Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

casademont zaragoza

El sueño europeo de Luis Casimiro

A la extensa y rica trayectoria del técnico del Casademont Zaragoza, aún le falta la gloria continental que rozó en 2002 en la Copa Saporta con Pamesa Valencia.

Luis Casimiro, entrenador del Casademont Zaragoza.
Luis Casimiro, entrenador del Casademont Zaragoza.
Esther Casas

Luis Casimiro ha sido testigo en primera fila de cómo el baloncesto europeo, desde su cisma de 2002, se transformó y reordenó con la desaparición de sus competiciones clásicas o la aparición de nuevos torneos. En casi todos ellos, y son unos cuantos, ha pintado su pizarra el actual entrenador del Casademont Zaragoza. Suele decirse que nunca es tarde para cumplir algunos sueños, y Casimiro afronta esta semana en Rusia, en la Final a 8 de la BCL, uno de los retos pendientes en su extensa y rica trayectoria. Para uno de los preparadores más longevos del baloncesto español, con casi 25 años ininterrumpido en la elite, la conquista de una competición continental sigue suponiendo una línea luminosa aún por añadir al currículo, a ese palmarés encabezado por la ACB ganada con Manresa en 1998.

Casademont le ofrece a Casimiro, a sus 60 años, esa oportunidad en Nizhny Novgorod, con el anfitrión como primera batalla. El preparador manchego conoce sobradamente el mapa de Europa y sus competiciones. Las ha palpado todas y en todas las épocas. Jugó la vieja Euroliga con Manresa, equipo con el que disputó también la Copa Korac. También porta la huella de la mítica Recopa, luego renombrada como Copa Saporta, título que rozó, que se le escapó en la final en 2002. Con Etosa Alicante, participó en la ULEB Cup. Todas son competiciones ya extinguidas, renovadas, ampliadas y enriquecidas por los formatos modernos: la nueva Euroliga, la Eurocup o la Basketball Champions League. La Eurocup, la segunda del escalafón continental, ha sido el ámbito internacional más frecuentado por Casimiro en la última década. En ella, ha competido con Estudiantes, Sevilla, Gran Canaria y Unicaja.

Nunca le echó el guante a ningún título. Estuvo cerca, con el mítico Pamesa Valencia, en 2002, en la Copa Saporta. Cayó en la final de Lyon con el Montepaschi Siena (71-81), tras haber sido semifinalista en la edición previa. Era el Pamesa de Paraíso, Hopkins, Alston, Rodilla… Un proyecto ambicioso con el que Casimiro saltó al primer nivel tras su inesperado y colosal éxito con el TDK Manresa. El técnico manchego no pudo en aquella final con los italianos, liderados por Namoski, Topic y Chiacig. Fue la última Recopa -Copa Saporta- de la historia.

Casimiro ya había disputado con Manresa las otras dos competiciones del antiguo sistema continental. En la Copa Korac de 1998 perdió en dieciseisavos contra el Aris de Salónica. Un año después, el título de la ACB le abrió la puerta de la Euroliga. Panathinaikos, Efes Pilsen y Maccabi Tel Aviv le apartaron del torneo en la primera ronda.

La Eurocup pasó a ser el escenario europeo habitual de Luis Casimiro. En su orígenes, como Copa ULEB, la jugó con Alicante, en 2004, edición en la que no pasó de la fase de grupos. En 2011, le echó el Cedevita croata en cuartos de final cuando dirigía a Estudiantes. En 2015, con Sevilla, alcanzó la segunda ronda, el Last-32. Las ediciones de 2017 y 2018 las atacó como entrenador de Gran Canaria. El Hapoel Jerusalén le eliminó en cuartos de final el primer año, misma ronda en la que le echaría después el Lokomotiv Kuban.

En Málaga, los cuartos de final volvieron a ser un muro infranqueable para Casimiro. El Alba Berlín fue en 2019 el verdugo de Unicaja en esa altura de la competición, cancelada el año pasado debido a la pandemia cuando el equipo de Casimiro estaba de nuevo en el cuadro de cuartos, emparejado con el Reyer Venezia. Esta misma temporada, antes del despido en enero tras tres cursos en el cargo, Luis Casimiro también dirigió a Unicaja en la ronda de grupos de la Eurocup.

Ahora, el veterano entrenador aspira a la gloria europea con Casademont Zaragoza. Será su estreno en la BCL, torneo del que le separan tres victorias. Un título continental que adornaría con oro y laurel su hoja de servicios por Europa en los últimos 25 años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión