Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Raúl Rubio pide una oportunidad

El delantero del Deportivo Aragón, que suma 19 goles en Tercera RFEF y puede proclamarse campeón este mismo domingo, llama a la puerta de Jim. 

Raúl Rubio celebra un gol con el Deportivo Aragón.
Raúl Rubio celebra un gol con el Deportivo Aragón.
Tino Gil/RZ

Diecinueve goles en Tercera RFEF avalan a Raúl Rubio. En realidad, toda una vida haciendo goles avala a quien puede ser el próximo en dar el salto al primer equipo. Si el Deportivo Aragón se proclama campeón de liga este fin de semana, Juan Ignacio Martínez tendrá por delante cuatro partidos para, si lo estima oportuno, darle la oportunidad al delantero zaragozano.

En la jornada decisiva, el filial se mide, precisamente, al club en el que Rubio se inició en su barrio. El Giner Torrero fue su primera casa. Pasó por todas las categorías inferiores hasta explotar en el segundo año de juvenil. Tenía 17 años y había adquirido el físico que ahora le define. Firmó una campaña fantástica, alternando el Juvenil Preferente con el Regional Preferente.

Al acabar esa temporada (2016-17), probó en el Real Zaragoza para fichar por el DHJ, pero finalmente recaló en El Olivar. Rafa Gracia era el entrenador de aquel equipo, que contaba con otros atacantes de nivel como Piqueras o Jesús Jiménez, y recuerda a Rubio como el delantero “potente, valiente y muy contundente de cara a la portería contraria”.

Aquel año el ‘9’ zaragozano firmó ocho goles, una cifra más que destacable en la categoría. “Es una barbaridad. Acertamos de pleno con él. Necesitábamos un delantero capaz de correr 40 o 50 metros en alta intensidad, que no diera un balón por perdido, y respondió a las mil maravillas”, añade Gracia, quien también tuvo a Iván Azón a sus órdenes y no elude las comparaciones.

“Son muy parecidos. Yo siempre decía que Azón era la versión mejorada de Raúl porque puede que tenga algo más de pie. Ambos se merecen todo lo bueno que les pase; saben lo que cuesta llegar”, valora el que fuera su entrenador, antes de que Rubio diera el salto al fútbol profesional.

En julio de 2018, el Ejea fue su siguiente destino, pero apenas jugó en Segunda División B. Después firmó con el Brea de Raúl Jardiel para jugar en Tercera y, tras una temporada complicada por las lesiones y la falta de continuidad, en la 2020-21 acabó resultando un futbolista clave en el ascenso a Segunda RFEF.

Solo la llamada del Real Zaragoza evitó que continuase en Brea. Raúl Rubio es zaragocista de cuna y no se lo pensó: el pasado verano se enroló en la aventura de pelear por el ascenso con el Deportivo Aragón y la decisión fue acertada. Solo César San Agustín (24 tantos con el Binéfar) le precede en la carrera por el pichichi del grupo aragonés de Tercera, una carrera que, en caso de que el filial zaragocista no deje escapar el título en la última jornada, acabará este mismo domingo.

¿Habrán llegado las vacaciones para Rubio? Juan Ignacio Martínez tiene la respuesta. Jim, que no anda sobrado de efectivos en ataque y conoce sus condiciones por haberlo tenido a sus órdenes en un buen número de entrenamientos, será quien decida si ha llegado su hora. Cuatro partidos (Alcorcón, Oviedo, Lugo y Real Sociedad B) tendría por delante para verle -y que se haga ver- lejos de los campos de la Ciudad Deportiva.

Teniendo en cuenta los cambios que se avecinan en la estructura del club, el final de liga, con el Real Zaragoza salvado a falta de la confirmación matemática, es más importante de lo que parece para determinados futbolistas. Entre ellos, los canteranos que, como el propio Raúl Rubio, Miguel Puche o Ángel López, reclaman un sitio en el primer equipo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión