Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Vigaray y Lasure, dos casos especiales a escrutar en la pretemporada

Los dos laterales, que salen de dos dolencias físicas graves y de un periodo muy largo de inactividad, han de garantizar un rendimiento suficiente para contemplar su continuidad en el equipo. 

Vigaray y Lasure, en la pretemporada de 2020, hace dos años, cuando aún no habían sufrido sus dolencias serias.
Vigaray y Lasure, en la pretemporada de 2020, hace dos años, cuando aún no habían sufrido sus dolencias serias.
HA

Carlos Vigaray y Daniel Lasure, lateral derecho y lateral izquierdo del Real Zaragoza respectivamente, serían titulares indiscutibles en el equipo blanquillo sin lugar a dudas de estar al cien por cien físicamente. En su día, los dos vivieron momentos sobresalientes en sus papeles de alto rango en los carriles de la defensa, con el '2' y el '3' a la espalda. Incluso Lasure fue objeto de una oferta jugosa del Eibar para irse a Primera División, que no se consumó por una errática estrategia de la dirección deportiva, entonces dirigida por Lalo Arantegui

Pero en este verano de 2022, ambos son dos casos muy especiales en los cálculos de la renovada regencia de la SAD por su pasado reciente, unidos por el padecimiento de sendas dolencias graves que afectaron a su salud. Vigaray, una difícil lesión de rodilla. Lasure, un cáncer testicular. Los dos, jóvenes, atléticos, con una fuerza descomunal en el apartado personal y familiar, han salvado los males con éxito para su vida particular. Vigaray cumplirá los 28 años a principios de septiembre. Lasure, hizo esos 28 en febrero. Ahora hace falta escrutar si también es suficiente como para rendir convenientemente en un equipo de fútbol profesional y dar garantías al área técnica para decidir su concurso en la plantilla venidera con todas las consecuencias. 

Vigaray ha pasado toda la temporada 21-22 en blanco. No ha podido jugar ni un solo segundo, tras diez meses alejado de los terrenos de juego y con solo dos de trabajo específico, de readaptación al medio. Lasure, algo parecido. Al canterano zaragozano sí le dio tiempo de participar en los dos últimos partidos de la liga, ante el Lugo y en San Sebastián, dos ratos que Juan Ignacio Martínez 'Jim' le dio desde el banquillo para que, en las segundas partes, volviera a sentirse futbolista tras el serio susto vivido.

Son dos piezas de relevancia en la caseta zaragocista que han quedado marcadas por el paso por el quirófano y las secuelas inevitables en los meses posteriores, cada uno con su historia individual, radicalmente distintas. Vigaray ha de poner de manifiesto que ha superado la lesión en el cartílago de la rodilla derecha de la que lo operó el doctor Enrique Guillén en Madrid el 7 de septiembre pasado. Lasure, lo mismo respecto de ese cáncer que requirió todo el proceso de quimioterapia y demás tratamientos de choque en estos casos. Los dos conocen su situación específica. Es lógica y de sentido común. 

Si el destino quisiera que Vigaray y Lasure recuperasen su nivel de solvencia que ya mostraron en su día en el Real Zaragoza, estaríamos ante dos 'fichajes' de relumbrón para las bandas de la defensa blanquilla en la temporada 22-23. Eso, ahora es una incógnita. El inicio de la pretemporada, más que nunca, va a ser decisivo para ellos. Un test fidedigno de su situación en el presente más rabioso. Y de lo que se deduzca de sus sensaciones y certezas dependerá la decisión del club sobre su papel en el equipo, en el que tienen contrato en vigor. Es cuestión de esperar, ver y decidir.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión