Real Zaragoza
Suscríbete

Cambio de chip: de dos líderes, a un colista que aún no ha ganado

El Real Zaragoza afrontará el sábado un partido trampa ante el filial del Sevilla, que es el último en la tabla con solo 4 puntos en un inicio fatal de liga.

Un momento del partido reciente que disputó el Sevilla Atlético en Huesca el pasado mes de septiembre, choque que acabó 0-0.
Cambio de chip: de dos líderes, a un colista que aún no ha ganado
Javier Broto

Cambio radical en los preparativos del próximo partido del Real Zaragoza. Tras afrontar un duelo de altura frente al Osasuna, el líder de la categoría en el último tramo, el siguiente capítulo tiene el perfil totalmente inverso: el rival del sábado próximo es el Sevilla Atlético, el filial hispalense, que es el colista desde prácticamente el primer día. El panorama previo pasa del blanco al negro. De un bloque con estructura de Primera División a un grupo de jóvenes cachorros que este año no han sido capaces de ganar un solo partido en las 10 primeras jornadas.

Además, en el caso de lo que le resulta reciente a Natxo González y sus muchachos, la dosis viene de ser doble. Porque en una semana se enfrentaron, puntualmente, a dos líderes. Antes que el Osasuna, el anterior domingo, día 8, pasó por La Romareda el Numancia, que en aquel momento era también el primer clasificado. Por eso, esta larga cambiada mental a la que le obliga el calendario liguero va a resultarle singular al equipo zaragocista. El Sevilla B nada tiene que ver con las características de estos dos enfrentamientos referidos. Y, seguramente, tampoco con ese choque intermedio que se libró en el campo del Lorca el pasado miércoles, pues los murcianos (ahora penúltimos, con 8 puntos), han ganado 2 partidos y su ritmo de inicio ha sido bastante más natural que el de los sevillistas.

Porque, a mitad de octubre, la trayectoria del Sevilla Atlético es la del peor colista de los últimos años. Ningún partido ganado. Cuatro empates. Y seis derrotas. Pero no se queda aquí el desastre dibujado hasta hoy por los chicos que entrena Luis García Tevenet, ex técnico del Huesca. Y es que solo han sido capaces de marcar 4 goles en más de 900 minutos de juego, mientras que en sentido contrario han recibido ya 14.

Además, el Real Zaragoza deberá afrontar este compromiso en un campo raro, anómalo, de envoltorio extraño: una Ciudad Deportiva. Un detalle que añadirá más especias y condimentos para convertir la cita de Sevilla en un partido trampa. De esos que, todos los ingredientes, incitan a considerar que el favorito debe ser capaz de ganar con cierta soltura y, por el contrario, dejan pocas escapatorias en caso de fracasar en el intento.

En Sevilla, en ese pequeño estadio de construcción postiza sobre uno de los campos de entrenamiento del club sevillista en la carretera de Utrera, ya han jugado 5 equipos. El Valladolid ganó 1-2. La Leonesa repitió y venció también 1-2. El Rayo Vallecano se quedó en el 0-0. El Reus salió triunfante por 0-1. Y el Cádiz, como los vallecanos, también se atascó hasta el 0-0 final. Son los antecedentes. Las pistas que tienen Natxo y el cuerpo técnico para seguir, estudiar e interpretar de aquí al sábado. Es evidente que el rival tiene problemas. Y que son serios, profundos, estructurales.

Así que el Real Zaragoza acomete una jornada con estos aderezos que, en gran medida, lo obligan a ganar en Sevilla. Un tipo de mandato que a muchos entrenadores suele molestar por aquello de que en el fútbol no existe la lógica. No es sencillo portar la vitola de favorito por más que los pronósticos fundados así lo subrayen. Son partidos con poco a ganar (si se hace, parece siempre lo normal) y con mucho que perder. Días tramposos, de riesgos con consecuencias posteriores.

Este es el perfil del siguiente partido de los zaragocistas. Bien dispar a los vividos recientemente ante Osasuna y Numancia en La Romareda. Los de Natxo ya han demostrado que son capaces de doblegar y estar al nivel de los líderes eventuales de la liga.

El sábado, en Sevilla, les toca pasar otro examen: han de mostrarse con ese punto de poderío que hace que un equipo grande se muestre superior cuando visita a un colista en graves apuros. Es el caso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión