Fútbol
Suscríbete

fútbol

La agresión al árbitro del Ultimate Valdefierro-Fuentes B se une a un 'mes negro' en el fútbol aragonés

El partido, de Tercera Regional, acabó con un jugador visitante increpando y provocándole "un chichón" al colegiado.

Un árbitro realiza una anotación en un partido.
Un árbitro realiza una anotación en un partido.
Heraldo.es

Una nueva agresión al colegiado Diego F. S. en el Ultimate Valdefierro-Fuentes B, de la Tercera Regional, se une a un mes ‘negro’ en cuanto a violencia en el fútbol aragonés. El incidente tuvo lugar este pasado domingo por la tarde, cuando, al término del encuentro, que resultó intenso y disputado, un jugador del equipo visitante siguió al árbitro hacia la caseta -en actitud amenazante, según recoge el acta- y arremetió contra él.

Testigos presenciales señalan que fue un “momento de tensión” en el que hubo “cierta mala suerte”, puesto que el jugador del Fuentes “dio una patada a la puerta del vestuario” y esta, a su vez, acabó golpeando en la cabeza del trencilla, provocándole “un chichón”.

Esta versión coincide con la aportada por el presidente del Fuentes, Jesús Linares, que no duda en condenar el acto de su jugador, recordando que la violencia “nunca es el camino” y que, aunque no tuviera intención de darle con la puerta, hay “otras formas” de gestionar situaciones de este tipo.

La mala suerte nunca puede justificar lo ocurrido. Le vamos a aplicar una sanción a nuestro futbolista porque, por más que el árbitro se pudiera equivocar, jamás hay que tener arrebatos así”, añade Linares, sobre ese gesto de rabia que terminó de la peor forma.

El encuentro se disputó en horario de tarde (19.00) en el CMF de Valdefierro y el Fuentes acabó perdiendo por 4-3 después de ir ganando por 0-3. Hubo hasta 10 tarjetas amarillas y una expulsión, antes de que al término del choque se produjera ese episodio violento, que, lamentablemente, no es el único que vive el balompié de la Comunidad en las últimas semanas.

El sábado, Juan Sisamón Mateos -árbitro con residencia en Mallén- había sido agredido a la conclusión de un encuentro de categoría infantil (jugadores de 12 y 13 años de edad) en Ágreda (Soria). Fue el padre de un jugador del equipo visitante, el Rivas, el que le propinó dos puñetazos a la altura de la nuca, antes de abandonar la instalación en su coche.

Antes, el día 18 de este mismo mes de marzo, en un partido de juveniles entre el Valdefierro y el Cuarte, que ya venía caliente de atrás, un aficionado acabó detenido por enfrentarse a la Policía Nacional y el árbitro tuvo que ser escoltado a la salida.

Y apenas un par de semanas antes, se dio otro incidente violento en un partido de Segunda Juvenil, el Santa Isabel B-Utebo B, disputado en el campo César Lainez del barrio zaragozano. El choque, terminó con invasión de campo, acusaciones de agresión y una fuerte presencia policial para evitar que la cosa fuera a mayores.

El duelo, tal y como se contó en las páginas de HERALDO, llegaba condicionado por una agresión que se produjo en el partido de ida, meses atrás. Entonces, un jugador del Utebo agredió a uno del Santa Isabel, por lo que recibió una sanción de la federación y otra, interna, del propio club azulón. La tensión entre los jugadores tuvo continuidad en las redes sociales, desde donde llegaron amenazas y se calentó el partido de vuelta.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión