Real Zaragoza

real zaragoza

El presidente reitera la necesidad de más ventas de jugadores hasta septiembre

Christian Lapetra subraya en Boltaña que, ademas de la venta de Soro al Real Madrid, el club requiere de más ingresos en caja en concepto de traspasos por los compromisos con la LFP y la necesidad de liquidez.

Christian Lapetra, en Boltaña este viernes al inicio de su visita al equipo zaragocista en tierras pirenaicas.
Christian Lapetra, en Boltaña este viernes al inicio de su visita al equipo zaragocista en tierras pirenaicas.
José Vidal

El Real Zaragoza presume de tener, a 19 de julio, buena parte importante de la reconstrucción de su plantilla ya ejecutada. Y así es, mucho más si se compara con los años precedentes. Pero, en ningún caso, su formato se encuentra próximo al que será definitivo cuando la liga se lance ya con el mercado estival cerrado a partir del 2 de septiembre. Aún tienen que pasar unas cuantas cosas, tanto en llegadas como, sobre todo en salidas. Y no todas tendrán el mismo paladar para el zaragocismo una vez tengan lugar. 

Christian Lapetra, el presidente del Real Zaragoza, se refirió este viernes a este importante flanco del trabajo diario del club en estas fechas de mitad de verano. De visita al equipo en la concentración pirenaica, el dirigente blanquillo fue claro en sus explicaciones.

“En este último mes de pretemporada tenemos que trabajar perentoriamente dos cosas: una, confeccionar la mejor plantilla posible con los recursos que tenemos; y otra, cumplir los presupuestos que tenemos anunciados a la Liga (LFP). Y nuestras necesidades de caja son importantes ahora, porque tenemos que hacer frente a los gastos propios y ordinarios del funcionamiento del club y también a las deudas que tenemos asumidas y comprometidas”, comenzó reseñando para poner en contexto la parte siguiente de este plan de trabajo en el seno del club.

“Estamos obligados cada verano a hacer encaje de bolillos. Y, en esta ocasión, nos va a tocar probablemente cubrir esos déficits de caja con venta de jugadores”, espetó con contundencia a continuación. 

No solo se va a marchar Soro traspasado al Real Madrid, cosa inminente según adelantó el propio Lapetra (aunque se quedará cedido este año en el Real Zaragoza). No solo sirve con la salida de Benito, que no ha dejado un euro líquido de entrada tras su fichaje por el Albacete. Hace falta más aligeramiento de la plantilla, como ya se sabe en las figuras de Verdasca, Álex Muñoz y Pombo, pero con contraprestaciones económicas en el proceso de cambio de club. Ha de haber rentabilidad. Por eso no hay prisa, de momento. 

“Aún queda un mes para empezar la competición. Nuestra liga nos da aún tres semanas más de maniobra, nos vamos a ir al cierre de mercado después de la 3ª jornada. Y habrá días decisivos para las confecciones de las plantillas y nosotros tendremos que esperar acontecimientos. Pero nosotros tenemos el mandato de tratar de hacer las ventas de la mejor forma posible, siendo capaces de mantener el nivel de la plantilla y conjugar a la vez ese aporte de dinero al presupuesto. Queda mes y medio aún para concretar”, dijo Lapetra.

Al presidente se le preguntó por el riesgo real que tiene sobre sí el Real Zaragoza este verano en cuanto a que, a última hora, a finales de agosto, pueda sufrir la salida de algún jugador que ahora mismo parece de alto rango en el equipo de Víctor Fernández y que podría provocar una desagradable e inesperada sorpresa negativa. Y no negó Lapetra que esta incidencia pueda ocurrir.

“¿Salidas de última hora de jugadores importantes? Por desgracia, ya hemos vivido situaciones similares en estos años anteriores. Al final, los equipos más poderosos, que disponen de presupuestos mayores que el nuestro, irán armando sus plantillas. Iremos viendo con el paso de los días a equipos que puedan tener cierto interés en algún jugador nuestro. Hasta ahora, a las oficinas del club no han llegado ofertas serias y sólidas por ninguno de los que puede tener cartel. Tenemos este riesgo. Así que, si sucede, habrá que tratar de minimizarlo. Al final, las ventas también son parte del futuro del club”, razonó Christian Lapetra.

Jugadores como Igbekeme, Cristian Álvarez e, incluso, el más novel Pep Biel, están en el escaparate permanente del Real Zaragoza. Es algo inevitable en la jungla del fútbol profesional. La ley de la oferta y la demanda fluye sin control total de nadie. Y cuando la necesidad económica aprieta, todo es posible hasta el último segundo de plazo de fichajes. 

Etiquetas
Comentarios