Deportes
Suscríbete

fútbol

El padre de un jugador infantil del Rivas agrede al árbitro en Ágreda

Los hechos acaecieron el pasado sábado a la finalización del encuentro tras ser expulsado el futbolista del equipo cincovillés

Imagen de archivo de un campo de fútbol
Imagen de archivo de un campo de fútbol
Pexels

La violencia vuelve a sacudir al fútbol base aragonés. Juan Sisamón Mateos, árbitro con residencia en Mallén, fue agredido en Ágreda por el padre de un jugador del Rivas a la conclusión del encuentro que ambos equipos, de categoría infantil (jugadores de 12 y 13 años de edad), disputaron en el municipio soriano el pasado sábado a las 10.00. El árbitro, según ha podido confirmar HERALDO, denunció los hechos en el puesto de la Guardia Civil de Ágreda después de ser atendido en el Centro de Salud de la misma localidad.

A priori, se trataba de un intrascendente partido de la última jornada de Primera Infantil provincial, Subgrupo 2-A. Iba venciendo el Rivas por 1-3, pero el Ágreda logró reaccionar y empató el partido con dos goles de su joven y prometedora jugadora Celia Campos Cacho, finalizando el encuentro con el resultado de 3-3. En el mismo instante en que el árbitro señaló el final del encuentro, el jugador número 19 del Rivas comenzó a insultar al árbitro, siendo este jugador expulsado por dicho motivo con tarjeta roja directa. Nada más ser expulsado el joven jugador visitante, una mujer se aproximó al árbitro insultándole de forma reiterada. Dicha mujer, según fuentes consultadas por HERALDO, es la madre del joven futbolista del Rivas. Inmediatamente después, un hombre, el padre del futbolista expulsado, agredió físicamente al árbitro, propinándole dos puñetazos a la altura de la nuca. El agresor abandonó posteriormente el campo del Ágreda junto a su familia en su vehículo, sin que se produjeran mayores incidentes, pues tanto los integrantes del Ágreda como los del Rivas intentaron proteger en todo instante al colegiado.

El joven árbitro, natural de Mallén, de 26 años de edad y con una brillante carrera por delante, se desplazó para ser atendido en el Centro de Salud de Ágreda. Después de ser auscultado, se advirtió una fuerte contusión con dolor a la altura de la nuca, además de en la zona de las cervicales. Llegó a marearse, pero en ningún caso perdió el conocimiento.

Desde el Comité Técnico de Árbitros de Aragón, se ha prestado todo el apoyo al colegiado, además de la asesoría legal que precise y el respaldo moral imprescindible tras esta agresión sufrida, aunque sus responsables prefieren no hacer declaraciones.

Independientemente de los hechos acaecidos el pasado sábado, la labor social que desarrollan tanto el Ágreda y como el Rivas es enorme. El conjunto soriano, pese a pertenecer administrativamente a la Comunidad de Castilla y León, al igual que el Ólvega, siempre compite por proximidad geográfica con los clubes de Aragón. De hecho, está censado en la Real Federación Aragonesa de fútbol (RFAF). Qué decir del Rivas, un barrio rural de Ejea de los Caballeros que, con apenas medio millar de habitantes, es capaz de federar hasta un equipo infantil. Los tristes hechos acaecidos el sábado pasado no se corresponden con su esfuerzo en pro del deporte, en ese caso del deporte en edades formativas. Porque una agresión solo puede descalificar a quien la perpetra.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión