Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Malestar en la SD Huesca por la prohibición de usar los vestuarios

Míchel Sánchez, al igual que la mayoría de entrenadores, considera que perjudica la dinámica de grupo antes de los partidos.

Miguel Angel Sanchez Munoz, Michel, head coach of SD Huesca during the La Liga Santander mach between Villarreal and Huesca at Estadio de la Ceramica, on September 13, 2020 in Vila-real, SpainMaria Jose Segovia / AFP713/09/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN [[[EP]]] Miguel Angel Sanchez Munoz, Michel, head coach of SD Huesca during the La Liga Santander mach between Villarreal and Huesca at Estadio de la Ceramica, on September 13, 2020 in Vila-real, Spain
Míchel Sánchez protesta una decisión del colegiado durante el partido contra el Villarreal.
EP

La SD Huesca experimentó el pasado domingo durante su visita al Villarreal en la jornada inaugural de La Liga su primer contacto en partido oficial con el nuevo protocolo de La Liga relacionado con la covid-19 y, como era de esperar, no convenció en en el seno de la plantilla. El hecho de que prácticamente no se puedan usar los vestuarios ni antes, ni durante, ni tras los encuentros se considera que rompe con la rutina, los usos y costumbres de los jugadores y el cuerpo técnico e impide las dinámicas de grupo sin que se acabe de entender su necesidad.

A este respecto, a nivel nacional el colectivo de entrenadores es el que antes ha alzado la voz a través de una carta enviada a la asociación de clubes en la que expone sus quejas y a las que el pasado lunes dieron voz el propio técnico de los altoaragoneses, Míchel Sánchez, y su homólogo en el Valladolid, Sergio González, en el programa radiofónico ‘El Larguero’ de la cadena SER. Ambos compararon la situación actual con el tramo final de la pasada temporada, cuando sí que se dio acceso a los vestuarios, asegurando que entonces no había surgido ningún problema, al margen de los positivos del Fuenlabrada en la última jornada de Segunda División, y destacaron que los equipos ya venían actuando como grupos burbuja y que han demostrado ser seguros.

Entre otros aspectos, Míchel subrayó que el calentamiento se tenga que realizar en el hotel, que él no pueda desplazarse al estadio en el mismo autobús que los jugadores restándole opciones de dirigirse a ellos, de recordar o actualizar los últimos conceptos o de simplemente anunciar el equipo titular, que en el descanso no puedan asistir a la charla los suplentes o que tras el pitido final no se pase por las duchas.

El protocolo, que en El Alcoraz se estrenará el próximo domingo con el recibimiento al Cádiz (16.00), indica que los futbolistas deben aparecer en el estadio ya con la ropa de calentamiento puesta y que solo tienen tres minutos en los vestuarios para calzarse las botas por turnos divididos en dos grupos, aquellos que van a jugar de inicio y los que no. Además, a él no pueden acceder hasta 50 minutos antes del inicio del partido. En el descanso, los que hayan actuado durante la primera parte pueden entrar diez minutos, y tras el pitido final se habilitan cinco para simplemente cambiarse de camiseta.

El plan que manejan los azulgranas de cara al cruce con los gaditanos es el de concentrarse antes y llegar a El Alcoraz en autobús.

Etiquetas
Comentarios