Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Decepción con Peybernes: puede plantar al Real Zaragoza y fichar con el Málaga

El defensa central francés, que jugó en el equipo aragonés la segunda vuelta de la pasada liga, tiene un pacto verbal con Miguel Torrecilla desde junio y el club zaragozano lleva esperándolo dos meses.

Mathieu Peybernes, con la camiseta y el dorsal 4 del Real Zaragoza en la pasada liga. La imagen, pese a estar prevista su continuidad, no se repetirá más.
Mathieu Peybernes, con la camiseta y el dorsal 4 del Real Zaragoza en la pasada liga. La imagen, pese a estar prevista su continuidad, puede no repetirse más.
Javier Belver

Hay aviso de terremoto interno en el seno del área deportiva y del vestuario del Real Zaragoza desde primera hora de la tarde de este sábado, 31 de julio: Mathieu Peybernes, el defensa central de 30 años al que Miguel Torrecilla, director deportivo, lleva esperando desde el 1 de junio, ha podido dejar plantado de improviso al club zaragocista y, tras rescindir su año de contrato que le restaba con el Almería, en vez de fichar en propiedad con el cuadro aragonés -como había pactado verbalmente- se tiene la sospecha de que se ha comprometido con el Málaga, también equipo de Segunda División. 

Todavía no es oficial esa contratación de Peybernes por el club malacitano, pero en el Real Zaragoza comienzan a dar al jugador por perdido después de haber estado aguardándolo durante dos meses, desde que concluyó la pasada temporada el 30 de mayo. La noticia, anticipada ya en los medios de comunicación locales de Málaga (la Cadena Cope lo adelantó), cayó como una bomba en los despachos zaragocistas, cuyos ejecutivos habían regresado de la concentración del equipo en Murcia de madrugada. Tanto Torrecilla como el entrenador, Juan Ignacio Martínez 'Jim', tenían la seguridad, basada en la palabra de Peybernes, de que el galo acabaría recalando en el Real Zaragoza una vez solucionara lo más peliagudo del caso, que era romper el contrato con el Almería y ser capaz de llegar a coste cero o similar al club blanquillo. Durante la tarde sabatina se está en proceso de digerir el sapo que supondría esta bofetada de Peybernes y el análisis que se hace del episodio no dejaría en buen lugar al futbolista. Falta de seriedad, escasa sinceridad al emitir sus mensajes al Real Zaragoza en las últimas horas, son algunas de las evaluaciones primeras que se hacen de la incidencia mientras se concreta. 

Peybernes llevaba todo el verano manifestando -incluso públicamente en algún caso- su preferencia por Zaragoza, tanto por su criterio como futbolista como, sobre todo, por el de su familia, que quedó encantada, al parecer y según sus palabras, por la calidad de vida de la ciudad, por el colegio francés de sus hijos... que también posaron en las redes sociales recientemente con camisetas del Real Zaragoza, un guiño que se entendió como definitivo para contar con el defensor en los planes de Torrecilla y Jim en un futuro próximo. Nada de eso, finalmente, tendría el suficiente peso específico para 'Pey', como es conocido en el entorno del grupo, si finalmente ficha por el Málaga. El "hasta pronto" con el que concluía su despedida de la temporada antes de las vacaciones, un comunicado que colgó también en sus medios propios de internet, tiende a ser un "hasta nunca" tras lo que está trascendiendo en las últimas 8 horas. 

Cierto es que la rescisión del contrato de Peybernes con el Almería no iba a salirle gratis al francés. Asumido estaba. Y eso ha podido pesar lo suyo en el este sospechado cambio de pareja final del defensor. La propiedad de la SAD almeriense, con el saudí Turki bin Abdulmohsen bin Abdul Latif Al-Sheikh, consabido asesor de la Corte Real del Reino de Arabia Saudita con el cargo de Ministro (que no 'jeque', como se le conoce en el acervo popular), no iba a dejar marchar al jugador poniendo números rojos en el balance de su contabilidad como sociedad. O, al menos, nunca pensó en ofrecer un finiquito que le rascase las arcas a la entidad andaluza. Si Peybernes quería irse, él debía comprar, en buena medida, su libertad, renunciando al año de contrato en vigor o, en cualquier caso, pactando con su equipo receptor alguna contraprestación a futuro

El Real Zaragoza no está para dispendios y Peybernes y sus agentes lo saben desde principios de junio. La condición era que viniese a coste cero. Si el Málaga, de por medio, ha podido aliviar económicamente el problema del central francés, ahí radicaría gran parte de la decisión final de Pey de dejar en la mesa de los ejecutivos zaragocistas un gorro vikingo y acudir a Málaga para proseguir su carrera futbolística. Poderoso caballero es don dinero. Mucho más, en el fútbol moderno, fútbol negocio, fútbol industria. Un euro es un euro. Y más si hay que repartirlo entre varios. 

De este modo, después de dos meses aguardando a Peybernes para cerrar el cuarteto de centrales del primer equipo junto a Jair, Francés y el regresado Clemente (estuvo cedido el año pasado en el UD Logroñés) para ocupar la plaza de Atienza, al que se dio la baja, el Real Zaragoza puede verse obligado a buscar una alternativa B que no estaba en sus planes principales. Si se consuma lo que se teme, que Peybernes sea jugador del Málaga inminentemente, lloverá más trabajo de hondura para Torrecilla quien, precisamente, fue el valedor y mentor de Peybernes el año pasado a su llegada en Navidad, pues ya lo había traído de Francia al Sporting de Gijón y formaba parte de su núcleo de confianza. Confianza que Peybernes habría traicionado contra todo pronóstico. La certificación a lo que en el Zaragoza ya se empieza a dar por hecho llegará en cuanto el Málaga anuncie su fichaje oficialmente. Mientras tanto, sorpresa, estupor y decepción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión