Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Azón sigue llamando a la puerta de la titularidad del Real Zaragoza

Frente al Sporting, en un cuarto de hora, el canterano generó más peligro que Alegría durante el resto del duelo.

Juan Ignacio Martínez observa el paso de Iván Azón, Peybernes y Chavarría en el entrenamiento previo al viaje a Málaga.
Juan Ignacio Martínez observa el paso de Iván Azón, Peybernes y Chavarría en el entrenamiento previo al viaje a Málaga.
Toni Galán

Iván Azón, en 15 o 20 minutos, genera más que el resto de delanteros. Da igual cuando lo leas. El zaragocismo sigue esperando la titularidad del canterano mientras Jim apuesta por Gabriel Fernández y Álex Alegría. Solo el técnico de Torrevieja conoce la razón por la que continúa alineando a estos últimos. Lo demás son suposiciones. Deducciones extraídas de lo visto en los partidos, del análisis de esa hora y cuarto en la que apenas pasa nada arriba y de la recta final en la que, de una forma u otra, Azón suma.

Frente al Sporting, en un cuarto de hora sobre el terreno de juego, el joven delantero remató tantas veces a portería (una) como Alegría en 75 minutos. Y ese disparo, desde fuera del área tras control y giro de ariete puro, vino precedido de otro remate de cabeza que se fue arriba por poco. Fueron las dos únicas acciones ofensivas que levantaron a los seguidores zaragocistas de su acomodo en el sofá. Esto se traduce en que, si pudieran llenar el estadio, Jim tendría que sobrellevar una presión mayor de la que ya asume con aplomo.

Cada vez que se le pregunta por el canterano, Jim reconoce sus méritos e irradia un espíritu proteccionista que el seguidor no acaba de comprender. Al zaragocista ya no le extraña ver el casillero de goles del Fernández o Vuckic vacío, pero sí que Azón no cuente con más minutos a pesar de su juventud, a pesar de que se tiene que ir formando progresivamente.

El aficionado no atiende a los merecimientos de la semana ni a cuestiones internas, alejadas de lo puramente futbolístico. El aficionado valora únicamente lo que sucede durante el partido. El aficionado ve que Iván Azón genera remate y ofrece más variedad de recursos que un Álex Alegría que sufre demasiado alejado del área.

En el duelo ante el Sporting, de riesgo mínimo y pocas llegadas a portería, el extremeño se dedicó a bajar balones de espaldas y bregar contra los defensas contrarios; pero su aportación ofensiva, aún teniendo en cuenta el fútbol control practicado por el Real Zaragoza, fue muy escasa. Su único remate entre los tres palos fue blando, cómodo para Mariño, y con el paso de los minutos fue diluyéndose hasta ser sustituido.

Ya con el enérgico Iván Azón en el terreno de juego, el Real Zaragoza tuvo más variantes en la salida directa de balón y presencia en campo contrario. No deja de correr, de tirar desmarques, y va al balón de verdad, creyendo, como en el gol que hace dos semanas trajo la victoria contra el Almería.

En aquel duelo contra los andaluces, el Zaragoza solo chutó tres veces a portería. En los dos últimos, frente al Girona y el Sporting, este registro se ha reducido a uno y dos remates respectivamente, plasmando una vez más las dificultad rematadora de un conjunto que durante la temporada ha vivido de los goles de un Juanjo Narváez que ahora acumula cinco encuentros sin marcar y más pendiente de las labores defensivas que de mirar a puerta.

El Real Zaragoza solo ha perdido uno de los últimos siete partidos habiendo marcado cinco goles, lo que vaticina cuál es el camino hacia la permanencia. A estas alturas de la temporada, es complicado variar la capacidad anotadora. Jim lo fía todo a la solidez defensiva mientras reserva a Azón como la última bala en la recámara.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión