SD Huesca
Suscríbete por 1€

Málaga 1-3 sd huesca

La SD Huesca está de vuelta

Los azulgranas se impusieron por 1-3 al Málaga en un partido con dos expulsiones y dos penaltis.

Málaga - SD Huesca

No fue deslumbrante, pero si eficaz y práctica. Tras más de tres meses de parón, la SD Huesca retomó este viernes la competición derrotando a domicilio al Málaga con un 1-3 en el que no faltaron acontecimientos. Al margen de los cuatro goles, el VAR tuvo su cuota de protagonismo, se se señalaron dos penaltis y se produjeron dos expulsiones. Como cabía esperar, hubo buenos momentos y también aspectos a mejorar, pero lo importante era ponerse de nuevo en marcha con un resultado que sirviese para dar sentido a lo vivido y trabajado durante todo el tiempo transcurrido desde aquel 2-0 ante el Fuenlabranda un lejano 7 de marzo.

Los de Míchel se adelantaron pronto, se quedaron con uno menos, vieron como los andaluces les empataban y como al filo del descanso volvían a tener ventaja en el marcador. Después, en la segunda parte, llegó la roja a Lombán y el cabezazo de Mir que cerró el duelo y permitió atrapar tres puntos que meten presión a rivales directos por el ascenso como el Almería, el Real Zaragoza y el Cádiz, que aún deben de jugar este fin de semana. En estos momentos los altoaragoneses son terceros a dos puntos de la segunda plaza.

El nuevo fútbol, ese que ha traído la covid-19 con las gradas vacías, los cinco cambios y las paradas para hidratarse denotó fallos de concentración y también falta de ritmo, algo que entra dentro de lo esperable y que ya se había anunciado en otras competiciones como la Bundesliga. Cabe esperar que con el paso de los partidos y la transformación de lo que ahora es novedad en rutina los errores vayan siendo menores.

La intención de Míchel para lo que resta de curso es la de mantener la línea de juego que ya venía proponiendo desde el inicio y por ello su alineación no contuvo grandes sorpresas salvo una, por otro lado, muy significativa por la posición en la que se produjo, la de la portería. Rubén Yáñez fue de la partida en detrimento de Álvaro Fernández, el meta que hasta el momento siempre que había estado en condiciones de jugar había sido titular. Con él, la otra novedad respecto al último equipo inicial, el de la victoria con el Fuenlabrada, fue la inclusión de Juan Carlos por Cristo. Junto a ambos, conformando un 4-3-3, el dibujo táctico de cabecera de los de Míchel, en la zaga se colocaron Pedro López, Pulido, Josué Sá y Galán, la medular fue para Mosquera, Mikel Rico, además de Juan Carlos; los extremos, para Ferreiro y Raba, y la punta, para Okazaki.

A pesar de que el primer disparo fue para el Málaga, un tiro lejano de Tete que Yáñez blocó sin problemas, la respuesta de los azulgranas acabó en la red. A los dos minutos, Raba centró desde la derecha, Juan Carlos se resbaló al intentar realizar una volea y el balón cayó a los pies de Ferreiro que no perdonó ante Munir. El colegiado estimó que podía haber existido un fuera de juego, pero la acción acabó siendo validada.

El tempranero tanto facilitó que los azulgranas, en esta ocasión vestidos con su tercera equipación, la oscura, se situasen ordenados atrás y saltasen hacia delante con intención en cuanto veían la ocasión. Los de Míchel estaban cómodos sobre el terreno de juego frente a un rival que no encontró la forma de generar peligro hasta que Cifuentes se internó en el área para enviar el esférico con intención al corazón del área sin encontrar rematador.

La acción puso nerviosos a los altoaragoneses y a continuación, con el esférico aún en el campo local, Juan Carlos protagonizó una entrada destemplada por detrás a Tete que le costó la expulsión y dejar con uno menos a los suyos a los 25 minutos. No fue ese el único contratiempo del periodo. Josué Sá, en una nueva salida a la contra de los andaluces, perdió el esférico en el centro del campo cuando era el único hombre que quedaba hasta la portería de Yáñez. Hubo una galopada por parte de los dos equipos que finalizó con Cifuentes tendido en el área. Moreno Aragón entendió que había sido derribado por Pedro López, algo discutible, y Sadiku no falló para igualar el marcador.

Se añadieron cinco minutos al primer acto y cuando estos ya finaban Raba cayó junto a Munir por un codazo de Diego González. De nuevo, el árbitro lo consultó largo y tendido con el VAR hasta convencerse de que debía señalar la pena máxima. La responsabilidad de lanzarlo la tomó el propio extremo cántabro que envío el cuero a la red por la izquierda para llevar a los suyos al descanso por delante. Como el cronómetro no se para, por entonces marcaba el minuto 55.

La segunda parte se abrió con una novedad en los locales. Hicham recogió el testigo de Diego González en un cambio de corte ofensivo, mientras que Míchel, a pesar de jugar con uno menos, prefirió no gastar aún ninguno de sus cinco cambios. Para eso espero al minuto 53, momento en e que dio entrada a Mir y Luisinho por Okazaki y Raba. Con el primer movimiento se buscó a alguien capaz de aguantar el balón arriba, mientras que la entrada del luso llevó a Ferreiro al extremo derecho y adelantó al izquierdo a Galán.

La influencia de Mir en el choque no tardó en dejarse notar. En una galopada el murciano cayó tras una entrada de Lombán en la que se señaló la segunda roja directa de la tarde para dejar a los dos contendientes con diez efectivos en el cuadrilatero. A continuación, un fuerte disparo del 24 del Huesca hizo que Munir tuviese que despejar de puños.

El paso de los minutos se empezó a hacer notar en las piernas de los futbolistas en dos rivales con las fuerzas equilibradas y que buscaban el ataque abusando de los pases largos y de los disparos lejanos. Ante ese panorama, volvieron a producirse cambios. Pellicer retiró a Adrián y Tete para dar minutos a Mikel y Renato, y Míchel quitó a continuación a Mikel Rico por Eugeni para refrescar la medular.

Se comenzó a combinar más. Yáñez despejó un cañonazo de Renato y Ferreiro lanzó alto desde la frontal del área. Con un cuarto de hora por delante, el juego se detuvo para la segunda pausa de hidratación, ya en la primera mitad había habido una. Y el regreso fue de lo más dulce. En un córner botado por Ferreiro, Mir colocó de forma inmejorable su cabeza para llevar el 1-3 a falta de diez minutos.

Todo estaba decidido y así también tuvieron cabida los momentos emotivos. Doukouré volvió a la competición. El centrocampista costamarfileño, en el dique seco desde febrero del año pasado, tuvo minutos al sustituir a Ferreiro. Su presencia en el tramo final de la liga se estima esencial, más si se tiene en cuenta que el ritmo no para. El equipo regresa esta noche a Huesca y el sábado entrena. El jueves hay que recibir al Mirandés en El Alcoraz.

Ficha técnica

Málaga CF: Munir; Cifuentes, Lombán, Diego González (Hicham, 45), Juankar; Adrián (Mikel, 69), Bare; Luis Muñoz (Iván Jaime, 87), Tete (Renato, 69), Juanpi; y Sadiku.

SD Huesca: Yáñez; Pedro López, Pulido, Josué Sá, Galán (Doukoure, 84); Mosquera, Mikel Rico (Eugeni, 71), Juan Carlos; Raba (Luisinho, 53), Ferreiro (Sergio Gómez, 84) y Okazaki (Rafa Mir, 53).

Árbitro: Moreno Aragón (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al local Diego González (45) y a los visitantes Ferreiro (13), Pulido (33), Galán (55), Mir (70). Expulsó por parte del Málaga a Lombán (57) y del Huesca, a Juan Carlos (25).

Goles: 0-1, min. 2: Ferreiro. 1-1, min. 42: Sadiku (p). 1-2, min. 55: Raba (p). 1-3, min. 80: Rafa Mir.

Incidencias: Partido correspondiente a la 32ª jornada de liga de Segunda División disputado en La Rosaleda sin público en cumplimiento con las medidas de seguridad sanitarias. Primera partido para ambos conjuntos tras más de tres meses con la competición detenida. Se guardó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas por la covid-19.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión