Despliega el menú
Baloncesto

basket zaragoza

Un Casademont de 'run and gun': máximo anotador de la ACB

El equipo aragonés ostenta una media de 88,6 puntos por partido que está por delante de la del Real Madrid y el Barcelona. 

Dylan Ennis, escolta del Casademont Zaragoza, realiza un lanzamiento.
Dylan Ennis, escolta del Casademont Zaragoza, realiza un lanzamiento.
Esther Casas

Ni Real Madrid ni Barcelona, el Casademont Zaragoza es el equipo más anotador de la Liga Endesa. Sobrepasado el ecuador de la temporada, el cuadro aragonés ha convertido un total de 1.684 puntos en las 19 jornadas que se llevan disputadas, lo que se traduce en una elevada media de 88,6 tantos por encuentro que supera la de los colosos del baloncesto nacional (87 y 86, respectivamente) y la del Iberostar Tenerife (88,1).

Estas cifras de anotación vienen propiciadas por el método de juego que practica el Casademont. El equipo de Sergio Hernández lanza mucho y con rapidez, sin llegar a agotar las posesiones. Al estilo de lo que popularmente se conoce como ‘run and gun’ (correr y tirar), un baloncesto directo y sin complejos que, por otro lado, también conlleva encajar un gran número de puntos.

El Casademont ha recibido casi los mismos tantos (1.681) de los que lleva anotados. Encaja una media de 88,4 por partido, que lo sitúa como cuarto peor equipo defensivo de la liga ACB. Solo el Gipuzkoa Basket (87,6), el Bilbao Basket (87) y el Herbalife Gran Canaria (85,1) son más débiles que los zaragozanos defensivamente.

Este es el peaje que debe pagar un equipo que, tras la llegada de Sergio Hernández al banquillo en lugar de Diego Ocampo, ha adquirido viveza y alegría en su juego; pero todavía tiene que mejorar sustancialmente los automatismos defensivos.

El propio entrenador argentino conoce mejor que nadie la importancia de conseguir ese plus en campo propio y se encarga de reiterar que, para ser un grupo competitivo que aspire a algo más que salvar la categoría sin sufrimiento, deben subir varios escalones la intensidad defensiva.

El duelo disputado el pasado sábado en el Bilbao Arena bien podría ser utilizado como arquetipo de lo que Hernández persigue. El Casademont Zaragoza se fue hasta los 96 puntos pero solo recibió 73, exhibiendo una implicación y compenetración defensiva que, aún considerando la exigüidad ofensiva del rival que había enfrente, señaló el camino a seguir.

Fue una actuación coral. Hasta siete jugadores anotaron ocho puntos o más, y no se vivió del talento individual como en otras ocasiones. De hecho, Sergio Hernández pudo reservar a Barreiro cuando iba camino de convertirse en MVP de la jornada y otro habitual en esas listas estadísticas, Dylan Ennis, estuvo por debajo de sus registros habituales.

Con casi 17 puntos por partido, el escolta canadiense es el máximo anotador del Casademont en la Liga Endesa y el paradigma de ese estilo de juego alegre que genera tanteadores elevados. Lanza más de cinco triples por encuentro y su porcentaje de acierto es idéntico (34,7%) al del equipo en conjunto.

En tiros de dos, el propio Ennis también es quien más veces lo intenta (6,6 veces por partido). Únicamente los pívots se acercan a su atrevimiento, rondando los cinco lanzamientos por partido con porcentajes de anotación muy diversos. Justiz y Thompson están en un discreto 40 y 56% de acierto respectivamente; al tiempo que Hlinason, que aprovecha su estatura para efectuar mates, y Harris, que difícilmente mantendrá los estratosféticos guarismos alcanzados sus dos primeras comparecencias, en están por encima del 80% de efectividad. 

En esa faceta, en el lanzamiento de dos, el porcentaje global del Casademont Zaragoza se sitúa en un 58,4% de acierto; mientras que en el tiro libre, aspecto a mejorar, el equipo está en un 73,1%.

Etiquetas
Comentarios