Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La última gran goleada de la SD Huesca

Los azulgranas reciben el domingo en busca de su primer triunfo del curso al Valladolid, al que se impuso por 4-0 hace dos temporadas en el último enfrentamiento entre ambos.

Partido de la SD Huesca contra el Real Valladolid
Chimy Ávila celebra su gol en el Huesca-Valladolid de hace dos temporadas.
Rafael Gobantes

Fue un primer viernes de febrero en el que para nada se notó el frio en El Alcoraz, una de las pocas alegrías dentro de una temporada de debut en la élite en la que las victorias no fueron precisamente muchas, siete, y en la que los marcadores holgados a favor resultaron excepcionales. Tras el parón por los compromisos internacionales de selecciones, la SD Huesca retomará el próximo domingo la competición recibiendo al Valladolid (18.30) con la clara misión de obtener un primer triunfo que de una vez por todas transforme en un marcador positivo el buen juego desplegado sobre el césped  y que en las cinco primeras jornadas solo ha servido para cuatro empates y una derrota.

Para lograrlo, el rival que tendrá enfrente y que tampoco sabe lo que es ganar no puede traer mejores recuerdos. Los pucelanos nunca han ganado en liga en El Alcoraz y en su último desplazamiento a tierras oscenses cayeron por 4-0. Ocurrió en la jornada 22 de hace dos campañas y el resultado es el mejor que han logrado los azulgranas desde entonces. No se volvió a repetir durante el resto de aquel ejercicio ni tampoco en el siguiente, en el que los de Míchel Sánchez fueron campeones de Segunda División. Lo que más se le acerca en los veinte meses transcurridos es el 3-0 del duelo con el Numancia de la temporada pasada en el que se rubricó el ascenso.

Echando la vista atrás, hay que remontarse a la jornada 14 del curso 2016-17 en la categoría de plata para encontrar otro 4-0. En este caso, la víctima fue el Oviedo. Dos partidos después, con el UCAM Murcia como oponente, en El Alcoraz se cantaron aún más goles, cinco. Entonces, el resultado fue de 5-2.

Volviendo a aquel 1 de febrero de 2019, más allá del marcador, la victoria sirvió para acercar la salvación de once a nueve puntos e insuflar moral. Enric Gallego, en su primer gol como azulgrana, abrió el marcador y ya en la segunda parte dos tantos consecutivos de Moi Gómez y Pulido sentenciaron el choque. Chimy Ávila redondeó la noche.

Imponerse a los blanquivioletas ahora supondría cortar una sequía de victorias que en el inicio de la liga no se veía desde la 2015-16 cuando hubo que esperar hasta la jornada seis para lograr tres puntos de una tacada con un 0-1 en Mallorca. El mismo tiempo se tardó en inaugurar el casillero de triunfos en las 2011-12 (Nástic-Huesca, 1-3) y hasta la séptima fecha hubo que aguardar en la 2010-11 (Xerez-Huesca, 1-3).

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo

Etiquetas
Comentarios