Real Zaragoza

real zaragoza

Instinto matador ante el gol del Real Zaragoza: 0-19 ante el Boltaña

Ante el rival de Segunda Regional marcaron Dwamena (4), Luis Suárez (3), Pep Biel (3), Papunashvili (2), Blanco (2), Linares, Guti, Bikoro, Soro y Baselga.

El Real Zaragoza volvió a golear en su segundo partido preparatorio disputado en la concentración de Boltaña. Esta vez, la diferencia ante el equipo local, de Segunda Regional, fue de 0-19 (el viernes le endosó 0-13 a la Peña Ferranca, de Regional Preferente, en la fiesta de las peñas). Fue un bolo de verano en toda la regla, con los zaragocistas jugando con las camisetas de entrenamiento. La diferencia entre unos y otros fue abismal de principio a fin, como dictaba la lógica.

El duelo fue un monólogo zaragocista, con todos los jugadores boltañeses ubicados en su medio campo casi en la totalidad del tiempo. Solo pisaron el área los pirenaicos en la primera jugada, minuto uno, y estuvieron cerca de sorprender por un mal entendimiento entre el portero Paisa y Verdasca, que Miguel Lanau no aprovechó. El resto de las acciones fueron en el área del guardameta Talan, que encajó 8 goles del equipo blanquillo que Víctor Fernández armó en la primera parte, con un marcado dibujo 4-2-3-1.

El Boltaña aguantó el 0-0 inicial 13 minutos. En ese punto del choque fue el colombiano Luis Suárez quien inauguró la serie en el marcador tras un centro raso de Lasure. Y ahí empezó en vendaval ofensivo que capitaneó en esta fase el sudamericano, con hasta 3 dianas y un remate curioso con el pecho que se fue al larguero. Le secundó Papunashvili, con un doblete y una actuación vistosa. El 0-2 lo marcó el georgiano con un disparo de su fábrica habitual, cruzado desde el pico del área en el minuto 21. Poco después, en el 23, Linares aportó su granito a la goleada al recoger un rechace del arquero Talan en otro fuerte chute de Papu. El Boltaña se vino abajo físicamente y comenzaron algunas brusquedades, raras en este tipo de partidos. Pombo y Delmás debieron ser atendidos por sendos golpes sin más importancia.

El 0-4 lo firmó de nuevo Papunashvili en el 25, en un pase precisamente de Pombo, más en papel de asistente que de rematador a puerta en este envite. Hubo un momento de respiro, de combinaciones largas sin profundidad, que rompió con el 0-5 Raúl Guti mediante un disparo raso desde lejos, muy suyo, que entró con potencia pegado al palo izquierdo. Es lo que quiere Víctor Fernández, que los centrocampistas busquen la portería en cuanto sea posible. El 0-6 fue precioso, en el minuto 35, y fue el estreno goleador del ecuatoguineano Bikoro, con un zurdazo violento en el área que entró por alto como un obús. Gol muy aplaudido por el público asistente por su belleza.

En la recta final del primer tiempo, Luis Suárez redondeó su tarde con otros dos tantos más. En el 39, con un disparo seco que, tras dar en el palo, tocó en el portero y se coló dentro. Y en el 41, a la media vuelta desde la corona del área, mostrando otra faceta del delantero de Colombia: la habilidad y rapidez de movimientos con el balón controlado.

El once zaragocista del segundo periodo, totalmente nuevo, se dispuso en la pizarra con un 4-1-4-1, con Ros de pivote único y Dwamena en punta solo, secundado por los tres mediapuntas, con el zurdo Blanco jugando esta vez a pie cambiado, por la derecha, una de sus versatilidades como extremo. Muy pronto se volvió a mover el tanteador. Soro marcó en el 47, tras un doble remate en el área chica que Dwamena erró de primeras. Como ante la Peña Ferranca, el siguiente tanto llegó de cabeza y a la salida de un córner, botado por Blanco. El autor, el filial Baselga en el minuto 52.

Dwamena tardó en buscar la portería, pese a tener dos ocasiones claras en sendas penetraciones verticales en velocidad. En el minuto 55 hizo su papel de asistente y donó el gol a puerta vacía a Blanco. Era el 0-11. A continuación, fue Pep Biel quien reclamó la atención de todos. Primero, lanzó un remate al larguero en una jugada personal que acabó en el área. Seguidamente, firmó el 0-12 con un disparo duro desde lejos que entró por alto en el marco local en el 57. Tres minutos después, en una nueva jugada de regates de Dwamena, que atrajo a toda la defensa, el ghanés cedió el tanto a bocajarro de nuevo al activo Biel. Era el 0-13 que igualaba el marcador del partido ante la Ferranca a falta de media hora para el final. Y en el 62, Biel aprovechó una mala salida del portero Talan para marcar a puerta vacía el 0-4, en un rato desatado del mallorquín de cara a puerta.

El generoso Dwamena se estrenó, en la tarde ya sin sol y la temperatura más aliviada, cuando transcurría el minuto 65. En un centro de Nieto, el africano definió en carrera pegado al poste. Era el 0-15. Esta vez, con el Boltaña metido muy atrás, no tenía tantos espacios a la espalda de los defensores como sí disfrutó ante la Peña Ferranca. El Zaragoza debió jugar mucho más posicionado, con el rival atrincherado atrás permanentemente. En este sentido, el ensayo fue útil. Con mucho uso de los laterales en apoyo por las bandas.

El Real Zaragoza bajó algo el pistón a partir de ahí. Mucho toque, penetraciones interesantes de Blanco, un disparo al poste de Ros, otro de Baselga… pero menos remates a portería. Así se fue el cronómetro hasta el minuto 81, cuando Dwamena cabeceó impecablemente un córner botado por P. Biel para marcar un plástico y aplaudido gol, el 0-17. El ghanés brindó otro golazo dos minutos más tarde. No para nunca de inventar, de aportar pólvora a las jugadas ofensivas. Esta vez hizo una pared de tacón sobre la subida de Nieto por la banda y acabó rematando a la primera para hacer el 0-18. Un animal del gol que sumaba ahí, en el minuto 85, su cuarto tanto aderezado con tres asistencias de futbolista solidario. Según pasan los días, crece la expectación por verlo en partidos de mayor dificultad que estos simples test de entrenamiento iniciales. De nuevo, los mil espectadores que vieron este duelo en Boltaña, se marcharon comentando las virtudes de Dwamena, que son muchas y visibles.

El marcador lo cerró, sobre el pitido final del árbitro, el joven Blanco, con un zapatazo desde fuera del área con clase y colocación. Buen partido del de Benidorm, al que Víctor Fernández no paró de pedirle que se fuera permanentemente a por su lateral.

El Real Zaragoza cubrió así su penúltimo día en el Pirineo Aragonés. Una estancia positiva, ilusionante y con muchos matices y detalles positivos que han de seguir germinando. El gol está entre ceja y ceja de todo el mundo. Nadie se esconde para llegar al área. Tienen la libertad y el mandato del entrenador de buscar siempre la portería. Y se están ensayando distintos métodos para lograrlo. 32 goles en dos partidos de índole menor hace mucho tiempo que no se veían: desde la época de los noventa, cuando el Zaragoza iba a Holanda y también pulsaba sus primeros pasos con equipos regionales. Parece una nimiedad, una anécdota, pero no lo es. Otros ‘zaragozas’ de años anteriores, en estos mismos escenarios y con contrincantes de este perfil, nunca se mostró tan fiero como el actual.

Ficha Técnica

CF Boltaña: Talan; Gorre, Marcos, Adrían, Ginés; Buba, Moha, Guille, Ali, Alex; y Miguel Lanau. También jugaron Carneiro, Javi, Iñaki, Ahmadou, Anto, Chuan, José y Cavero.

Real Zaragoza: Paisa; Delmás, Verdasca, Álex Muñoz, Lasure; Bikoro, Raúl Guti; Papunashvili, Pombo, Luis Suárez; y Linares. En el segundo tiempo, el equipo fue Azón; Vigaray, Atienza, Clemente, Nieto; Javi Ros, Soro, P. Biel; Blanco, Baselga; y Dwamena.

Árbitro: Pérez Navarro (Comité Aragonés).

Goles: 0-1, min. 13: Luis Suárez. 0-2, min. 21: Papunashvili. 0-3: min. 23: Linares. 0-4, min. 25. Papunashvili. 0-5, min. 33: R. Guti. 0-6: Bikoro. 0-7, min. 39: Luis Suárez. 0-8, min. 41: Luis Suárez. 0-9, min. 47: Soro- 0-10, min. 52: Baselga. 0-11, min. 55: Blanco. 0-12, min. 57: P. Biel. 0-13, min. 60, P. Biel. 0-14, min. 62: P. Biel. 0-15, min. 65: Dwamena. 0-16, min. 81: Dwamena. 0-17, min. 83: Dwamena. 0-18: Dwamena. 0-19: Blanco.

Incidencias: Partido jugado en el campo de Villaboya de Boltaña, ante alrededor de 1.000 espectadores. Tarde muy calurosa, con 34 grados al inicio del partido. El césped mostró un buen estado, como en toda la concentración zaragocista.

Etiquetas
Comentarios