Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Una delantera en cuadro

Las bajas de Dwamena y Pombo dejan muy mermado el ataque, con Suárez como única referencia. Víctor Fernández, que no ha contado con Linares, vigila de cerca a Baselga, del Deportivo Aragón.

Víctor Fernández, pensativo, en un entrenamiento reciente del Real Zaragoza.
Víctor Fernández, pensativo, en un entrenamiento reciente del Real Zaragoza.
Francisco Jiménez

En poco más de una semana, a Víctor Fernández se le han desbordado los problemas en la delantera. El reparto de rangos, roles y petos que tenía asignado el preparador aragonés hace solo dos jornadas ha saltado por los aires, de cuajo, en apenas unos días. Todo lo que era evidente hace poco, ahora es un enigma en busca de solución. Las bajas de Raphael Dwamena, afectado por un problema cardiaco, y Jorge Pombo, que sufrió en Fuenlabrada una fractura en uno de los huesos que rodean su ojo derecho, han dejado al Real Zaragoza muy mermado en ataque. Absolutamente cojo.

A las ausencias de Dwamena y de Pombo, señalado por Víctor como su primera alternativa en ataque tras conocerse la ausencia del africano –fue titular en Soria y en Fuenlabrada–, se une la carga física de minutos que arrastra Luis Suárez desde verano. El atacante colombiano había jugado de titular absolutamente todos los partidos hasta que descansó el miércoles en el Fernando Torres de Fuenlabrada. Eso sí, Víctor echó mano de él en la segunda mitad, con el partido ya cuesta arriba. Su generoso esfuerzo, su desgaste en la presión y su solidaria aportación al colectivo están generando en el ‘26’ zaragocista una rémora física que viene acusando en los últimos tiempos. Luis Suárez ya no juega tan fresco como a mitad de agosto y ahora, además, lo hace en solitario, sin un Dwamena que facilitaba mucho su fútbol y su afilado colmillo. Así, lleva tres jornadas sin marcar –penalti errado en Soria incluido–, su peor serie de su sobresaliente temporada.

Con Dwamena fuera y con Pombo con el pómulo en talleres, el colombiano es hoy por hoy la única referencia ofensiva del Zaragoza con la plena confianza del cuerpo técnico. Miguel Linares, el otro delantero centro puro de la plantilla, no está contando para Víctor Fernández, que incluso lo dejó fuera de la citación para Fuenlabrada, un partido al que ya se fue sin Dwamena y con Suárez entre algodones. A Soria sí que viajó, pero no sumó ni un solo minuto y aún no ha debutado oficialmente este curso. Este sábado, sin Pombo disponible para el partido de este domingo ante el Mirandés en La Romareda (21.00), el atacante de Fuentes de Ebro tiene bastantes opciones de entrar en la lista de 18 citados.

Oportunidad para Baselga

En este escenario, ante la plaga de ausencias y problemas físicos en la parte ofensiva del equipo, el cuerpo técnico del club aragonés ha decido incorporar oficialmente a la dinámica del primer equipo a Marcos Baselga, el delantero del Deportivo Aragón que tan bien ha arrancado este curso. El joven atacante de 20 años, que ya jugó varios partidos de la pretemporada con el primer equipo, acumula ocho goles en las primeras ocho jornadas del grupo aragonés de Tercera División. Del gusto de Víctor, Baselga entrenará ahora a diario con el primer equipo y, si no es citado para los partidos, jugará durante el fin de semana con el Deportivo Aragón.

Etiquetas
Comentarios