Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Vada pide paso en el once del Zaragoza

El argentino, máximo goleador del Real Zaragoza con dos goles en apenas 66 minutos, podría ser una de las modificaciones tácticas de Juan Ignacio Martínez en Lugo. 

Valentín Vada, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Valentín Vada, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Francisco Jiménez

Valentín Vada, el centrocampista argentino que llegó al Real Zaragoza en el último día del mercado de fichajes, podría ser este domingo una de las modificaciones sustanciales en el once inicial de Juan Ignacio Martínez en Lugo. Vada es, con dos tantos en apenas 66 minutos de juego, el máximo goleador del equipo aragonés esta temporada. Sus dianas, en Fuenlabrada y Alcorcón, han supuesto, de hecho, cuatro de los seis puntos que acumula en su mochila el equipo en la sexta jornada. 

En este sentido, a pesar de que el pasado fin de semana erró una cristalina oportunidad ante la Real Sociedad B que pudo suponer la victoria, su aportación al equipo es de un peso sustancial, absoluto. El argentino ha anotado el 50% de los goles (el Zaragoza apenas suma 4 en 6 partidos) de la temporada, un registro que Jim está analizando al detalle en un grupo al que se le ha torcido la mira, especialmente en los últimos dos partidos. A pesar de que el preparador está satisfecho con el juego y el fútbol que desarrolla su equipo, durante la semana está estudiando diferentes alternativas para transformar esas sensaciones en victorias. 

Y ahí es donde emerge la figura de Valentín Vada. Su inclusión en el once, de hecho, ya fue una posibilidad que sondeó Jim hace una semana en las horas previas a la visita del filial de la Real Sociedad B al estadio de La Romareda. Como entonces, su entrada supondría una modificación táctica sustancial en la sala de máquinas del equipo. Hasta ahora, el Real Zaragoza se ha asentado normalmente sobre el campo con un esqueleto de 4-3-3, con Eguaras por delante de la defensa, escoltado por Zapater y Francho. Vada, en este sentido, es un futbolista que se adapta mejor a la mediapunta que al rol de interior. Aunque también ha jugado ahí, su posición ideal es detrás del delantero principal. 

Por eso, para ubicarle en su sitio predilecto, Jim podría virar el sistema hacia el 4-4-2 en rombo, sacrificando a uno de los extremos o delanteros (Nano Mesa, Narváez o Álvaro Giménez) o al 4-2-3-1, dejando entonces en el banquillo a uno de los centrocampistas (Eguaras, Zapater o Francho). Es esta disyuntiva, la de modificar o no el sistema que está funcionando en la generación masiva de ocasiones, la que tiene que resolver Jim en las horas finales de la semana para determinar si Vada finalmente se estrena o no como titular en el Anxo Carro de Lugo este domingo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión