SD Huesca

sd huesca

Tensión en el vestuario del Huesca antes del partido contra el Nástic

Algunos jugadores llegaron a encararse con Agustín Lasaosa cuando en los días previos les insistió en la importancia de afrontar en plenitud el partido. 

Partido SD Huesca- Nastic / 27-5+-18 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Pasillo que hicieron los jugadores del Nástic a los del Huesca.
Rafael Gobantes

Los días previos al partido entre el Huesca y el Nástic de Tarragona, que está siendo investigado en el marco de la Operación Oikos, fueron tensos en el vestuario azulgrana. Según revela hoy 'El País', varios jugadores discutieron sobre la conveniencia del "pacto entre caballeros" sellado con el equipo catalán en la primera vuelta, e incluso algún futbolista llegó a "encararse" con el entonces presidente de la entidad, Agustín Lasaosa. 

El encuentro contra los tarraconenses en El Alcoraz, que concluyó con 0-1 para los visitantes, estuvo marcado por el supuesto pacto por el que ambos equipos se comprometieron a no emplearse a fondo en el choque de la segunda vuelta si alguna de ambas partes lo necesitaba. Un hecho que ayer confirmó el exoscense Íñigo López en una entrevista en 'El Mundo'. Al parecer, algunos futbolistas del Huesca les recordaron a sus compañeros la importancia y la obligatoriedad de cumplir con esa palabra dada. Un mensaje con el que no estaban de acuerdo algunos de los integrantes del plantel. Una fricción que se dejó notar en la caseta y que dio lugar a situaciones presididas por los nervios

De hecho, el juez Ángel de Pedro, en el transcurso de la toma de declaración a los detenidos en la Operación Oikos, preguntó a varios de los investigados en qué consistía dicho “pacto entre caballeros”. Algunos reconocieron abiertamente que se trataba de acuerdos muy extendidos entre futbolistas de distintos equipos, que en la primera vuelta acordaban no emplearse a fondo al final de la segunda, cuando volvieran a encontrarse, si uno de ellos se encontraba en apuros y el otro ya no veía en juego sus objetivos.

El entrenador Joan Francesc Ferrer 'Rubi' alertó a las altas instancias del club sobre la problemática y desde la entidad se trató de erradicar esta posibilidad. Se colgaron en la ciudad carteles a favor del juego limpio, se ofreció una prima por ganar el partido y, según indica 'El País', el propio presidente Agustín Lasaosa acudió al vestuario para transmitir la importancia de ganar al Nástic y de tomarse el duelo con total seriedad. Según ha relatado algún jugador, alguno de sus compañeros se encaró con el máximo ejecutivo de la entidad

El técnico catalán, recién presentado como nuevo preparador del Real Betis tras su paso el este último curso por el Espanyol, reflejó en la noche del miércoles su malestar con esta situación en el programa 'El Larguero' de la Cadena SER. Rubi insistió en que "aquella semana trabajamos al máximo para que la Sociedad Deportiva Huesca ganase el partido con el Nástic de Tarragona". Y tuvo muchas palabras para Iñigo López en referencia a sus declaraciones a 'El Mundo': "A Iñigo López ni lo volvería a alinear ni quiero volver a tenerle a 100 kilómetros de distancia". En la práctica, el central jugó poco con Rubi, cuatro partidos de la temporada del ascenso. No fue convocado para el Huesca-Nástic.

Etiquetas
Comentarios