Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Real Zaragoza: el gol como problema mayor

Los delanteros y los jugadores de segunda línea, en entredicho por su baja solvencia en un equipo que sí genera ocasiones. Tres goles en seis partidos suman las piezas atacantes del Real Zaragoza.

Narváez, en uno de sus disparos sin éxito ante la Real Sociedad B el pasado sábado.
Narváez, en uno de sus disparos sin éxito ante la Real Sociedad B el pasado sábado.
Toni Galán

Seis partidos de liga, 540 minutos de juego (sin computar los tiempos de aumento) y el análisis de los números, de las parcelas de juego del Real Zaragoza, ayuda a entender y ubicar en buena medida dónde radica el mayor de los problemas que tiene atascado al equipo de Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ en la zona baja de la clasificación. Es la ausencia casi total de clarividencia de sus futbolistas delante de las porterías rivales. Es digno de estudio el volumen de errores flagrantes de todos los rematadores que han gozado de opciones para anotar hasta ahora.

Una evidencia que, paradójicamente, convive con una realidad paralela, también indiscutible: las buenas sensaciones que ha emitido en muchas fases de sus enfrentamientos contra el Ibiza, Valladolid, Cartagena, Alcorcón, Fuenlabrada y Real Sociedad B. El cuadro zaragocista ha generado fútbol suficiente para haber sumado al menos el doble de los seis puntos que únicamente tiene en su haber, con un aluvión de acciones de gol apabullante en tramos concretos de sus duelos. Pero, justo ahí, surge la denuncia inevitable.

El foco principal del déficit se centra en los delanteros y en los jugadores que han de llegar al área desde la segunda línea, extremos, interiores y mediapuntas. Es decir, los que han de estar cada día más cerca del gol, misión suprema en cada partido de fútbol para obtener el triunfo. El equipo blanquillo solo ha marcado cuatro tantos en este tiempo, ya largo para que su cosecha sea tan insuficiente. Nadie ha marcado menos. Comparten el negativo récord Alcorcón, Leganés y Real Sociedad B. La insolvencia actual, porque no es algo casual sino ya reiterado, va más allá de la mala suerte o del burladero de las rachas. Parece asomar algo de impericia.

Loading...

Nueve futbolistas ha utilizado Jim en los puestos de ataque naturales en sus planteamientos. En punta, Narváez, Álvaro Giménez, Azón, Nano y, puntualmente el primer día, el filial Puche. En la segunda línea, Bermejo, Sainz, Vada y Adrián González. Cuando esté apto, también entrará ahí el último fichaje, el extremo panameño Yanis, inédito hasta hoy.

Entre todos ellos acumulan 1.791 minutos sobre el terreno de juego. Casi 30 horas si se suma el trabajo individual de cada uno. Narváez ha jugado 536 minutos, todos menos cuatro. Álvaro Giménez le sigue con 316. Bermejo está en el podio, con 296. Detrás, asoman Nano (191), Azón (179) y Sainz (164). De un modo más residual, Jim ha buscado el gol con Vada (70 minutos), Adrián (30) y Puche (9).

En este largo periodo, entre todos ellos solo han marcado tres tantos (el cuarto es de Eguaras, un centrocampista). Uno, de penalti (Vada en Fuenlabrada); otro, en un regalo de un defensa rival (Vada en Alcorcón, tras fallo grueso de Bellvís); y el último, oficialmente de Narváez a la Real Sociedad B, fue en puridad en propia puerta del defensor Arambarri.

Corta es, por sí misma, la rentabilidad de la escuadrilla atacante del Real Zaragoza. Pero se agrava más la percepción cuando se coteja con las ocasiones de gol generadas, 42 en este grupo (otras más fueron de los medios o los defensas). Narváez ha tenido 21 opciones claras de gol, la mitad, con un solo acierto (y con ayuda ajena). Nano ha marrado las seis que ha tenido cerca del portal rival, una en Fuenlabrada increíble. Azón ha hecho lo mismo con sus cinco posibilidades nítidas de marcar, aquella de Valladolid al palo, histórica por inexplicable. Bermejo ha tirado a la basura cuatro disparos con marchamo de gol. Sainz, dos. Y, en el final de esta parte del análisis, hay dos jugadores singulares. Uno en positivo, Vada, que en tres ratos, ha tenido tres ocasiones y ha convertido en diana dos (la que falló ante la Real B el sábado, eso sí, fue gigantesca). El otro, en negativo: Álvaro Giménez, el segundo que más minutos ha pisado el césped, solo ha tenido una pelota de gol a su alcance, la chilena fallida de Fuenlabrada. Un bagaje, en su caso, pírrico y de nulo recibo para un ariete senior.

Solo cinco de estos jugadores han sido titulares en los planes de Jim hasta ahora: Narváez (siempre), Giménez, Bermejo (cuatro partidos ambos), Nano y Azón (dos cada uno). Tal vez de su mejor mezcla surja alguna solución. El tiempo, pronto, dirá cuánto tiene que ver la calidad, la fortuna o la confianza en esta sequía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión