso por Primera División. Ahora, el próximo sábado a la desacostumbrada hora de las 14.00, llega el segundo sorbo para la SD Huesca, un trago cuya cata, a priori, apunta a ser muy diferente. Las circunstancias, la covid-19, mandan y ni el ambiente ni el escenario serán los mismos que los de aquel 31 de marzo de 2019 cuando tan cerca se estuvo de dar el campanazo (3-2). Cambia el entorno, pero no la motivación.

Entonces, fueron más de dos mil los seguidores altoaragoneses que se desplazaron hasta la capital de España para asistir a un partido que se disputó en domingo a las 20.45 coincidiendo el día con el de la manifestación de la ‘España vaciada’. Veinte autobuses partieron de Huesca junto a numerosos vehículos particulares e incluso en el AVE se hizo notar el azul y el grana.

Se preparó una numerosa despedida al equipo en el hotel de concentración y desde ahí la comitiva se desplazó al estadio. Hubo hinchas oscenses diseminados por todo el estadio y, particularmente, en uno de los laterales del cuarto anfiteatro. Nadie se quiso perder la primera visita de la SD Huesca al Santiago Bernabéu.

Ahora, nadie podrá acompañar a los de Míchel Sánchez. Como todos los partidos desde el confinamiento, el público tendrá vetado el acceso. Tampoco el campo será el de Chamartín. Desde el último tramo de la pasada campaña, los de Zidane actúan como locales en el Alfredo Di Stéfano, instalación radicada en su ciudad deportiva y que obviamente, y a pesar del nombre, no tiene la misma mística.

Hace un año y siete meses, Cucho adelantó a los visitantes a los dos minutos, Isco y Ceballos le dieron la vuelta al marcador, Etxeita empató a falta de un cuarto de hora y en el último momento Benzema echó el jarro de agua fría. Con nueve jornadas por delante, la salvación quedaba a siete puntos.

Como testigos directos de aquella noche solo quedan Galán y Pulido. Ferreiro estaba sancionado y Luisinho e Insua, lesionados. Ahora, con el equipo también en zona de descenso, pero con solo siete partidos disputados, la misión será lograr el primer triunfo. Es difícil, pero no imposible. Ya el Cádiz sorprendió a los blancos.

Etiquetas
Comentarios