Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Linares trabaja al margen del Reus y es asesorado por Paredes

El delantero pretendido por el Real Zaragoza, con dificultades para salir del alborotado club catalán tras su singular venta societaria, recibió la visita de un bufete de abogados.

Miguel Linares, al inicio del entrenamiento del Reus este martes, seguido por los dos abogados que han asesorado a la plantilla, el de la izda. Javier Paredes.
Miguel Linares, al inicio del entrenamiento del Reus este martes, seguido por los dos abogados que han asesorado a la plantilla, el de la izda. Javier Paredes.
HA

Sigue líada la madeja del Reus Deportiu, club desposeído de sus derechos de competición por parte de la Federación Española la semana pasada (no jugó su partido ante Las Palmas y tampoco está previsto que lo haga este fin de semana próximo ante el Albacete), sumido en una gravísima crisis societaria, financiera y deportiva, con enormes deudas a jugadores y empleados, con la plantilla bajo mínimos en número, en términos legales y normativos, y todavía sin argumentar ni sustanciar de facto el anuncio oficial de la venta de la SAD por parte de Joan Oliver a un grupo inversor estadounidense, hecho público este lunes al mediodía a modo de flotador para evitar la descalificación y expulsión de la liga de Segunda División del club rojinegro.

Mientras tanto, su escaso plantel de futbolistas, entre los que se encuentra el aragonés Miguel Linares (delantero centro pretendido por el Real Zaragoza para reforzar su plantilla en la segunda vuelta), se ha entrenado en precario en la mañana de este martes en el campo anejo al estadio municipal de Reus. Y, respecto de este jugador, la noticia -esperada tras declararse en rebeldía la semana pasada y anunciar que no iba a vestir nunca más la camiseta reusense porque su deseo era dejar el club- es que Linares ha sido separado del grupo por parte del entrenador, Xavi Bartolo, y ha trabajado al margen, en solitario. 

Y, paralelamente, la presencia de dos abogados en el campo del Reus, que han asesorado antes del entrenamiento a todo el grupo de futbolistas afectados por tan severa situación laboral, también ha dejado su secuela de afección a los intereses zaragocistas en este asunto. Uno de esos abogados es Javier Paredes, exjugador y capitán del Real Zaragoza, que además, en un momento de la mañana, ha llevado a cabo una conversación aparte con Linares para abordar el margen de maniobra que tiene el ariete de Fuentes de Ebro en su intento de romper su compromiso con el Reus y poder recalar en el club zaragocista antes de que concluya el mercado invernal de fichajes, en próximo día 31 de enero, en apenas 9 fechas.

A primera hora de la tarde de este martes, nada se ha aclarado ni desbrozado al respecto. La maraña de dificultades sigue siendo de primer orden. Ni se sustancia la compraventa del Reus al fondo norteamericano, ni se consuma oficialmente su retirada de la competición -y con ella su descenso a Segunda B irreversible- por parte de La Liga y la Federación. Y, como consecuencia de ello, tampoco encuentra Linares la salida de un lugar donde, por su acto de renuncia a ser convocado más por Bartolo, su situación es incómoda y de áspera digestión puntual.

En los trazos gruesos de la problemática, Linares sabe que su ruptura con el Reus y su fichaje inmediato por el Real Zaragoza, a esta hora, solo pasa por la desaparición del club catalán de la competición pues, en ese caso, los jugadores con contrato en vigor con los rojinegros quedarían automáticamente liberados y podrián fichar por otro club sin traba alguna. De no ser así antes del día 31, las opciones de que ahora el Reus pueda negociar unilateralmente una rescisión de contrato, de Linares o cualquier otro jugador, son normativamente imposibles de antemano. Esto es así porque el Reus dispone únicamente de 12 fichas profesionales dadas de alta en la Federación, el mínimo que exige el reglamento del fútbol español para que un club esté en regla en la competición. Si tuviera una menos, supondría su inmediata expulsión de la liga, algo no concebible por motivos obvios. No puede prescindir, legalmente, de ninguno de esos 12.

Y, en el caso de que la nueva propiedad del Reus acabara tomando el mando de la SAD y La Liga y la Federación diesen el visto bueno a la contiunidad del equipo tarraconense en el torneo liguero, nada se sabe aún sobre si podrían fichar nuevos refuerzos y remover su plantilla, una vez puesto en regla económicamente el agujero negro que ahora los ahoga. Y, si se diera esa hipótesis, cuál sería el escenario de Linares para poder solicitar su ansiada baja del Reus para llegar al Real Zaragoza.

Todos los implicados en este largo culebrón esperan acontecimientos durante la tarde del martes para poder poner luz a tantas tinieblas. El club zaragocista y Linares, entre ellos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión