Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zapater: "Queremos estabilidad"

El capitán del Real Zaragoza confía en la mejora del equipo y considera que "en el fútbol se vive de los resultados" en referencia a la delicada situación actual y al momento que atraviesa Idiakez

Alberto Zapater, en el entrenamiento matinal de este martes, 1 de mayo.
Alberto Zapater, en un entrenamiento
Raquel Labodía

Como es previsible cada vez que al equipo se le abren vías de agua en su realidad deportiva, el Real Zaragoza sacó este lunes a Alberto Zapater con el martillo, la madera y los clavos para taponarlas, en un intento de que su acreditado y representativo discurso contenga la intranquilidad general. Y así, el capitán emitió un mensaje de confianza y serenidad, muy similar, como obedece, al que en su día formuló cuando el fútbol se llevó por delante a Luis Milla, a Raúl Agné y a punto estuvo con Natxo González.

Ahora, el oleaje se ceba con Imanol Idiakez, y el capitán del equipo, como ya hiciera tras la frustrante derrota contra el Numancia en los pasillos de Los Pajaritos, cerró filas en torno al entrenador. “Queremos que todo vaya bien y cambiar esta situación. Queremos estabilidad y no tener este pesimismo, algo que entiendo que es normal. Todos queríamos estar ahora más arriba, pero la realidad es ésta”, respondió Zapater cuando se le preguntó cuál sería su postura si el club le consulta sobre el futuro de Idiakez.

El capitán restó importancia a las reuniones y conversaciones del pasado domingo, entre plantilla, cuerpo técnico y director deportivo: “Es una foto que también se puede dar cuando se gana. Es lo normal hablar con el entrenador o la dirección deportiva, más si cabe en esta situación”.

Zapater no quiso abundar mucho más en la figura de Idiakez ni concentrar el análisis en su persona. Aunque deslizó su confianza en el entrenador (“Esto es culpa de todos y todos tenemos que mejorarlo”, dijo en Soria), tampoco ejerció una defensa cerrada del técnico. “Imanol es una persona tranquila y sabe que está ante una gran oportunidad. Igual se ha sorprendido de todo este ruido. Pero todos sabemos lo que conlleva el Zaragoza. Suelo decirle a mis compañeros que hay que aislarse, y a partir de ahí, focalizar todo en el trabajo y en el césped”, razonó el futbolista de Ejea de los Caballeros.

Su visión del presente, basándose en su experiencia y en la reacción sobresaliente del conjunto de Natxo González el curso pasado, conduce a Zapater a creer sólidamente en que sucederá lo mismo esta vez. Asume la necesidad de mejorar y corregir errores, y cumplir con las expectativas. “Lo que está pasando ahora es la realidad del fútbol cuando hay malos resultados. Fuimos a Almería con la oportunidad de ponernos arriba. Después, hubiéramos afrontado de modo distinto el partido contra el Lugo. Pero en el fútbol se vive de los resultados. Todo el mundo esperaba que este año estuviéramos arriba desde el principio. Algo que es muy difícil. No ha sido así, y ahora solo podemos pensar en mejorar y ser capaces, que lo somos, de cambiar esto”, relató.

Zapater no enunció las razones de la caída del equipo. No encontró el argumentario preciso cuando se le cuestionó por el declive pronunciado que se inició en Almería. “Cada partido es un mundo. Creo que contra Osasuna jugamos una buena primera mitad, en Albacete también, aunque arrastramos dos goles pronto...”, indicó.”Tenemos muy clara la idea”, señaló sin abundar en más cuestiones del apartado táctico. “No creo que hayamos cambiado”, añadió, en referencia a aquellos primeros partidos de liga. “Simplemente, ahora no nos salen las cosas como nos gustaría”, remató.

En Soria, Imanol Idiakez aseguró que los futbolistas había salido al campo agarrotados, demasiado nerviosos, debido a la tensión generada por la necesidad de ganar. Una actitud que, en el caso de Zapater, no fue tal: “Yo lo afronté como todos. Igual que si fuera cualquier otro partido. Sabemos la camiseta que vestimos y lo que representamos. Había que ganar porque estamos en una mala dinámica, pero igual que había que ganar en Almería porque hubiera sido muy importante tras vencer en Oviedo”.

Y, por último, Zapater apuntó el riesgo de que esta situación puede arrasar con la comunión y el pacto suscrito con la afición desde el pasado curso. “Ahora, con esta dinámica, se duda de todo. Y no queremos que se pierda la ilusión”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión