Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Casademont se desploma en el último cuarto en Valencia (93-84)

El equipo aragonés dilapida una ventaja de 21 puntos y acaba perdiendo tras encajar un parcial de 31-10 en los 10 últimos minutos.  

El base islandés serbio del Valencia Basket, Martin Hermansson, disputa un rebote a su compatriota el pivot islandés del Casademont Zaragoza, Tryggvi Hlinasson
El base islandés serbio del Valencia Basket, Martin Hermansson, disputa un rebote a su compatriota el pivot islandés del Casademont Zaragoza, Tryggvi Hlinasson
EFE/Miguel Ángel Polo

El Casademont regaló el partido en Valencia (93-84), de manera sorprendente, tras protagonizar un desplome gigantesco en los diez últimos minutos de la contienda. El cuadro aragonés llegó a contar con una renta de 21 puntos en el tercer acto (42-63); pero se descompuso después, en el tramo definitivo, y dilapidó su ventaja tras encajar hasta 31 tantos en el último parcial. Acabó el choque abatido, estupefacto, sorprendido por el desenlace. La oportunidad perdida resultó gigantesca. Tras gobernar el marcador desde el primer minuto de juego, el conjunto de Ocampo se desangró en defensa durante el cuarto definitivo, y se condenó irremediablemente a la derrota tras haber firmado un primer tiempo sobresaliente. 

El Casademont inició el duelo con mano firme, tras dos buenas canastas de Jason Thompson y un certero triple de DJ Seeley (2-7). Sin embargo, el Valencia reaccionó con prontitud y enseguida igualó la contienda (7-7) cuando Tobey, con un mate, y Guillem Vives, desde el perímetro, castigaron un par de desatenciones defensivas de los visitantes.

A partir de ahí, el Valencia tuvo problemas para anotar, mientras que el cuadro aragonés, mucho más clarividente en sus acciones, sí supo generar ventajas en el juego interior. Hlinason y Ennis devolvieron la ventaja a los zaragozanos, quienes después ampliaron su renta tras una falta antideportiva de Klemen Prepelic (9-15). Otro lanzamiento triple de DJ Seeley, ejecutado sin ninguna oposición, conllevó el tiempo muerto de Jaume Ponsarnau (9-18) a los 7 minutos de partido. El Casademont, sólido atrás e incisivo en ataque, estaba superando a los levantinos en todos los órdenes del juego.

Lejos de reaccionar, la escuadra local acentuó sus dudas en el tramo final del acto. De hecho, Ponsarnau tuvo que detener nuevamente el duelo, tras dos penetraciones consecutivas de Dylan Ennis que aumentaron la distancia hasta los 11 tantos (9-22). Los valencianos sí elevaron sus prestaciones después, sobre todo en el capítulo ofensivo, pero apareció entonces Barreiro para convertir dos lanzamientos desde más allá del arco. Al cierre del primer parcial, el Casademont gobernaba el duelo con autoridad (17-27), tras completar 10 minutos notables en la Fuente de San Luis.  

El Valencia mejoró en el segundo acto, impulsado por las acciones individuales de Dubljevic y Marinkovic. Pero el cuadro aragonés seguía atacando con ritmo, solvencia y fluidez, generando importantes ventajas desde todas las posiciones, y facturaba puntos sin apenas dificultades (29-40). Ennis, Seeley y Barreiro amenazaban por fuera, mientras que Hlinason suponía un azote permanente en el juego interior. El islandés aportó 8 puntos y 7 rebotes en sólo 10 minutos, y sin fallo alguno en sus lanzamientos. Al cuarto de hora, los visitantes habían abortado el intento de remontada de su rival, y mantenían una sólida ventaja en el marcador (32-46).

El conjunto de Ponsarnau, con muchas dudas en ataque, se precipitaba en cada una de sus acciones y no hallaba situaciones ventajosas para anotar. Y aunque sí atinó en sus cuatro últimas ofensivas, el Casademont jamás se descompuso, sostenido por su brillantez colectiva y su devastador acierto en el tiro. De hecho, el conjunto de Diego Ocampo alcanzó el intermedio con una ventaja de 16 puntos (39-55) y sensaciones muy positivas en su juego. Estaba completando su mejor actuación de la temporada, y un escenario de máxima exigencia. 

El Valencia Basket se aplicó con mayor ímpetu y contundencia en la reanudación. Con una defensa firme, de permanentes ayudas, supo neutralizar los primeros ataques del conjunto aragonés. Sin embargo, emergió entonces la figura de Nico Brussino, con un triple y dos lanzamientos desde la línea de personal, para rescatar a los visitantes en un pequeño momento de dudas y errores. El Casademon no sólo había recuperado el pulso, sino que estableció una nueva máxima renta en el marcador, tras otro triple desde la esquina de Jonathan Barreiro (42-63), a los cinco minutos del cuarto. El equipo aragonés, demasiado acelerado por momentos, se manejó con muchas dificultades en ataque durante todo el tercer parcial. Y aunque fue capaz de mantener su orden, su actividad y su solvencia en las labores de contención, el Valencia es un bloque imponente, con numerosos recursos en su juego. De esta forma, bastó una pequeña desconexión del cuadro zaragozano para que los levantinos, con su puntería desde el perímetro, redujeran distancias a la media hora (62-74).

En el tramo definitivo, el Valencia elevó su intensidad en los dos lados de la pista, lo que enseguida le reportó réditos en el marcador. Y se situó a sólo cinco tantos, después de tres tiros libres de Prepelic, una técnica a Thompson, un triple de Hermannsson y un mate de Labeyrie (71-76). En apenas cinco minutos, el Casademont había dilapidado su ventaja, lastrado por sus continuas desatenciones. El desplome de los zaragozanos se prolongó después, lo que situó a los locales a un solo tanto, a cinco minutos de la conclusión (78-79). De ahí hasta el final, la escuadra levantina se manejó con mayor criterio, seguridad y oficio, y acabó consumando la remontada.

Ficha técnica:

93.- Valencia Basket (17+22+23+31): Vives (8), Prepelic (6), Puerto (2), Labeyrie (13), Tobey (3) -cinco titular- Marinkovic (9), Kalinic (15), Dubljevic (21), San Emeterio (-), Williams (-) y Hermannson (16).

84. Casademont Zaragoza (27+28+19+10): San Miguel (-), Seeley (14), Brussino (5), Barreiro (13), Thompson (8) -cinco titular- Benzing (8), Ennis (22), Hlinason (11) y Rupnik (3).

Árbitros: Pérez, Araña y Martínez. Eliminaron por técnica y antideportiva al local Prepelic (m.34) y por cinco faltas al visitante Brussino (m.35).

Incidencias: partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón municipal de la Fonteta a puerta cerrada por las medidas contra la expansión del coronavirus.

Etiquetas
Comentarios