Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Real Zaragoza-Alcorcón: media vida en juego

El equipo aragonés recibe este lunes en La Romareda al Alcorcón (21.00), penúltimo en la clasificación, en el crucial partido que pone fin a la jornada 26ª de la liga de Segunda División.

La plantilla del Real Zaragoza, en el último entrenamiento de la semana en la Ciudad Deportiva.
La plantilla del Real Zaragoza, en el último entrenamiento de la semana en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

En plena maniobra de huida a la desesperada de la zona de descenso a Segunda B, el Real Zaragoza afronta esta noche (21.00) una cita crucial, un combate parcial lleno de relevancia estratégica en la misión de Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, el guía que ha sacado al equipo de la última posición en dos meses de importante labor mental y futbolística. Visita La Romareda el Alcorcón, el penúltimo clasificado, un igual desde septiembre. O sea, un rival histérico, afectado de lleno por el pavor que genera ya, a estas avanzadas alturas de la liga, verse ahí abajo, sin margen de error, cautivo de mil trampas y con infinidad de obligaciones para tratar de evitar la perniciosa caída al infierno que son los extramuros del fútbol profesional, al piso inferior.

El partido, por sí solo, es de muy alto rango para ambos equipos. Y, si se añade a su evaluación previa lo acontecido en el fin de semana con los resultados de los otros implicados en el lío de la zona baja de la tabla, aún aumenta –notablemente– el grado de repercusión en el futuro próximo. Porque la escuadrilla de los agobiados ha tenido un mal momento al unísono.

Perdió el Castellón, colista, por 2-1 en Gerona. Y también lo hizo el Albacete, antepenúltimo, en su campo ante el Sporting de Gijón, por 0-1. Y, asimismo, patinó del todo el Cartagena, cuarto por la cola y en zona letal, al caer 2-0 en Las Palmas. No se libró de esta estación horríbilis el otro fijo en la selva de la muerte, el Sabadell, derrotado por 1-0 por el Espanyol.

Hoy, en La Romareda, es imposible que pierdan los otros dos componentes de este bloque que pone fin a la clasificación desde que todo empezó. Juegan uno contra otro Real Zaragoza y Alcorcón. Con el envoltorio descrito, quien sea capaz de ganar en la fría noche zaragozana (se espera ambiente invernal) dará un respingo muy visible en el ranquin. En especial, si el atinado es el Zaragoza, que arrancó esta 26ª jornada que hoy concluye con tres puntos de ventaja sobre el Alcorcón.

O sea, un triunfo de los de Jim es hoy sinónimo de abrir una brecha de 5 puntos sobre el ras del descenso (lo marcará el Cartagena, con 25). Supondría dejar por detrás al Albacete a 6 de distancia, y al adversario del día, el Alcorcón, a 7 más el ‘golaverage’, de facto, pues, a 8. Y, como guinda, abrir esa misma brecha con el último, el Castellón. Es decir, palabras mayores. Muy gruesas.

Estamos ante 90 minutos de una importancia superlativa para el Real Zaragoza. Sin temor a ser exagerados, este puede ser –de ganar, tal vez lo sea– el momento decisivo de la temporada. Ese giro de timón, en años de colmillo torcido y afilado, en el que se logra abandonar la deriva y se encuentra el rumbo de la serenidad para escapar de la tempestad in extremis.

Unos cuantos capítulos antes, en guerrillas precedentes de perfil similar, el Real Zaragoza no pudo cumplir con su objetivo y falló: aquellas derrotas en Albacete, Castellón... en menor medida, los insuficientes empates de Cartagena y Sabadell. Hoy no caben este tipo de rendimientos. Hoy el presente de la liga pide mayor solvencia, el acierto pleno. Si no se diese, el panorama no se aclararía de la manera descrita y, por el contrario, tendería a enturbiarse al ser el beneficiario un rival directo. Ya se ha pasado por esa sensación y, a decir verdad, no es nada agradable ni recomendable.

Cristian sí, Sanabria no

Cristian Álvarez, como estaba previsto, regresa a la portería del equipo tras dos jornadas de baja por una rotura muscular en el gemelo de la pierna derecha. El argentino ha superado su daño y ya está en condiciones de volver a ocupar su sitio bajo los palos. En sentido contrario, son llamativas ausencias entre los 23 citados por Jim tanto el centrocampista uruguayo Sanabria como e extremo italiano Zanimacchia.

El charrúa, que debutó de manera fugaz el último día, parece ser que sufre una lesión, que le ha impedido entrenarse con normalidad en las últimas sesiones. Fue Jim quien, en su rueda de prensa del sábado, dejó una leve pincelada de este problema que, públicamente, no ha contado con parte médico alguno desde el club.

Por su parte, Zanimacchia es en esta ocasión el elegido por Jim para quedarse en la grada sin vestirse de corto por razones técnicas. Días antes lo fueron Larrazabal y Vuckic. Una clara señal del rol de este trío en la actualidad. No se esperan cambios en el once inicial base del entrenador alicantino.

Etiquetas
Comentarios