Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Los agentes y representantes tendrán más complicado su acceso a la Ciudad Deportiva

La FIFA, Federación Internacional de Fútbol, va a aprobar en unos días un nuevo reglamento de transferencias, de protección a menor y de acotación de las comisiones fuera de precio. 

Un partido del fútbol base del Real Zaragoza en la Ciudad Deportiva, observado por padres y madres en las gradas.
Un partido del fútbol base del Real Zaragoza en la Ciudad Deportiva, observado por padres y madres en las gradas.
Oliver Duch

El Consejo de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol) del próximo 21 de octubre en Auckland (Nueva Zelanda) va a ser histórico en el devenir del fútbol moderno. Allí, en las antípodas de España, está a punto de modificarse el comportamiento de los agentes y representantes que, desde hace casi dos décadas, han ido capilarizando en el ámbito de las canteras, academias y escuelas del fútbol base de los clubes españoles (y del mundo) hasta captar a niños que aún no han cumplido los 12 años, todo con el consentimiento y plácet de los padres y madres que observan en sus hijos una posible mina de oro para el futuro de la familia.

El Real Zaragoza y su Ciudad Deportiva es uno de los puntos calientes que pueden salir beneficiados o, al menos, aliviados, de la decisión que ahí se adopte y que se pretende poner en vigor a partir del 1 de julio de 2023, el próximo verano, en el arranque de la temporada 23-24. Las fugas, captaciones abruptas desde el exterior y el expolio de muchos de los mejores futbolistas formados por el Real Zaragoza desde sus primeros pasos como jugadores han sido habituales en este tiempo cercano, sin que los responsables de la entidad zaragocista pudieran hacer más que lamentarse y observar cómo la legislación vigente y las normas los tienen desnudos y desprotegidos ante este tipo de conductas que tienen a los agentes y representantes como principales actores y a otros clubes receptores como colaboradores necesarios de las distintas maniobras de 'robo de canteranos'.

Protección estricta a los menores

La FIFA, tal y como ha adelantado Marca en las últimas horas, en los rasgos gruesos pretende proteger a los menores de edad en el vasto mundo del fútbol profesional. También poner límites firmes a las comisiones que se cobran dentro del tráfico de los jóvenes futbolistas canteranos, acabando de raíz con aquellas que están fuera de precio y tienen matices de exageración inmoral. Y, como derivación de todo esto, que los principales beneficiarios de su trabajo y dedicación con la cantera sean los clubes y SAD que apuestan por la formación desde edades muy tempranas.

En el boceto que se va a aprobar se establece que, a partir de julio, "un acercamiento o cualquier ejecución de un acuerdo de representación a un menor o a su tutor legal (padre, madre u otra persona) en relación con cualquier servicio de agente de fútbol solo podrá realizarse en los últimos 6 meses antes de que el menor alcance la edad en la que pueda firmar su contrato profesional (algo que en la Unión Europea está establecido en los 16 años). Y este "acercamiento" solo podrá llevarse a cabo si se ha obtenido previamente "el consentimiento previo por escrito del tutor legal del jugador". 

Traducido al día a día, aplicado a lo que viene aconteciendo -entre otros miles de lugares formativos del mundo- en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza, esto pone punto final al mariposeo de agentes y representantes por sus gradas, por sus inmediaciones, con sistemas de engatusamiento a niños y padres a base de obsequios (botas y material deportivo, en connivencias con marcas deportivas), de acciones publicitarias del chaval a través de mecanismos exógenos que incluyen también a la prensa, con periodistas siempre abiertos a promocionar futbolistas en un 'quid pro quo' nocivo que también ha salpicado últimamente el ámbito de los medios de comunicación como copartícipes de muchas maniobras que acaban conformando círculos concéntricos de intereses en el fútbol profesional y sus cimientos. 

Queda escrito que la sanción a la que se expondrá un agente o representante si no respeta la nueva norma y prosigue con sus conductas actuales es "de dos años sin licencia". En los últimos años, en la Ciudad Deportiva, ha habido más de un caso en el que los dirigentes de turno han llegado a prohibir la entrada a las instalaciones a un agente o representante por su praxis anómala de trabajo con los más pequeños. 

Las comisiones de los agentes  y el dinero para los clubes formadores

En el apartado de las comisiones, habrá "un límite de un 10 por ciento sobre el total de cualquier transferencia para los agentes que actúen a favor del club vendedor, con un 3 por ciento sobre el salario del futbolista en favor de los agentes que actúen en representación del jugador y también un 3 por ciento en el otro sentido, sobre el salario del futbolista en favor de los agentes que actúen en representación del comprador". Asimismo, se contempla que los contratos entre los futbolistas y los representantes "tengan una duración máxima de dos años".

Más difuso está a estas alturas el modo de resolver cuánto dinero perciben los clubes formadores si un futbolista de su academia se marcha a otro destino dentro del periodo de crecimiento previo al profesionalismo (esta denominación última se considerará, como ahora, a partir de cumplir los 21 años). Los datos fidedignos que se manejan son rotundos: en 2019 hubo un volumen de traspasos en el mundo por un valor de 7.000 millones de euros, de los que solo 68 fueron a las arcas de los clubes formadores de canteranos y 654 a las cuentas corrientes de los agentes y representantes

Hasta ahora, muchas veces, un club formador (por ejemplo, el Real Zaragoza), que es el que tiene a un futbolista durante 3 años seguidos en sus escalafones base a partir de los 15 años de edad (es decir, hasta los 18), se ha quedado sin percibir un solo euro ante una fuga súbita en ese periodo de tiempo. La FIFA va a intervenir para que esto, de suceder, no tenga ese final: se va a crear el "Cleaning House" (limpieza de la casa, traducido), por el que "todos los clubes recibirán la parte que les corresponda en una operación de manera automática". 

Eso sí, entre las diversas iniciativas que se quieren implementar para limitar la acción de los representantes y agentes futbolísticos, no aparece nada relativo al habitual cambio de roles de estos en el entramado de los clubes y la labor cotidiana de apoderamiento de jugadores. Esas figuras, repetidas en infinidad de clubes, ligas y momentos puntuales, que hoy son agentes, mañana representantes, pasado mañana directores deportivos, un tiempo breve más tarde secretarios técnicos y, poco después, vuelven a ejercer de agentes o representantes, originando a veces situaciones de difícil comprensión incluso legal. 

Ante esta iniciativa de la FIFA, como se daba por descontado desde el organismo mundial del fútbol, el colectivo de agentes y representantes ya están en marcha para acudir a los juzgados y tribunales en cuanto esto, el próximo 21 de octubre (en tres semanas y media), se ponga en marcha con todas las consecuencias. En el Real Zaragoza están muy atentos a este asunto. La nueva propiedad siempre ha subrayado su apuesta firme por 'La Academia'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión