Baloncesto
Suscríbete por 1€

casademont zaragoza

Dragan Sakota: "Hay que ser mejores"

En la antesala del partido contra el Juventut, el técnico del Casademont Zaragoza asegura tener detectados ya los principales problemas del equipo. 

Dragan Sakota, ayer, dirigiendo desde la banda en Burgos.
Dragan Sakota, ayer, dirigiendo desde la banda en Burgos.
Santi Otero/Efe

Dragan Sakota, técnico de Casademont Zaragoza, sigue en su empeño de resucitar al equipo zaragozano. Una semana de trabajo más, de análisis, observación y entrenamiento, para intentar evitar la debacle en una temporada tormentosa y nefasta. El próximo rival no se antoja sencillo, un Juventut frente al que el técnico serbio espera que sus jugadores plasmen las mejorar apreciadas en los últimos días de trabajo.

“Estamos bien en el apartado físico. Después de los entrenamientos de esta semana veo al equipo con más nivel de comunicación y cooperación. Nos enfrentamos a un adversario de nivel casi Euroliga. Nos quedan nueve partidos y cada jornada es una nueva oportunidad. Con ver mejora y capacidad competitiva, a partir de ahí seré mucho más optimista”, subrayó este jueves el nuevo entrenador del Casademont Zaragoza.

Su objetivo, como no podría ser de otro modo, es que el equipo eleve su estatura competitiva. “Soy consciente de que el equipo no es perfecto y me gustaría estar en una mejor situación. Mi objetivo es que este equipo sea mejor. No nos ayuda hablar de lo que nos falta ahora mismo. Es evidente de que algunos jugadores diferentes en unas posiciones nos ayudarían, pero la situación del mercado es muy complicada ahora”, indicó, en relación a que la plantilla sea vea reforzada en el tramo final con nuevas incorporaciones.

De momento, la única y última cara nueva es Sean Kilpatrick. “Llegó a la vez que yo al equipo y no era consciente del nivel de forma. Por eso durante la semana ha sufrido. He visto mejoría durante la semana. Sigo planteándome a Bone como un dos por la falta de generadores, aunque lo veremos también de uno”, aseguró el entrenador balcánico.

Entre los puntos de mejora, Dragan Sakota resaltó varios: desde la ausencia de un buen balance exterior e interior a la falta de firmeza en las acciones. Su análisis sobre el estado del baloncesto de su equipo es el siguiente: “He llegado a la conclusión de que no había un equilibrio dentro-fuera. Veía falta de dureza. Junto a otros detalles, estoy trabajando para mejorar su situación”, apuntó.

Sakota dio alguna pincelada más sobre la situación heredada. “Llegar a mitad de temporada es muy difícil. Tienes que ajustarte y ver qué puede hacer cada jugador. Esto es una cuestión de semanas porque necesitamos tener mejor química. Eso empieza por la actitud defensiva. El equipo estaba siendo uno de los que más pérdidas estaba teniendo de la competición. El objetivo es que el equipo sea capaz de compartir los roles y ese ha sido mi trabajo”, afirmó.

El estado anímico de sus jugadores representa otro de los vértices de actuación del técnico. Las derrotas han hundido el vestuario y su labor, ahora, es reponer ese factor emocional. “Entiendo que en un equipo que viene de muchas derrotas el equipo se viene abajo. Es un trabajo difícil, pero para cambiar esta dinámica he enfatizado en los puntos donde más estoy trabajando. La actitud defensiva y en ataque, que el equipo anote canastas fáciles, creciendo así el optimismo”, evaluó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión