Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Miguel Melgar, director deportivo del Fuenlabrada: "Solo han entrenado 7 u 8"

El ejecutivo del rival del Real Zaragoza, que ha solicitado la suspensión del partido de este miércoles por un brote de gastroenteritis, dio algunas explicaciones sobre los argumentos que maneja su club para pedir no jugar.

Miguel Melgar, director deportivo del Fuenlabrada.
Miguel Melgar, director deportivo del Fuenlabrada.
Fuenlabrada FC Twitter

Miguel Melgar, director deportivo del Fuenlabrada, explicó minutos antes de las 16.00 de este martes en la Cadena Cope -en su programación madrileña- algunos pormenores del asunto de índole médica por el que su club ha solicitado, finalmente, la suspensión y aplazamiento del partido ante el Real Zaragoza que está programado para 24 horas más tarde en campo fuenlabreño, correspondiente a la 6ª jornada de liga de Segunda División. Un episodio de gastroenteritis está detrás del caso. 

"De las 30 personas que viajaron a Lugo (el pasado fin de semana jugó ahí el Fuenlabrada), 16 jugadores, 18, perdón, y el cuerpo técnico... han caído 20. En el entrenamiento de hoy, de las 11 personas del cuerpo técnico, han aguantado el entrenador, el analista y el delegado. Y 8 jugadores, que son los que han podido entrenar hoy", comenzó describiendo Melgar, exfutbolista y persona vinculada a Bahía Internacional, agencia de futbolistas cuya cabeza visible es José Antonio Martín Otín 'Petón'.

"Yo, como director deportivo, lógicamente estoy muy preocupado por el partido de mañana. Pero igualmente lo estoy por el partido de Tenerife del fin de semana próximo. Porque tenemos que jugar en 4 días dos partidos y, a día de hoy, no tenemos jugadores para jugar", abundó más en su introito.

Preguntado por dónde se encontraban los futbolistas afectados, si en casa o en el hospital ingresados, Melgar respondió así: "Cuando me he venido a casa desde el club a las 14.00, estábamos esperando a que volvieran 5 jugadores que estaban en Urgencias", dijo someramente. 

Y cambió de argumento: "El primero que dio síntomas de estar malo fui yo, durante el camino hacia allá (Lugo). Pero no viajaba con ellos (en el autobús). Yo iba con el presidente. Y no me encontraba muy bien. En el campo, el médico me dio una pastilla para no vomitar y parar las arcadas que tenía", añadió.

"Justo después del partido, Biel Ribas (el portero) empezó a ponerse muy malo. Por la noche, de madrugada, tuvo que atenderle el doctor, el entrenador de porteros y un fisio. El viaje de vuelta ya fue un parte de guerra. Prácticamente todo el autocar vomitando, parando para ir al servicio... un drama, un auténtico drama", abundó más Melgar. 

A raíz de esta narración de los hechos, la pregunta siguiente era clara: la intoxicación, por lo tanto, pudo producirse ya en Madrid, antes de viajar hacia Galicia. Y esto respondió Miguel Melgar: "No lo sabemos. De hecho, los jugadores que se quedaron en Madrid sin convocar y lesionados no está ninguno afectado. Como club, desde que estábamos en Segunda B, nuestro nutricionista mira mucho las comidas, está en contacto con el hotel o con el restaurante si paramos en el camino. Se mide exactamente qué se bebe, qué se come. El equipo está súper controlado. En el hotel donde hemos estado no han notado nada con otros clientes. Se han interesado en todo momento por la situación a través de nuestro delegado", prosiguió el director deportivo fuenlabreño. 

"Desde que volvimos están acudiendo jugadores a Urgencias del hospital. No sabemos exactamente qué y cuándo pudo ser. Lo cierto, la realidad, es que todos los afectados estuvieron en la expedición de Lugo. Antes de viajar, hicimos un entrenamiento, comida y salida. Han sido unos sí y otros no. Ha sido la mayoría. A mí me ha pasado, pero no comí con ellos. Y no estoy tan grave como ellos aunque fui el primero en ser atendido", narró.

Melgar apuntó ahí que el asunto "puede que sea un virus no alimenticio pues, de hecho, nuestro médico, Juan, que está afectado también, es el primero que nos dice que todavía no sabe de qué es. Han hecho análisis a los jugadores, de todo tipo, para intentar encontrar qué es lo que ha ocurrido. No nos había pasado nunca. Yo, en muchos años de fútbol, no había visto tanta gente a la vez afectada. Hasta en el cuerpo técnico. Había dos fisios malos, el preparador de porteros, el segundo entrenador...".

El ejecutivo del Fuenlabrada siguió añadiendo datos en su entrevista en la Cope, dando por casi seguro que el partido ante el Real Zaragoza iba a ser suspendido con el paso de las horas y centrando ya las miras más allá, en buscar quizá el aplazamiento asimismo del duelo del fin de semana, donde los madrileños han de viajar hasta Tenerife: "De los que han entrenado hoy, que son 7 u 8, a mí me preocupa que vaya cayendo alguno más. Como director deportivo, no solo me preocupa el partido con el Zaragoza que, si se suspende, que sería lo lógico, pues ya está porque no podemos competir mañana. Pero tendremos que hacerlo en Tenerife el domingo con un equipo que no va a entrenar en toda la semana...", dejó en el aire con intención.

"Hoy han entrenado 8 jugadores, un portero y 7 futbolistas de campo. No hay ningún hospitalizado, pero sí varios en Urgencias. Los análisis empezaron ayer por la tarde (por el lunes), si no me equivoco. Ya fueron Clavería, Vallejo, Biel Ribas... De madrugada, creo que fue alguno más. Esta mañana estaban Randi Nteka, Andersson (Emanuel), José Fran, Javi Gómez... la lista es larga", fue su siguiente capítulo en ser contado.

Se le preguntó por si los familiares de los futbolistas también estaban afectados por el virus. "No. Lo que me ha comentado el doctor es que su mujer se estaba encontrado también con síntomas. Y ella, ni ha viajado ni ha tenido contacto con el grupo", dijo. 

"A nuestro jefe de prensa le han llamado del Hospital de Getafe porque estaban llegando futbolistas del Fuenlabrada y estaban preocupados. Y en estas cosas hay que estar encima. No sé si ha podido ser algo del aire acondicionado, o algo alimenticio... es que no lo sabemos. No hay que especular. Se trata de jugadores de 20 o 25 años, en plena forma, con la alimentación cuidada al detalles, al milímetro... y los ves que no pueden venir al entrenamiento ni a decir 'estoy malo'. Están en casa y en Urgencias. No ha sido un constipado", concluyó Miguel Melgar.

Etiquetas
Comentarios