Real Zaragoza
Suscríbete

Eguaras y la asunción de lo ocurrido en Alcorcón

"Las sensaciones no fueron buenas, está claro que nos superaron" admitió el pivote del Real Zaragoza respecto del último partido de Alcorcón, que escuece en el vestuario pese al punto obtenido.

Eguaras, en la Ciudad Deportiva.
Eguaras y la asunción de lo ocurrido en Alcorcón
Aránzazu Navarro

Resulta singular el efecto que ha producido el último partido del Real Zaragoza, el del pasado sábado en Alcorcón. El equipo de Natxo González logró extraer un punto, a través del 1-1 final, pero la calidad del fútbol desplegado por los zaragocistas fue tan baja que, no solo en la afición y el entorno, sino también dentro del propio vestuario, se reconoce que así va a resultar imposible encauzar la pretendida y ansiada reacción en la clasificación, que tanto sigue apretando al cuadro blanquillo en la parte baja de la misma.

Íñigo Eguaras, el centrocampista titular en el timón del juego de los últimos partidos, ejerció este martes como portavoz del grupo y no tuvo inconveniente alguno en reconocer las sensaciones que se viven desde el regreso de Madrid. "Sí que es verdad, las sensaciones no fueron buenas. Está claro que fue un partido en el que nos superaron", admitió el navarro de entrada.

Eguaras subrayó la curiosa mutación que está apreciándose en la aplicación del Real Zaragoza con el paso de las jornadas, ya 25 a estas alturas del torneo. "Es verdad que antes las sensaciones eran mejores, jugábamos mejor", asumió el '16'  blanquillo. "Pero también es verdad que no sumábamos. En muchos partidos merecíamos más pero nos íbamos a casa con cero puntos", completó su razonamiento antes de rematar su fotografía de situación: "Al principio nos quejábamos de que hacíamos buen juego pero no puntuábamos. Ahora no hacemos tan buen juego, pero estamos sumando. En la primera vuelta nos costó mucho sacar los puntos adelante en casa. Y ahora, sin tener ese buen juego, hemos ganado los dos últimos. Eso es importante", buscó Eguaras una salida positiva a lo que está sucediendo en el presente.

¿Por qué el Real Zaragoza ha perdido esos buenos ratos de inspiración futbolística que se veían al inicio de la temporada en algunas fases de diversos partidos?, se le cuestionó a Eguaras. Y su respuesta fue tan lacónica como fútil: "La verdad es que no lo sé", dijo el de Ansoáin.

En la caseta zaragocista se mira al retrovisor. Es cuestión obligada, dadas las circunstancias clasificatorias. Resulta inevitable observar el batiburrillo de equipos que caminan en apenas 3 puntos huyendo de una plaza de descenso que no termina por definirse por encima de los casi desahuciados Lorca, Sevilla Atlético y Córdoba. Eguaras así lo expresó. "Los resultados de los demás en esta jornada no nos acompañaron. Aunque con los tres últimos clasificados hemos sacado ya cierta ventaja, estamos solo a 2 puntos del descenso. A ver si ganando el domingo al Lugo abrimos un poco más de brecha", indicó.

Por último, en la visión retrospectiva de lo sucedido en Alcorcón -y, de paso, en las últimas semanas- que hizo Íñigo Eguaras antes del entrenamiento de este martes, el pivote navarro sugirió, como ya hizo el entrenador tras el partido, la necesidad de dotar al punto logrado en Santo Domingo de más valor que el que distorsiona el mal juego mostrado por el Real Zaragoza para consumarlo. "Al final, creo que es un punto que hay que valorar. Porque fue fuera de casa, en un campo difícil, ante un buen rival. Es un punto que nos permite sumar", concluyó Eguaras, utilizando las tesis de Natxo González en este sentido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión