Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Casademont Zaragoza, mina y cantera para la selección

El conjunto aragonés aporta 16 jugadores a las categorías inferiores de la selección española. 

Aday Mara, en la final del Mundial sub-17 del pasado 10 de julio.
Aday Mara, en la final del Mundial sub-17 del pasado 10 de julio.
ALBERTO NEVADO/FEB

Son canteranos de selección. Piezas de futuro. Algunos de los valores más prometedores del baloncesto nacional. Jugadores imponentes, emergentes, talentosos, cotizados, con numerosos recursos, que apuntan decididamente a la élite y que han sido cocinados a fuego lento en las categorías inferiores del Casademont Zaragoza. En este sentido, la entidad que preside Reynaldo Benito vuelve a ser un ejemplo en el trabajo y la formación de jóvenes deportistas. Su cantera, admirada y alabada en el panorama continental, muy codiciada por los más grandes equipos, está resultando especialmente productiva en las últimos temporadas.

El club invierte en la base, y lo hace con convicción, de manera firme y decidida; con un sólido plan deportivo que allane el recorrido de sus jóvenes promesas al baloncesto profesional. Se trata de una de las canteras más fértiles de España. De hecho, el Casademont ha aportado hasta 16 jugadores a las categorías inferiores de la selección nacional, la cifra más elevada de su historia, en un periodo que también está resultando especialmente productivo en títulos conquistados.

En la actualidad, Aday Mara y Lucas Langarita son los principales activos de la cantera aragonesa. Sus actuaciones resultaron capitales en el exitoso recorrido de la selección española sub-17, que se proclamó subcampeona del mundo de la categoría el 10 de julio, tras completar un torneo de ensueño. Sólo Estados Unidos, ya en la final, fue capaz de doblegar al combinado español (67-79).

Mara, de 17 años y 2,20 metros de estatura, es la torre del Casademont. El pívot ya se estrenó el pasado mes de noviembre con el primer equipo aragonés, en la FIBA Europe Cup, tras haber dominado con suficiencia en las diferentes categorías inferiores de la entidad. Se incorporó al club zaragozano en edad infantil y, desde entonces, ha progresado en la escala jerárquica con un impacto sobresaliente. Por su altura, su intimidación, su contundencia, su capacidad reboteadora e, incluso, sus acertadas lecturas del juego –asiste con facilidad–, Mara suele monopolizar la atención mediática en cada uno de los partidos. Finalizó el Mundial sub-17 con unos registros de 12,6 puntos, 5 rebotes y 16,4 créditos de valoración por partido, en los 18 minutos de media que permaneció sobre la pista.

Lucas Langarita, en la final ante Estados Unidos.
Lucas Langarita, en la final ante Estados Unidos.
ALBERTO NEVADO/FEB

Langarita también se asoma con descaro a la élite. A sus 17 años, el escolta dirige, penetra, asiste, anota y defiende. Además, está habituado a asumir responsabilidades y representa una gran amenaza desde la línea exterior. Al igual que Mara, su contribución resultó determinante para la conquista de la plata mundial. En el torneo facturó 11,1 puntos, 2,4 rebotes y 2,9 asistencias por partido, en 26 minutos de juego, y permaneció media hora sobre la pista en la gran final; un diáfano indicador de su importante rol en el equipo.

Por su parte, Aitor Etxeguren se colgó el oro continental con la selección española sub-20, el pasado 24 de julio, tras imponerse a Lituania (69-61) en la final. En los siete partidos del Europeo, el ala-pívot promedió 7,1 puntos, 3,3 rebotes, 18 minutos y 9,3 créditos de valoración por duelo. El jugador vasco se incorporó a las categorías inferiores del Casademont en 2018, y el último curso actuó cedido en el Levitec Huesca, en la Liga LEB Oro. Ahora, sin embargo, ha finalizado su vinculación contractual con los aragoneses y jugará ahora en el Gran Canaria.

En la sub-18, Álex Moreno está participando actualmente en el Europeo de Turquía; mientras que Manu Zapater estuvo concentrado con la selección desde el pasado 5 de julio, aunque luego se quedó fuera de la lista definitiva para el torneo, formada por 12 jugadores. Asimismo, Rubén Valero ha trabajado con la sub-16 en julio, en Azuqueca de Henares, preparando el Europeo de Skopje que se disputará del 12 al 20 de agosto; Hugo Muñoz y Luis Andrés son habituales en el equipo nacional sub-15; Jorge Prieto, con la sub-14, y Adrián Ferreres, con la sub-13, están citados para unos entrenamientos que se desarrollarán próximamente en Íscar; y Fran Monreal y Carlos Alias están compitiendo ahora en Voiron (Francia), con la selección sub-17 de 3x3.

Leyre Urdian (izquierda), con el combinado español U15.
Leyre Urdiain (izquierda), con el combinado español U15.
FEB

Respecto a la sección femenina, Leyre Urdiain logró recientemente el triunfo en el Torneo de la Amistad con la selección española sub-15 –el mismo equipo con el que Sofía Villa compitió en abril, en el torneo Medac El Olivar; y Claudia Lostal y Paula Marcuello acudirán la próxima semana a Getafe, donde se ejercitarán con el combinado sub-13.

Pese a la fuga de talentos –Vit Krejci, Pradilla, Alocén...–, el conjunto aragonés continúa invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo en la adecuada formación de sus jóvenes promesas. Y el trabajo le sigue reportando grtandes réditos. El Casademont es la cantera de España.

Otros aragoneses

Además de los canteranos del Casademont Zaragoza, la selección española también se nutre de otros jugadores aragoneses. Claudia Langarita fue campeona de Europa sub-20; Ariadna Termis y Marina Mata se colgaron la plata en el Mundial sub-17; Samuel Gimeno (El Olivar) y Álex Tovar (Stadium) se concentrarán la próxima semana en Getafe con la selección masculina sub-12, y Victoria Marcus (CBZ) y Paula Pali (Helios) lo harán con la femenina; mientras que Candela Cuevas (Helios) lo hará con la sub-13.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión