Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El nuevo reto europeo del Casademont Zaragoza

Los aragoneses inician su participación en la Champions League con la ambición de colarse en la Final Four de mayo. El equipo de Ocampo finalizó cuarto la anterior edición, que se resolvió el pasado 4 de octubre en Atenas.

Dijon - Casademont / 04-10-2020 / FOTO: BCL [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
La plantilla del Casademont Zaragoza, en la fase final de Atenas.
champions league basketball

El Casademont Zaragoza vuelve a ampliar sus fronteras. Hoy inicia su participación en la Champions League 2020-21 (18.30, Aragón TV), cuando apenas han transcurrido 15 días desde que se clausuró la anterior edición del torneo. Entonces, el cuadro aragonés finalizó en el cuarto puesto, en una fase final que se desarrolló en Atenas, del 1 al 4 de octubre, entre los ocho mejores equipos de la competición. Los de Diego Ocampo superaron la ronda de cuartos, tras imponerse al Iberostar Tenerife, pero doblaron la rodilla en sus dons compromisos posteriores: frente al AEK de Atenas, en el duelo de semifinales, y también contra el JDA Dijon, en la final de consolación.

El Casademont vuelve ahora a la competición continental, un derecho adquirido en la anterior temporada, al haber quedado alineado en el sexto lugar de la tabla en la Liga Endesa. Y lo hace con el reto de colarse un año más entre los cuatro mejores conjuntos del torneo, lo que supondría otro éxito de envergadura para un club al alza, en continuo crecimiento.

El regreso a Europa engrandece la estatura del club aragonés y sitúa a Zaragoza, de nuevo, en el panorama internacional, además de conllevar un atractivo premio para los aficionados. Se trata de la segunda aventura de los aragoneses en la Champions League, un campeonato con importantes incentivos económicos para los clubes participantes: reparte un total de 3,5 millones de euros entre los 32 equipos que conforman la competición. Hasta ahora, se distribuye un millón para el campeón, 400.000 euros para el subcampeón y 200.000 para el tercer clasificado.

Cambio de formato

El nuevo formato del torneo continental, con sólo cuatro equipos por grupo, castiga con severidad cualquier tropiezo inesperado. En la primera fase, el Casademont Zaragoza tendrá como oponentes al Start Lublin polaco, al Falco Szombathely húngaro y al Nizhny Novgorod ruso. Se enfrentará con los tres conjuntos en formato de ida y vuelta –seis partidos en total–, y sólo los dos primeros clasificados de cada grupo accederán a las eliminatorias directas –octavos y cuartos de final–. Un sistema de competición que reduce drásticamente el margen de error de los equipos. Está previsto que la presente edición concluya del 7 al 9 de mayo de 2021, con una Final Four cuya sede se anunciará en los próximos meses.

En el formato anterior, la Champions dividía a sus participantes en cuatro grupos de ocho equipos cada uno, que jugaban dos partidos entre ellos –ida y vuelta– a modo de liguilla. Los participantes afrontaban un total de 14 encuentros durante la fase inaugural, siete como local y otros siete como visitante, y se clasificaban para la siguiente ronda los cuatro primeros de cada grupo.

En este escenario, el parón por la pandemia del coronavirus le sobrevino al cuadro aragonés, el pasado mes de marzo, en un momento especialmente productivo. Por entonces, el Casademont se había presentado a las eliminatorias directas como líder de su grupo; y ya había sellado su clasificación para los cuartos de final, tras haber superado con solvencia al Lietkabelis lituano en los dos encuentros de octavos. La competición se retrasó después hasta octubre, donde los zaragozanos acabaron alineados en la cuarta posición.

La Champions League 2020-21 cuenta con cuatro representantes españoles. Además del Casademont Zaragoza, también el Iberostar Tenerife, el Bilbao Basket y el San Pablo Burgos participan en la presente edición. Los tinerfeños están encuadrados en el Grupo A junto con el Dinamo Sassari italiano, el Galatasaray turco y el Bakken Bears danés. Mientras, los bilbaínos regresan a Europa tres temporadas después, y competirán en el Grupo F con el Pinar Karsiyaka turco, el Fortitudo Bolonia italiano y el Brose Bamberg alemán. Por su parte, el San Pablo Burgos –defensor del título– se jugará la clasificación en el Grupo H con el Darussafaka turco, el Filous Oostende belga y el Brindisi italiano.

Por presupuesto y potencial, por su mayor amplitud de recursos, por su mayor profundidad de banquillo, el Casademont se presenta a la cita como indiscutible candidato a la victoria. Ni el hándicap de hallarse todavía en proceso de construcción, ni largo desplazamiento a la localidad polaca de Lublin, ni el cansancio acumulado –nueve partidos oficiales en cuatro semanas– reducen el favoritismo del conjunto aragonés, que se medirá a un adversario menor en todos los órdenes del juego.

"El Casademont Zaragoza juega un baloncesto muy rápido, inteligente y eficaz", advierte el entrenador del Start Lublin, David Dedek, cuyo equipo participa en la Champions Lague por primera vez en su historia. "Además, el conjunto zaragozano cuenta con la mejor defensa de todo el grupo", añade el técnico de los polacos.

El Start Lublin lidera actualmente la Energa Basket Liga, con un balance de siete victorias y tres derrotas en los diez encuentros disputados. Su mayor amenaza atiende al letón Martins Laksa, exjugador del Obradoiro, quien atesora unos guarismos de 14 puntos por partido en la competición polaca, con 48.% de efectidad en los lanzamientos triples. En el perímetro también destaca la notable aportación de Sherron Dorsey-Walker (15,1 puntos, 41.% en triples), mientras que Joshua Henry Sharma es la principal referencia de los polacos en el juego interior. El pívot norteamericano, de 2,13 metros de estatura, presenta unos registros de 10,3 puntos y 6,3 rebotes por partido, en los 19 minutos de media que permanece sobre la pista, al margen de ofrecer grandes prestaciones defensivas. 

Etiquetas
Comentarios