Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Se dispara la venta de camisetas y de abonos

El nipón también rinde fuera del césped. Además de generar fútbol, cataliza otros ingresos. La tienda y las oficinas del club ya reflejaron este lunes el impacto del fichaje.

Real Zaragoza
La camiseta de Shinji Kagawa es artículo de deseo en la tienda zaragocista.
José Miguel Marco

La Sala Luis Galve del Auditorio de Zaragoza y el estadio, el número de periodistas acreditados y el número de seguidores que en el mediodía de este martes cobijó La Romareda, plasmaron con fidelidad la trascendencia de la operación concretada por el Real Zaragoza. Sí, Shinji Kagawa es un fichaje, pero también representa una operación, un movimiento que consolida al equipo del león rampante en el mercado nacional y además le desbroza el camino hacia pujantes caminos inexplorados hasta la fecha, como el asiático. Por algo Kagawa es el futbolista más pregonado de Japón.

Pero además de la Sala Luis Galve y La Romareda, este martes ya hubo otros escenarios afectados por el impacto de Shinji Kagawa. Por ejemplo, la tienda del Real Zaragoza, aneja al campo de fútbol. La camiseta del nuevo icono del equipo aragonés se agotó en el espacio comercial zaragocista. Además, otro dato extraordinario: todas las camisetas despachadas lucían el nombre y el número (23) que exhibirá el nipón en su espalda. Este dorsal, el 23, inicialmente lo iba a llevar durante este curso Simone Grippo, pero el central helvético se lo ha cedido a la estrella japonesa. Grippo vestirá el número 20 a partir de ahora. El club se supo mover con agilidad, pues el número del jugador se conoció escasas horas antes de la presentación del futbolista.

Además de la venta en tienda, este martes también se disparó la venta ‘on line’. Como dato significativo, el hecho de que en las ventas tramitadas a través internet, la mayoría de las compras fueron solicitadas desde el arco mediterráneo, lugar de residencia de verano de muchos zaragocistas. En este soporte tecnológico para la venta de camisetas, Kagawa también apadrinó de forma mayoritaria las compras realizadas en las últimas horas. Ni referentes eternos del zaragocismo como Cani o Zapater se aproximaron a las cotas de venta que este martes alcanzó Kagawa. La campaña de vuelta al cole y de Navidad pueden ser extraordinarias en una tienda que ya obtuvo récord de ventas en julio. Y entonces todavía no había llegado Kagawa...

La presencia en los dos actos de presentación de los principales ejecutivos del área de márquetin del club (Carlos Arranz y Miguel Mur) y del área financiera (Mariano Aured) desvela más incógnitas de la ecuación de más envergadura del Real Zaragoza contemporáneo. Porque Kagawa, además de disparar la venta de camisetas, también le ha dado un buen empujoncito al número de abonados. A última hora de la tarde de este martes, se rozaban los 26.000 abonados. Se superarán con holgura. Por supuesto, la cota récord en Segunda División de los 27.000, alcanzada a finales de septiembre por la entidad aragonesa, también será batida. Esta es la fuerza real del Real Zaragoza. Esta es la ilusión estimulada por el astro nipón. Esta es la verdadera imagen de marca del Real Zaragoza.

Camisetas y abonos aparecen como rendimientos inmediatos, tangibles ya mismo. Pero la capacidad de producción del gran referente del fútbol japonés va mucho más allá. Con 1,6 millones de seguidores en Twitter y el mismo número de fans en Instagram, Kagawa constituye un fenómeno social. Este martes, el jugador se quedó impresionado por el recibimiento que le tributó La Romareda, por la música de la Asociación Aragón-Japón, por el salero a capela de B Vocal. La imagen del selfi que el propio futbolista se hizo con la grada a rebosar detrás define en sí misma la sensación que ahora mismo disfruta Shinji Kagawa, sensación que el mismo jugador transmitió de inmediato a una cantidad de seguidores en Twitter e Instagram que globalmente duplican la población de Aragón.

Kagawa, de 30 años, puede jugar en cualquiera de las tres zonas del ataque, destacando también por su capacidad para asociarse con sus compañeros, agregando cada temporada una importante cifra de goles y asistencias.

Pero Kagawa no fue el único japonés que ayer se quedó admirado por cómo vive el fútbol la afición del equipo del león rampante. Los enviados especiales a Zaragoza de los medios japoneses también alucinaron con lo que veían sus ojos. «Esto solo se ve en las presentaciones de las grandes estrellas de Real Madrid y del Barça, o en la vuelta de Fernando Torres al Atlético de Madrid», apuntó Taku Kudo, corresponsal en España de la agencia nipona Jiji Press.

«Había mucho más público que cuando Nakamura se presentó en el Espanyol, por ejemplo -continuó Kudo-. La ceremonia me impresionó por la gran cantidad de público y por su buena organización. Pienso que es muy importante para el Real Zaragoza. Esta afición es de Primera División. Estábamos en la presentación de un jugador y el ambiente parecía al de un partido de fútbol», concluyó Kudo.

Lo dicho, en Japón también consideran que el Zaragoza es de Primera. Y con un japonés lo lograremos.

Etiquetas
Comentarios