Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Petrovic: "El domingo hay que cambiar las cosas que tenemos que cambiar"

El jugador serbio del Real Zaragoza, titular en Gerona el pasado lunes, explica cuáles son las carencias principales que están lastrando al equipo esta temporada y avisa de que "no hay mucho más espacio para rectificar".

Petrovic, en un ejercicio con un balón gigante con Cristian Álvarez.
Petrovic, en un ejercicio con un balón gigante con Cristian Álvarez.
Javier Belver

Radosav Petrovic, serbio de Ub, cerca de Belgrado, de 32 años, ha jugado hasta ahora poco. Y, también, ha hablado poco. Este miércoles de finales de octubre, el centrocampista del Real Zaragoza, que fue titular en el último partido jugado en Gerona el lunes, acometió su primera rueda de prensa como portavoz del vestuario. Y con su inconfundible acento balcánico, de viejos y entrañables recuerdos en el seno zaragocista, dijo cosas. No fue una comparecencia rutinaria. Él habla desde la experiencia de un internacional en casi 50 ocasiones con Serbia, que lleva más de una década en varias ligas importantes de Europa y que ha llegado de vuelta a Zaragoza.

"Mi sentir es bueno, positivo, tras volver a ser titular en Gerona. Todo bien, menos el resultado, no estoy contento por ahí. Lo que cuentan son los puntos y solo logramos uno al final", comenzó diciendo Petrovic desde su punto de vista más particular. Y, en ese momento inicial de su análisis, ya dejó la primera frase con sustancia, que habla del análisis autocrítico que se hace en el vestuario tras este dubitativo inicio liguero del Real Zaragoza 21-22: "El domingo (contra el Mirandés) tenemos otra oportunidad para cambiar las cosas que tenemos que cambiar", señaló. Juan Ignacio Martínez 'Jim', el técnico, no deja de insistir a sus jugadores en que hay muchas cuestiones tácticas que no se están haciendo convenientemente. Y por eso el equipo no gana. Ni marca goles. 

La revolución de Jim en Gerona, con 8 cambios en el once inicial respecto del anterior duelo contra la Ponferradina, se ha dejado notar en la epidermis de la plantilla. Fue un aviso para todos. Un timonazo que ha removido conciencias. Así no puede seguirse ni un segundo más, es necesario ganar, salir del pozo de la clasificación. Los empates en cadena son nocivos. "Yo tengo experiencia en estas situaciones. Cada uno tiene que hacer su trabajo, no me molesta el hecho de no jugar siempre, eso es imposible. La plantilla es muy amplia y todos tienen su oportunidad", interpretó Petrovic. 

El serbio repasó algunos de los diagnósticos perjudiciales que manejan los futbolistas a estas horas como males serios que han de remediar de inmediato, empezando el domingo ante el Mirandés. "Llevamos 12 partidos y aún no hemos ganado en nuestra casa. Sumamos 8 empates seguidos, una racha que no se hace a menudo. Llevamos hablando ya sobre lo mismo antes de los últimos 4 partidos en La Romareda, sabemos lo que tenemos que hacer, pero no sale bien: tenemos que ganar, tenemos que ganar... tenemos que hacer un poco más por ganar como locales, por nuestra afición, decimos. Necesitamos una victoria cuanto antes para cambiar las cosas, para ganar confianza y energía positiva", describió con sinceridad Petrovic. 

Y estableció una marca temporal que denota ciertas urgencias mentales ya dentro del grupo. Saben que se les acaba el tiempo de calma medioambiental. "No hay mucho más espacio para rectificar, hay que ganar el partido de este domingo como sea", asumió el de los Balcanes. 

En su exposición final, Petrovic incidió de nuevo en las carencias del equipo. Lo tienen metido en vena. Nadie puede escapar de la malas prestaciones que, hasta ahora, ha dado el Real Zaragoza de este curso. El centrocampista entró además en detalles. "Hay muchas cosas por mejorar. Cada uno y como colectivo. Faltan cositas arriba, algún gol más. Si marcamos más goles será más fácil ganar. Hasta ahora estamos siempre con el 0-0 y el 1-1. Hay que manejar mejor el final de los partidos, saber romper el tiempo, controlar más los partidos. Y no podemos encajar goles como los últimos. En Gerona el empate llegó porque sufrimos desde nuestra posesión. Teníamos el balón y no lo controlamos. Igbekeme avanzó, que si le hacían falta, que si no. Francho tuvo el balón en el área rival. Y llegó el contragolpe en el que ellos marcaron, ya casi en el 90. Esto no puede ser", concluyó su análisis. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión