Real Zaragoza

real zaragoza

"La remodelación de La Romareda va por buen camino", anuncia Lapetra

El presidente del Real Zaragoza, en Boltaña, da un giro de tuerca más en positivo hacia la puesta en marcha del proceso de reconstrucción del estadio municipal zaragozano, próximo a cumplir ya los 62 años.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto al presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, en el césped de La Romareda durante la presentación del plan de remodelación del estadio antes de las pasadas elecciones municipales.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto al presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, en el césped de La Romareda durante la presentación del plan de remodelación del estadio antes de las pasadas elecciones municipales.
HA

Este verano de 2019 es el del desatasco del plan de remodelación y modernización del estadio de La Romareda. Un objetivo de la actual propiedad del Real Zaragoza que, en la última legislatura política, se vio paralizado por completo por la ausencia de sintonía con la corporación que rigió en el Ayuntamiento de la ciudad durante 4 años.

En Boltaña, el presidente del club zaragozano, Christian Lapetra, reiteró su satisfacción por cómo se ha reactivado el plan una vez se ha producido la permuta de gobernantes en el Consistorio de Zaragoza.

“El alcalde (Jorge Azcón), cada vez que habla y allá adonde va, lleva como proyecto estrella la remodelación de La Romareda. Vamos a trabajar juntos. Ya dijimos nosotros que, en cuanto el Ayuntamiento tuviera a bien, nos reuniríamos con ellos. Somos una parte, no la única ni la más importante, pero sí una parte importante de la nueva Romareda. Vamos a trabajar codo con codo con el Ayuntamiento y con todos lo que rodean el proyecto para tratar de llevarlo a cabo. Que se haga todo de la mejor manera posible y que podamos disfrutar de un nuevo estadio de fútbol cuanto antes", manifestó Lapetra este viernes en el Pirineo Aragonés.

De momento, pese a las ganas de empezar las ingentes tareas pendientes en el campo de fútbol de Zaragoza, que data de 1957 (está próximo a cumplir 62 años), Lapetra sugiere no acelerar el pulso con esta obra pendiente que será de crucial repercusión en la vida del club y, asimismo, de muchos otros sectores de la ciudad.

“Hay unos plazos y los tenemos que respetar, al margen de ver luego todas las afecciones que supondrán las obras del nuevo estadio si todo va bien. Pero yo soy positivo. Creo que todo va por el buen camino”, concluyó con optimismo Christian Lapetra.

Etiquetas
Comentarios