Real Zaragoza

real zaragoza

Eduardo Olivares, 7 años, el corazón del zaragocismo que viene

Dos semanas antes de que Víctor Fernández dijera su frase "me puede el corazón", el joven seguidor blanquillo ganaba el concurso de dibujo de la Federacion de Peñas del Real Zaragoza... con un corazón blanquiazul.

Eduardo Olivares, el niño de 7 años ganador del premio de dibujo de la Federación de Peñas del Real Zaragoza, posa junto al vicepresidente Sainz de Varanda y el responsable de Marquetin, Carlos Arranz con las réplicas de los abonos y pequeabonos de la temporada 2019-20.
Eduardo Olivares, el niño de 7 años ganador del premio de dibujo de la Federación de Peñas del Real Zaragoza, posa junto al vicepresidente Sainz de Varanda y el responsable de Marquetin, Carlos Arranz con las réplicas de los abonos y pequeabonos de la temporada 2019-20.
Guillermo Mestre

Eduardo Olivares Berna nació en 2012. Este pequeño zaragocista de 7 años vibra y se emociona con el Real Zaragoza cada fin de semana, cada día. Solo lo ha visto jugar en Segunda División y no sabe de sus títulos, de sus grandezas en Primera, de sus competiciones europeas, de sus finales de Copa y Supercopa. Edu es el paradigma de muchos zaragocistas de cuna, de herencia cromosómica, de sangre y familia, que siempre fueron incorporándose al ingente ejército blanquillo desde siempre y que, en los tiempos modernos, son multitud y la gran esperanza de supervivencia futura en tiempos de vacas flacas. Y el pequeño Edu fue protagonista en la presentación de la campaña de abonados de 2019.

Porque Edu ganó el VII Premio de Dibujo Infantil de la Federación de Peñas del Real Zaragoza dos semanas antes de que Víctor Fernández confirmara en rueda de prensa su continuidad como entrenador en la temporada próxima. Y lo hizo con una obra en la que el motivo es un corazón, dividido en bicolor blanco y azul, con el lema "Hoy late la afición, Real Zaragoza campeón".

Hubo una conexión fuera de tiempo, sin vínculo real alguno, entre la idea del jovencísimo Eduardo y el sentimiento de Víctor Fernández para fundamentar su permanencia en el banquillo del Real Zaragoza un año más, en busca del ansiado ascenso. 

Carlos Arranz, el responsable de Marquetin de la SAD, reseñó esta fusión de ideas entre generaciones zaragocistas tan distantes, cuando hizo público que el carné de abonado adulto llevará el lema de Víctor y que, el pequeabono, recogerá en su grafismo el corazón de Edu.

“Días antes de que Víctor Fernández pronunciase su frase ‘me puede el corazón’ en rueda de prensa, nosotros habíamos dado un premio a un niño, muy zaragocista, cuyo dibujo resultó ser una gran coincidencia. Ese dibujo es un corazón. Lo citó el entrenador del Real Zaragoza y lo eligió en el dibujo ganador Edu con anterioridad. Así que el diseño gráfico del pequeabono del año que viene será el corazón de Eduardo”, dijo Arranz.

“Edu es un crack. Recuerdo cuando nos dijo lo feliz que se encontraba por haber ganado este premio y dejó patente con su emoción. Mostró lo zaragocistas que son tanto él como su familia”, apostilló el responsable de la entidad en esta campaña de abonados. 

Etiquetas
Comentarios