Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Baraja: "Hemos visto un Real Zaragoza con ritmo, intensidad y una identidad"

El entrenador del Real Zaragoza, a la conclusión del amistoso ganado por 1-0 al Girona en La Romareda, salió satisfecho de la aplicación de sus futbolistas por primera vez desde su llegada

Rubén Baraja, de pie, da instrucciones a los jugadores del Real Zaragoza junto a sus ayudantes, Poblaciones y Rodríguez.
Rubén Baraja, de pie, da instrucciones a los jugadores del Real Zaragoza junto a sus ayudantes, Poblaciones y Rodríguez.
Oliver Duch

Rubén Baraja salió en la noche de este sábado de La Romareda con la satisfacción y el alivio de haber disuelto, en 90 minutos de buen juego ante el Girona, las preocupantes sensaciones que el nuevo Real Zaragoza que dirige emitió ante el Getafe y el Nástic de Tarragona. 

Aquellos amistosos previos de los últimos siete días (saldados con derrotas por 0-2 y 1-0, respectivamente) habían puesto al zaragocismo en alerta por la falta de gol, la ausencia de creatividad y por la blandura defensiva. Sabía el pucelano que, de repetirse ayer algo parecido, el equipo hubiera llegado al sábado frente a Las Palmas, en el inicio real de la liga, con innumerables sospechas a su alrededor respecto del nivel de su fútbol.

«Este último amistoso nos deja las sensaciones que buscábamos de algún modo, por encima del resultado, que siempre digo que es anecdótico a estas alturas. Queríamos ver ritmo, intensidad, todo lo que queremos llevar a la práctica del equipo en la competición. Y eso se ha dado», comenzó destacando Baraja.

«Creo que la primera parte ha sido de muy buena cadencia de juego y hemos generado ocasiones de gol, dos claras para habernos puesto antes por delante. Los jugadores han de ir liberándose de la carga de trabajo de pretemporada y eso ha empezado a notarse. Y eso que teníamos en frente a un gran rival», prosiguió en su relato sobre lo que acababa de suceder en la vacía Romareda.

Baraja, por primera vez en esta anormal pretemporada, se iba a casa con una alta dosis de alegría por los resultados obtenidos por el equipo sobre el césped del estadio municipal. «Hemos visto que el equipo está empezando a tener ya señas de identidad propias. Sabemos que nos queda aún mucho trabajo por delante, pero hacer un buen partido en un día tan importante, a una semana de empezar la liga también en casa, es algo muy positivo», ponderó con un rostro mucho más alegre que en los episodios precedentes.

La peculiar y breve pretemporada se acaba

Rubén Baraja quiso explicar con mayor énfasis cuáles eran los parámetros evaluativos que más importancia van a tener en las próximas horas en el cuadro técnico, una vez se examine bien la aplicación del Real Zaragoza al juego táctico en la tarde de ayer. No en vano, el equipo, con numerosas caras nuevas y, además, con el agravante de las lesiones que están dejando a muchos futbolistas fuera de la rueda de estos escasos amistosos de entre ligas, va a llegar a la nueva temporada 20-21 con la mitad del tiempo recomendable para ejecutar una pretemporada ordinaria. Todo es muy extraño.

«Es evidente que la preparación que llevamos es corta. No es excusa. Es una realidad. Por eso este partido contra el Girona era una cita que para nosotros iba a ser una referencia muy relevante. Competíamos contra un adversario que lleva trabajando prácticamente los mismos pocos días que nosotros. Por ello, además del triunfo en el marcador, las conclusiones son positivas asimismo en el apartado físico. Nos ha servido para ver el nivel que tenemos, la capacidad de la que disponemos para repetir esfuerzos, para darle continuidad y concentración al juego», subrayó el preparador zaragocista.

La pretemporada de los blanquillos, aún con la plantilla por cerrarse tanto en lo que respecta a fichajes como, sobre todo, en cuanto a salidas de las piezas con las que no se cuenta por diversas razones, se ha saldado con este triunfo y dos derrotas, con un gol a favor y tres en contra. A partir de ahora, se acabarón las pruebas inertes. Lo que viene ya trae puntos en disputa.

«Este partido, con el nivel que ya tenía, nos va a ser útil para tratrar de jugar ante Las Palmas el sábado que viene con una versión adecuada a lo que piden las circunstancias. Esperamos aprovechar la semana que tenemos por delante para terminar de poner a punto esas cosas que ya hemos visto en positivo ante el Girona», deseó en voz alta Baraja.

Etiquetas
Comentarios