Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Zaragoza, pendiente de poder tramitar la baja de Dwamena

El club se encuentra a la espera de nuevos datos médicos para completar el informe que permita la baja del delantero y el alta de un nuevo fichaje

Dwamena, ante la mirada de Guti, se lleva un balón en ataque el pasado domingo en el partido ante el Cádiz, donde el Real Zaragoza cosechó su primera derrota del curso, en la jornada 10ª (0-2).
Dwamena, ante la mirada de Guti, se lleva un balón en ataque  en el partido ante el Cádiz, donde el Real Zaragoza cosechó su primera derrota del curso, en la jornada 10ª (0-2).
Toni Galán

El Real Zaragoza ya se está moviendo en el mercado de delanteros con contrato en clubes de Primera División con el objetivo de cerrar, en la medida de lo posible durante el mes de noviembre, la incorporación de un relevo para Raphael Dwamena. El club tiene decidido reforzarse desde el mismo momento en que se conocieron los problemas de salud del ariete cedido por el Levante. Sin embargo, el proceso exige unos plazos legales que deben cumplirse. Desde que se conoció la noticia, Dwamena busca nuevas informaciones médicas que concreten su diagnóstico y le ofrezcan garantías de poder reiniciar la actividad deportiva profesional. Por otro lado, el Zaragoza ya tiene elaborado un primer informe médico en el que consta que el jugador africano no está apto ahora mismo para el fútbol profesional y que su baja médica “es indefinida” por las singularidades de su dolencia. Esto quiere decir que el Real Zaragoza va a solicitar la baja por lesión o enfermedad de larga duración de Dwamena, aunque para ello aún debe recopilar nuevos datos e información añadida con el que completar su informe. Hasta que esto no se produzca, el club aragonés no puede ir más allá e iniciar el resto de trámites para relevar al delantero. Otro aspecto a resolver, además, es el método de desvinculación del jugador, pues es un futbolista cedido, propiedad de un tercero, en este caso, el Levante.

La reglamentación, en casos de lesiones de larga duración, permite incorporar un nuevo futbolista si se cumplen unas condiciones de tiempo y forma. Debería ser o un jugador sin equipo, o un futbolista con contrato en un club del fútbol español, en Primera o Segunda División. Una vez completada toda la documentación que acredite que Dwamena sufre una lesión o enfermedad de larga duración (más de cinco meses de recuperación), el tribunal médico de la Federación Española (integrado al menos por dos facultativos de la Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas Españoles) deberá calificar esa dolencia como tal y así la Liga pasaría a autorizar al Zaragoza a fichar. Para enviarlo, el club tiene un mes de plazo desde que se detectó el problema médico. El club dispondría entonces de 15 días hábiles para incorporar un nuevo futbolista (que no implique un tránsfer internacional), tal y como exige el artículo 124 del reglamento de la RFEF para la inscripción de futbolistas fuera del periodo ordinario.

El Zaragoza tiene aún un remanente salarial del pasado verano y además podrá dedicar el 80% del salario de Dwamena (casi 800.000 euros de su sueldo total anual en el Levante) para el nuevo fichaje, aunque en este caso puede cargarlo al límite salarial del ejercicio 2020-2021. La intención del club es contratar un delantero de características lo más similares posibles a Dwamena, un punta especialista en el juego al espacio y con capacidad para fijar y arrastrar a las defensas rivales. Un perfil que, como se ha visto, activaba la mejor versión de Luis Suárez.

Sin embargo, hasta que todo el informe médico de Dwamena y otras cuestiones administrativas estén solventadas, el Zaragoza, por mucho que pudiera tener claro a quien fichar, no puede ir más allá: es una cuestión de tiempos.

Etiquetas
Comentarios