Despliega el menú
Fútbol

Fahd, el colegiado brutalmente agredido, "volverá a arbitrar en un mes"

Luis Duro, presidente del Comité Aragonés de Árbitros de Fútbol, asegura que "sus molestias en el pómulo y en la mandíbula ya han remitido".

Fahd Abbou, en el campo del Miralbueno con la camiseta del uniforme arbitral.
Fahd Abbou, en el campo del Miralbueno con la camiseta del uniforme arbitral.
Guillermo Mestre

Diez días después de la brutal agresión que sufrió Fahd Abbou El Mourabit en el Miralbueno-San Juan de Primera Regional, su estado de salud ha mejorado notablemente. Sigue recuperándose de las últimas secuelas y con la firme intención de regresar a los campos aragoneses como colegiado lo antes posible. Si su evolución sigue el curso estipulado, "Fahd volverá a arbitrar en un mes", explica Luis Duro, presidente del Comité Aragonés de Árbitros de Fútbol.

"El chaval tiene muchas ganas de volver a arbitrar y es posible que incluso pueda volver antes de un mes, siempre y cuando pase las pertinentes revisiones médicas y su evolución siga siendo favorable", comenta Duro. En este sentido, "las molestias en el pómulo y en la mandíbula han remitido" y se ha hecho un especial seguimiento al golpe en la cabeza. "Un golpe así puede dejar secuelas incluso días después. He hablado con él casi todos los días y está bien. Parece que no va a tener problemas", subraya el presidente de los árbitros aragoneses.

Unos árbitros aragoneses que, según su presidente, han vivido "malos días" porque "nunca es agradable que agredan a un compañero". "Podría haber sido cualquiera", subraya Duro. En este sentido, los colegiados aragoneses han recibido el apoyo y los ánimos "de los presidentes de los comités territoriales y del nacional".

La educación y el papel de los clubes

Tras la agresión a Fahd, la del benjamín del Utebo y la del futbolista del Belver (ambos también a dos árbitros), el Comité Aragonés de Árbitros de Fútbol ha abierto estos días un periodo de reflexión y, como es habitual en este sentido, lanza al aire un mensaje de educación. De educación en mayúsculas. "Hace falta mucha educación para evitar estos problemas. La realidad es que estos problemas empiezan por las categorías menores, desde benjamines. Y eso es algo indigno. Observas cada fin de semana a padres con comportamientos vergonzosos. Insultan, faltan... el deporte tiene que ser formativo y muchas veces estamos lejos de eso", apunta Duro.

Además de la educación general de la sociedad, otro sector clave para evitar estos casos de agresiones arbitrales son los propios clubes. "Siempre les decimos (a los clubes) que ellos son los que tienen los medios para frenar estas actuaciones. Ellos son los que tienen que impedir comportamientos así. Les decimos que, cuando detecten cualquier caso, que lo corten por lo sano", explica.

El Comité Aragonés de Árbitros de Fútbol cuenta actualmente con más de 500 colegiados y se encuentra en constante crecimiento: en el año 2003 la cifra no alcanzaba los 300.

Etiquetas
Comentarios