Real Zaragoza

real zaragoza

Cala, el interés por el mismo jugador... 6 años y medio después

El central andaluz, ahora con 29 años y libre tras rescindir contrato con Las Palmas, estuvo a punto de ser futbolista del Real Zaragoza en enero de 2012, aún en Primera División y con su mentor Jiménez al frente.

Información de HERALDO DE ARAGÓN en enero de 2012, cuando Cala estuvo a punto de llegar al Real Zaragoza, entonces en Primera División.
Información de HERALDO DE ARAGÓN en enero de 2012, cuando Cala estuvo a punto de llegar al Real Zaragoza, entonces en Primera División.
HA Documentación

El Real Zaragoza está escarceando en el difícil mercado de fichajes en pos de fichar al defensa central Juan Cala. Un sevillano -de Lebrija- de 29 años (va para los 30 en poco tiempo), que acaba de rescindir su contrato con la UD Las Palmas, de 1,86 de estatura y con 11 años ya de experiencia en el fútbol profesional. Y lo curioso de esta maniobra es que, con un enorme tiempo diferido, la relación del club aragonés con Cala viene a resultar una repetición. Tiene su antecedente.

En el mercado de invierno de la temporada 2011-11, aquella en la que el Real Zaragoza acabó salvándose el último día al ganar 0-2 en Getafe, el entrenador Manolo Jiménez, recién llegado para sustituir a Javier Aguirre en Nochevieja, hizo todo lo posible por reclutar a Cala para reforzar la desvencijada zaga blanquilla a mitad de curso.

Cala era (y es) 'hijo deportivo' del entrenador sevillano. Jiménez le dio la alternativa en el filial, el Sevilla Atlético, cuando este militó en Segunda en su primera época brillante, allá por 2007, cuando el central tenía solo 18 años. Vecinos de pueblo (Jiménez es de Arahal), el 'feeling' entre el técnico y el futbolista siempre fue grande y directo. El preparador andaluz ponderó durante semanas los valores de Cala ("potente en defensa, con aportación de cinco o seis goles en ataque a balón parado cada año") y lamentó finalmente que no se pudiera ejecutar su fichaje.

Singularmente -según ha ido desvelando la vida después-, el problema mayor entonces fue el AEK Atenas, club griego en el que Cala estaba cedido por el Sevilla y que le adeudaba varias mensualidades y premios que no quería pagarle en caso de romper el préstamo. Ese AEK Atenas sería después el club de Manolo Jiménez, al que llegó a hacer campeón recientemente en el fútbol griego y con el que ha roto peras hace nada (su presencia allí levantó el interés ateniense por Benito, ahora en el escaparate del Real Zaragoza, que se ha quedado diluido).

Cala no vino por eso y, también, porque el zaragocista Lanzaro, que iba a salir en aquel ventanal del mercado, acabó quedándose en la plantilla. El italiano iba a dejar el espacio salarial libre que requería la jugada, pero finalmente decidió que permanecía en el Real Zaragoza y eso complicó la permuta. 

Seis meses después, en la pretemporada de la liga 2012-13, en la que el Real Zaragoza iba a cometer la que es, hasta hoy, su última campaña en Primera, Jiménez volvió a intentarlo. Y reanudó sus tanteos para traer a Cala al Real Zaragoza durante la estancia del equipo en Costa Ballena (Cádiz). Pero el director deportivo -Antonio Prieto- decidió que era mejor dar prioridad al holandés Loovens, que llegó del Celtic Glasgow a finales de julio.

El Real Zaragoza descendería en junio de 2013 a Segunda. Jiménez salió disparado del club aragonés. El club se sumergió en la grave crisis institucional del final del agapitismo (García Pitarch mediante) y en las apreturas económicas derivadas del concurso de acreedores y demás millonarias deudas de las que intentan sacarlo en el último lustro los actuales propietarios. Y Cala se fue por caminos bien lejanos al club zaragozano... hasta hoy. Resulta que 6 años y medio después de aquel episodio que casi acabó en boda, el devenir de la vida podría acabar trayendo a Cala a Zaragoza finalmente. En circunstancias en nada parecidas a aquellas. Con fines bien opuestos (aquello era por salvar el pellejo en Primera, lo de ahora es por salir de Segunda rumbo a la élite de nuevo). Y con gentes y mentores en nada vinculados con Jiménez y aquella directiva blanquilla. Cosas del fútbol. 

Cala, desde aquel fallido fichaje por el Real Zaragoza en 2012 (en dos ocasiones), ha llevado su carrera futbolística por el Sevilla (primer equipo), Cardiff (Premier League inglesa), Granada, Getafe, Henan Jianye (China) y, el último año, la UD Las Palmas. El Real Zaragoza ansía que su próximo episodio discurra en el club aragonés. Como ya quiso Jiménez que fuera hace más de 6 años. No es sencillo. Pero tampoco imposible. 

Etiquetas
Comentarios