Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Nieto: "No tiene que cambiar nada en esta fase ilusionante. Naturalidad"

El lateral zurdo canterano expone el modo cabal con el que el vestuario del Real Zaragoza vive el crecimiento del equipo hacia la cabeza de la clasificación y el anhelado ascenso.

Nieto, a la izquierda, en la fase inicial del último entrenamiento del Real Zaragoza con el resto del grupo.
Nieto, a la izquierda, en la fase inicial del último entrenamiento del Real Zaragoza con el resto del grupo.
Raquel Labodía

Carlos Nieto, lateral izquierdo canterano del Real Zaragoza, ejerció de portavoz de un ilusionado y cauteloso vestuario blanquillo en la mañana de este miércoles. El aragonés transmitió mesura, pocas pulsaciones cardiacas, sosiego ambiental. Nadie quiere destilar un solo átomo de euforia de dentro hacia fuera. Eso lo dejan para la afición.

A nadie escapa que el Real Zaragoza, segundo en la clasificación tras una segunda vuelta sobresaliente (está aún invicto en ocho partidos ya dirimidos) y a un solo punto del líder, el Cádiz, es en estos momentos en equipo que impacta en la Segunda División, el bloque que asusta y que, por méritos propios, se ha erigido en favorito número uno para ascender a Primera en mayo. 

"Vivimos la actual situación de ilusión general con naturalidad. Lo que nos ha llevado a estar así es la unidad del grupo, tanto en las rachas buenas como en las malas, que las hemos tenido. El mecanismo va a ser seguir trabajando como siempre e intentar aprovechar que, ahora, estamos en un gran momento para lograr cuantas más victorias mejor", describió Nieto con discurso sereno. No es una pose. Es un mandato grupal. Un consejo de Víctor Fernández y su equipo técnico. 

Pasar de vivir más de seis años de calvario en Segunda a ostentar la vitola de gran favorito es un proceso de riesgo para muchos protagonistas. Saber administrar ese papel en la película de una liga como la de plata en España se antoja clave en los próximos 13 partidos, los últimos de la liga regular que restan para dar forma a la clasificación final. Y en eso está la plantilla. En no confundir sentimientos, ánimos y elucubraciones. 

"No tiene que cambiar nada. Naturalidad. Tenemos una identidad. Una forma de jugar. No debemos modificar nada de lo hecho hasta ahora", subrayó de nuevo Nieto en su rueda de prensa. Contundente y transparente mensaje.

"La afición nos transmite fuerza. Pero en el vestuario somos gente humilde. Sabemos lo que nos ha costado llegar hasta aquí. Es evidente que estamos contentos con la última serie de resultados y, sobre todo, con el apoyo de nuestra gente. Pero no debemos pensar en otra cosa que en seguir sumando puntos, a ser posible de tres en tres. Eso es lo que nos va a llevar a lo más alto, lo que nos permitirá soñar con todo", añadió a su dibujo de situación el '17' blanquillo. 

El grupo está actuando con inteligencia, midiendo cada paso que se da en lo íntimo y en lo público. El primer tramo de la liga acabó el 22 de diciembre en Huesca con una derrota por 2-1 (la última de las únicamente seis sufridas en todo el curso por ahora). Y hubo un antes y un después de ese hito en la competición. Se marcharon cinco piezas (Pombo, Papunashvili, Lasure, Bikoro y Grippo), han llegado cuatro nuevas (Pereira, El Yamiq, Torres y Burgui). Y los marcadores cosechados han concatenado una dinámica fabulosa: cinco triunfos y tres empates, 18 puntos sumados de 24 disputados. Y, además, no ha ido en ningún momento por detrás en el marcador en este periodo del torneo.

"Hemos aprovechado muy bien el parón de Navidad. Empezamos muy fuertes el nuevo año y las sensaciones son muy buenas. Defensivamente, el equipo tarda en encajar goles. Y, arriba, tenemos gente con mucho gol que nos hace llevarnos los partidos", resumió al mínimo común múltiplo los fundamentos del cambio positivo experimentado para bien en la plantilla reinventada y matizada por Víctor Fernández desde que arrancó enero. 

Etiquetas
Comentarios