Real Zaragoza

real zaragoza

La facilidad goleadora y la belleza de los tantos de Dwamena sigue impactando

En su segundo día con el equipo, el delantero ghanés llegado al Real Zaragoza cedido por el Levante volvió a lograr una efectividad del cien por cien en sus remates en partidillos en campo reducido, con goles preciosos.

Los equipos de peto rosa y de peto naranja ganaron el torneo a 4 que, durante más de una hora, organizó Víctor Fernández en campo reducido en el campo de Boltaña. Estos fueron los mejores de la tarde del jueves.
Los equipos de peto rosa y de peto naranja ganaron el torneo a 4 que, durante más de una hora, organizó Víctor Fernández en campo reducido en el campo de Boltaña. Estos fueron los mejores de la tarde del jueves. Dwamena, el nuevo ariete blanquillo, saluda militarmente a la izquierda. 
Tino Gil/Real Zaragoza

Ahí está la foto de los ganadores del minitorneo en liguilla jugado en la tarde del jueves por los miembros de la plantilla del Real Zaragoza en el campo de Villaboya de Boltaña, durante la concentración del equipo en la localidad pirenaica. Fueron los equipos del peto rosa y del peto naranja. Superaron, ex aequo, a los verdes y a los azules.

En la imagen, posan los triunfadores de una hora de fútbol vertiginoso, en apenas 40 metros de largo y 20 de ancho, algo así como un campo de baloncesto con porterías. Arriba, de izda. a dcha., Dwamena, Ibekeme, Azón, Blanco, Lasure, Verdasca, Nieto y Cristian Álvarez; abajo, sentados, Pombo, Ros, P. Biel y Atienza. 

En el enorme recital de goles (se comentaba en las gradas del campo boltañés que el acierto en este tipo de ejercicios es extremadamente alto, justo lo contrario que se comentó en las dos últimas pretemporadas estivales aquí, donde lo llamativo eran las pifias constantes), hubo varios detalles sobresalientes

El que más, como en la tarde del día anterior, la facilidad anotadora del nuevo delantero, el ghanés Raphael Dwamena, que ha llegado al Real Zaragoza pletórico de tino ante las redes de los porteros. Esta vez repitió porcentaje: enchufó todo lo que remató y, sobre todo, provocó gestos de sorpresa y admiración en dos goles, uno tras un control orientado de puntera con una media vuelta veloz que concluyó con un suave y sutil toque para rebasar a Ratón; y otro, con un difícil control en un pase por alto de Ros que, tras dejar el balón muerto a su merced, mandó dentro con otro toque preciso, de calidad y sin apenas fuerza, buscando el sitio y no romperla a bocajarro.

Por otra parte, el golazo de la tarde lo firmó otro africano nuevo, Federico Bikoro, que enganchó un voléon a la primera que se coló como un obús por la escuadra derecha de marco rival. Este fue aplaudido incluso por sus propios compañeros por la barbaridad que supuso semejante chut. 

También se mostró muy atinado en disparos cruzados el georgiano Papunashvili. Y, de nuevo, destacó la rapidez de llegada ante el marco del extremo Blanco. 

Son ese tipo de detalles que se buscan siempre en la pretemporada, donde los nuevos acaparan sin querer la mayor parte de las miradas por motivos obvios. A Víctor Fernández le gustó tanto lo que veía que casi hizo tarde el equipo para llegar a la hora de la cena, pues el técnico alargó la liguilla hasta que ya no se pudo más por cuestiones de tiempo .

Este año, los utilleros y la gente vecina de las pistas de tenis y el frontón de Boltaña están teniendo menos trabajo de recogida de balones extraviados en el quinto pino. Esta vez, la mayoría encuentra su destino: la portería. A ver si dura... unos cuantos meses. 

Etiquetas
Comentarios