Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Fuenlabrada-Real Zaragoza: ganar, correr y no mirar atrás

El equipo aragonés visita este lunes (21.00) al rocoso Fuenlabrada, que sufre para ganar en su campo, con la obligación de sumar. Jim retocará el once inicial en busca de revulsivos tras la renacida sensación de dudas y miedos.

Zapater, el capitán del Real Zaragoza, habla a sus compañeros al inicio del último entrenamiento previo al viaje a Madrid, este domingo por la tarde.
Zapater, el capitán del Real Zaragoza, habla a sus compañeros al inicio del último entrenamiento previo al viaje a Madrid, este domingo por la tarde.
Guillermo Mestre

El Real Zaragoza cierra en la noche de hoy lunes la jornada 33ª de la Segunda División en Fuenlabrada, localidad del sur de Madrid de 195.000 habitantes, en su pequeño estadio Fernando Torres. No es un colofón cualquiera, aunque se asemeja, por horario intempestivo (las 21.00 de un lunes laboral) y por la presión de ser el último de la fila en el conocimiento de los resultados, a tantas y tantas otras jornadas precedentes. Es un partido singular, porque la liga ya huele a su fin y el Zaragoza tiene todos sus deberes por hacer. Tarea de órdago a la grande, de la que depende su futuro como SAD. A los zaragocistas les falta sellar la permanencia tras un año nefasto y eludir el descenso a Segunda B. Casi nada.

Se inicia hoy la cuenta atrás desde 10, mítico invento cinematográfico de Fritz Lang que la NASA hizo común a la humanidad en la época de eclosión de los cohetes, satélites y demás aparatos lanzados al espacio por el ser humano. Cuando esta cantinela llegue al cero, el próximo 30 de mayo, los números deberán cuadrarle a Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ y a sus muchachos. Y el problema es que trabajan a ciegas. No saben hasta cuánto han de llegar a acumular, no se conoce el ras vital necesario. Se trata de ganar, correr y no mirar atrás. Una huida a la desesperada en toda regla. Y, así, día a día.

Hoy en Fuenlabrada. El domingo que viene en La Romareda contra el poderoso Almería. El siguiente, en Girona... Una carrera explosiva de la que nadie se puede escaquear y cuyo éxito está en manos, en un porcentaje importante, de terceros. Porque el número de puntos que sirva como pasaporte para la salvación del desastre que amenaza lo van a establecer otros: los diversos colegas de agonía en el fondo de la tabla.

De lo que sean capaces de sumar los que hoy, aún, están por debajo del apurado Real Zaragoza, dependerá el éxito de los aragoneses en su complicado caminar en esta retrocuenta de 10 hasta cero, en los 50 días de vigencia que le quedan a la liga 20-21. El aviso para navegantes, que ya viene torcido para los zaragocistas en las últimas jornadas por la reacción de muchos de los implicados con él en el asunto del descenso, lo dieron el sábado el Logroñés y el Castellón al unísono: ganaron sus partidos, sumaron de a tres y, de un solo salto, atropellaron al Zaragoza para pasarlo en la clasificación.

Ese es el valor de mercado de la victoria de aquí al final. Oro en lingotes, divisa nacional. Ganar es vivir. No hacerlo, lo contrario. El tiempo de las excusas, los burladeros, las anteojeras y las poses positivo-optimistas de bienquedar han quedado derogadas por la pura y dura realidad de las cosas.

Esta noche de lunes en Madrid Jim hará cambios en el equipo. No dijo ni cuántos, ni quiénes. Pero los hará. Es la derivada de los dos patinazos serios que han supuesto los recientes empates ante Logroñés y Cartagena, a los que no supo doblegar un raquítico Real Zaragoza que da muestras de miedos, impotencias y excesos de responsabilidad mal asumidos por algunos.

En frente estará un rival tosco, más eficaz fuera de casa, que sufre para ganar en la suya este año. Cierto es que goleó a vicelíder, el Mallorca (4-1) hace una semana, pero antes acumuló 15 partidos seguidos sin oler un triunfo en el Fernando Torres, cinco meses, una barbaridad (12 empates y tres derrotas). Hoy, además, tienen las bajas de su mejor hombre, Nteka; de su goleador más ágil, Pinchi; su capitán, Iribas; y el extremo Feuillassier. Es momento de aprovechar estos factores. No queda tiempo para más remoloneos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión