Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Álex Alegría: "Tengo la seguridad de que voy a marcar goles, espero que muchos"

El nuevo delantero centro del Real Zaragoza, que llega cedido desde el Mallorca, confía en su personalidad y asegura que está preparado para ayudar a solucionar los severos problemas en ataque que tiene el equipo.

Álexander Alegría, este miércoles, posa para HERALDO antes del entrenamiento en La Romareda.
Álexander Alegría, este miércoles, posa para HERALDO antes del entrenamiento en La Romareda.
Toni Galán

Llega a Zaragoza sabiendo lo que se le pide y lo que se espera de usted: gol, mucho gol para un equipo carente de gol.

Es evidente que el equipo está teniendo ese problema este año. Por lo que sea, las ocasiones no terminan de entrar después de muchas jornadas y yo vengo con enormes ganas de ayudar y de serle útil al Real Zaragoza a base de goles. Es mi misión en el campo como delantero centro y lo lograremos.

Es usted un delantero centro a la antigua usanza: alto, fuerte, de área, de remate de primeras, ya sea con la cabeza o con los pies. Últimamente, rara avis del fútbol.

Sí. Sobre todo soy un delantero que está siempre atento a todos los centros laterales, a ver si cae algún balón suelto dentro del área para enchufarlo dentro. Un ‘9’ de los de siempre.

¿Mejor por alto o por abajo?

Más o menos igual, digamos 50 y 50 por cien. Me gusta rematar con todo, no tengo preferencias.

¿Considera que la evolución del fútbol moderno le ha perjudicado en su posición de ariete puro, que ese delantero de área, grande, ha caído en desuso?

Esto depende siempre de las tácticas que los entrenadores quieran emplear. Es verdad que ha habido una moda que ha llevado a jugar sin delantero centro puro a muchos equipos, pero eso no creo que se sustente por mucho tiempo. Yo considero primordial, sobre todo en Segunda División, tener un ‘9’, un delantero de área, rematador nato, que te aguante la pelota, que le dé oxígeno al equipo en ataque, que sea una referencia por alto en el remate.

Defiende lo suyo con fuerza.

Claro. Yo no entiendo el fútbol sin un delantero centro de área. Ha de haber siempre alguien arriba del todo que vaya bien de cabeza y que pueda acabar las jugadas con un chut a puerta, alguien que fije a los defensas rivales. Es mi modo de entender una delantera.

España ganó un Mundial y Eurocopas sin un ‘9’ de ese perfil, con el llamado ‘falso nueve’. ¿Ahí pudo empezar a devaluarse el puesto en el fútbol español?

Bueno, bueno... creo que eso solo se da una vez en la vida, lo de ganar algo tan grande sin un delantero centro. Pero, ojo, que al final también hubo que recurrir a Fernando Llorente para desatascar determinados partidos, en los que fue clave un ‘9’ potente. En un equipo hay que tener de todo.

El zaragocismo, seguramente, firmaría a ciegas que diera de aquí a mayo el mismo rendimiento que el año pasado ofreció en Almendralejo: 6 goles y 9 puntos sumados a través de ellos.

Sí, sí. Yo espero marcar goles y que, con ellos, el equipo gane puntos. No me gusta anotar goles inútiles en derrotas. El año pasado en el Extremadura, en lo particular, me fue muy bien aunque, al final, al equipo no le dio de sí para salvarse. Marque goles que fueron victorias ante el Lugo y el Mirandés. Y fuera de casa, todos en los últimos minutos, hice goles para empatar en Vallecas (1-1), en Huesca (2-2) y en Fuenlabrada (1-1). Me sentí bien, importante. Esto es clave para un delantero: confianza.

Después de unos años difíciles, su reto ha de ser aún recuperar el nivel que dio en el Numancia en la liga 15-16, donde jugó todo y anotó 14 goles.

Si estás en un sitio adecuado, con un entrenador que te valora y con unos compañeros con los que casas bien, es fácil marcar esa cifra de goles e incluso más. Si, por el contrario, pasas medias temporadas en un lugar y luego en otro, todo se complica. Yo tengo esperanzas en que en Zaragoza encuentre todo eso que es necesario para marcar goles con frecuencia. Debo conocer cuanto antes a los compañeros y que ellos me conozcan a mí. Es lo principal ahora.

El último día, ante la Ponferradina, tiró varios desmarques que no fueron leídos por los pasadores. Faltó compenetración con usted.

Es normal. Llevo muy poco tiempo. Conozco a varios compañeros, de haber jugado en contra, pero nada más. Falta trabajo para alcanzar ese ‘feeling’, pero irá deprisa, seguro. Además, yo tengo que coger el ritmo de juego de 90 minutos, pues llevo meses sin hacerlo. El viernes, en la segunda parte, sentí algo de estrés competitivo, me desgasté el doble de lo necesario para nada. No ha de repetirse.

En Albacete, en su breve debut, cabeceó al larguero. Ante la Ponferradina, erró un remate a bocajarro. No es convientente tardar en anotar el primero para evitar psicosis. Bastante de eso hay ya en este equipo.

Yo no tengo problemas con esto. Nunca me ha podido la presión. Tengo la seguridad de que voy a marcar goles. Espero que muchos. Tengo confianza en mí mismo. Soy fuerte mentalmente.

Torrecilla lo llevó al Sporting de Gijón y ya lo conocía del Betis. Ahora ha sido clave de nuevo para su llegada al Real Zaragoza.

Él ha confiado siempre en mí y yo le he dado rendimiento. Si no le hubiese respondido, esa relación no hubiera seguido adelante. Si me ha llamado para venir aquí es por algo. Volveré a responderle.

En el Betis, de cuya cantera salió, intentó asentarse en Primera División... pero eso para un delantero centro local es, hace años, una misión casi imposible.

Ficharon delanteros de mucho dinero, gente que venía para jugar. Sabía que lo iba a tener crudo y así fue. Vi que me daban pocos minutos y decidí irme al Levante. Una lesión grave de rodilla me paró en seco ese año. Y vuelta a empezar. Esto es así. Aún tengo 28 años.

Desde que la Sentencia Bosman llenó de extranjeros las plantillas, los delanteros españoles son especie en extinción en la mayoría de equipos en la élite.

Es muy caro encontrar un espacio en las plantillas. Es verdad. Cada club mira lo suyo, sobre todo en el apartado económico, y resulta más difícil que hace 20 años hacia atrás que los puntas españoles gocemos de puestos en los equipos de Primera. Así está el fútbol.

¿Cree que el Real Zaragoza llegará a tiempo de no sufrir para salvar la categoría?

Sí, sí, sí. Aquí hay buen equipo. Pero cuando un año empieza mal, los goles no entran de ninguna manera... parece de repente que se va a acabar el mundo. Son las dinámicas. Con la llegada del nuevo míster, Juan Ignacio Martínez 'Jim', parece que esto está cambiando. Lo vamos a lograr, que todo el mundo crea.

¿Que les dice a sus colegas de delantera que aún no se han estrenado ante el gol este año?

Que tengan la cabeza arriba, que sean positivos. Yo confío en ayudarles. Veo señales de que van a venir muchos goles desde ya.

No menos de tres veces, con anterioridad a esta, el Real Zaragoza valoró el fichaje de Alegría. ¿Por qué ahora ha sido que sí y antes fue que no?

Lo que yo sé es que el Zaragoza preguntó por mi situación, pero nunca llegué a negociar en firme. Fueron contactos, sin más. Esta vez, yo he querido venir y salir de Mallorca. Quiero jugar 90 minutos, no pequeños ratos. Y, si encontrara aquí mi sitio, llego con vocación de seguir más tiempo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión