Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Los focos se centran de lleno en Giménez, Nano y Sáinz, los delanteros de Torrecilla

Junto al canterano Azón y a la segunda línea que reúne a Bermejo, Adrián González, Francho y el casi inédito Yanis, están en la obligación de empezar a marcar los goles que ni Narváez ni Vada aportarán en el próximo mes por lesión.

Álvaro Giménez, Nano Mesa y Borja Sáinz, los tres puntas fichados por Torrecilla en verano para el Real Zaragoza
Álvaro Giménez, Nano Mesa y Borja Sáinz, los tres puntas fichados por Torrecilla en verano para el Real Zaragoza
LOF

Álvaro Giménez, Nano Mesa y Borja Sáinz... pasen al centro del escenario, por favor. Es su momento. Realmente, siempre lo fue. Han sido contratados para estar en el escenario y, además, con papeles principales, en ningún caso secundarios o figurantes. Pero es necesario llamarlos por megafonía, con nombres y apellidos, porque hasta ahora, en casi tres meses de competición, aún no han dado señales de vida en lo suyo, en el ejercicio de delanteros: esas cosas de marcar goles, dar pases de gol, generar jugadas que acaben en gol, participar en ataques que acaben en gol... Cuántas veces se repite la palabra gol en esta reiterativa enumeración, tantas como se echa en falta en la trayectoria del presente zaragocista. 

Hasta ahora, su pobre aportación al colectivo ha quedado difuminada, entre la escasez e inanición general de un Real Zaragoza que no carbura, porque dos de sus compañeros, el también atacante Narváez y el mediapunta -también recién fichado- Vada, han acaparado el 75 por ciento de los escuálidos 8 goles que ha logrado marcar por goteo el cuadro blanquillo en 12 jornadas: Narváez firmó 2 y Vada 4. Y estos dos protagonistas son, precisamente, los que provocan su llamada a filas de manera urgente y decisiva, su reclamo delante de los focos de todo el zaragocismo a partir de ya mismo. Porque Narváez y Vada se han lesionado. Su baja médica simultánea, para al menos tres semanas (cuatro partidos), obliga a buscar remedios, paliativos, sustitutos y parcheos a toda velocidad. 

Fueron fichados Giménez, Nano y Sáinz por Miguel Torrecilla el pasado verano para reformar casi por completo (con las aportaciones heredadas del pasado reciente del colombiano Narváez y del canterano Iván Azón, más la también novedosa llegada de Vada) la línea delantera de un Real Zaragoza raquítico en goles el año pasado que, por ello -entre otras cuestiones graves de práxis futbolística-, casi se fue a Segunda B. Su misión era, y es, dotar de gol, mucho gol, al equipo zaragocista, frase textual de Juan Ignacio Martínez 'Jim' en la pretemporada, cuando aún no conocía que ellos iban a ser los elegidos para tal encomienda. 

Y se ha alcanzado la última semana de octubre con el siguiente balance: Álvaro Giménez, cero goles; Nano Mesa, cero goles; y Borja Sáinz, un gol, de penalti. Ninguno ha podido jugar en los 12 partidos ya disputados de liga... algo imposible pues cuando fueron fichados por Torrecilla, ya en la recta final del mercado de agosto, el torneo ya había empezado. Giménez ha participado en 11. Sáinz, en 10. Y Nano, en 9.

Giménez acumula 568 minutos. Nano, 451. Y Sáinz, 349. No están siendo hasta ahora firmes en los planes de Jim, aunque su tendencia ha sido siempre favorecer su consolidación como titulares, según el proyecto de Torrecilla. Giménez y Nano jugaron de inicio en 6 partidos, mientras que Sainz solo lo hizo en dos. Y ninguno de los tres ha completado los 90 minutos jamás. Los números evidencian que su rendimiento está en las antípodas de lo que se soñó, se pretendió, se planificó en el área deportiva y directiva cuando se los eligió para abanderar en buena medida una delantera que salía escaldada de casos de ceguera absoluta ante el gol el año precedente, con los Toro Fernández, Vuckic y Alegría como históricos delanteros de nula aportación. 

Las lesiones simultáneas de Narváez y Vada dan la oportunidad a Álvaro Giménez, Nano Mesa y Borja Sáinz de reivindicarse, de poder decir a todo el mundo aquello de "esto no es lo que parece". Deberán estar apoyados por la segunda línea, donde los Adrián González, Bermejo, Francho o el desconocido Yanis también deberán salir de la oscuridad goleadora en la que se mueven, algo asimismo impropio de un equipo con aspiraciones. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión