Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Zaragoza quiere ser sede de la Final Four de la Champions

Si el Casademont accede a la ronda decisiva del torneo, el Ayuntamiento solicitará a la FIBA ejercer de anfitrión.

CHAMPIONS BASKET ZARAGOZA CASADEMONT-PAOK SALONICA EN EL PRINCIPE FELIPE / 29-01-2019 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Brussino ataca el aro del PAOK de Salónica, en la fase de grupos de la Champions.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Zaragoza quiere ser sede de la Final Four de la Champions, cuya organización recae en uno de los cuatro equipos semifinalistas. Si el Casademont logra acceder a la ronda definitiva del torneo, el Ayuntamiento hará todos los esfuerzos posibles para que el cuadro aragonés ejerza de anfitrión y pueda competir por el título continental al calor de sus aficionados. La cita se desarrollaría del 1 al 3 de mayo, en el pabellón Príncipe Felipe.

Todo se halla aún en una fase embrionaria, porque el Casademont todavía debe superar dos eliminatorias directas –los octavos y los cuartos de final– antes de que el Ayuntamiento pueda solicitar formalmente a la FIBA la organización de la última fase del torneo. Sin embargo, el club ya conoce la máxima predisposición del Consistorio zaragozano, que ya está prevenido y expectante y que, incluso, ha reservado ya las fechas del primer fin de semana de mayo ante la posible celebración de la Final Four en Zaragoza.

En este sentido, el pabellón Príncipe Felipe se adaptaría perfectamente a los requerimientos necesarios para concentrar con garantías no sólo a los clubes participantes, sino también a los diferentes patrocinadores, a los miembros de los medios de comunicación y a los invitados de la propia FIBA. Además, Zaragoza tiene una amplia –y exitosa– experiencia en la organización de eventos deportivos de calado, de una repercusión internacional sobresaliente, especialmente en el mundo de la canasta. Entre otros ejemplos, las ediciones de 1990 y 1995 de la Final Four de la Euroliga; el All Star de la ACB de 1990; la Copa del Rey de 1991 y de 2005; la Supercopa Endesa de 2008 y 2011; el Europeo Júnior de 2004; o la Copa de la Reina de 2003, 2010 y 2018; al margen de diferentes partidos de la selección española absoluta, combinado que regresará al pabellón Príncipe Felipe el próximo 23 de febrero, para enfrentarse con Polonia, en un partido enmarcado en el 125 aniversario de Heraldo de Aragón.

La Final Four de la Champions se ha celebrado una vez en España: fue en la edición de 2017, en el primer año de la competición, cuando la ronda final se desarrolló en el Pabellón de Deportes Santiago Martín de Tenerife. Entonces, la organización del evento supuso un impacto económico para la Isla de 1,3 millones de euros, y un retorno publicitario de televisión de 3,5 millones de euros. Asimismo, la repercursión de la cita alcanzó a una población de más de 5 millones de seguidores en el ámbito digital. En aquella edición de la Final Four, hubo 220 medios acreditados de 25 países diferentes.

La Champions League, competición gestionada por la FIBA, se ha establecido en la élite continental con una rapidez asombrosa. Y lo ha hecho, en gran medido, porque el modelo está planteado para dotar de importantes incentivos económicos a los equipos participantes. En este sentido, distribuye un total de 3,5 millones entre los 32 clubes que componene la fase de grupos, y añade otros elevados emolumentos para los clubes que alcanzan después las eliminatorias finales: se destina un millón para el campeón del torneo; 400.000 euros para el segundo clasificado; y 200.000 para el tercero. A los 50.000 euros que perciben todos los participantes en la fase de grupos, se suman después los 70.000 euros para los que acceden a octavos de final, y los 100.000 para los equipos que se cuelan en cuartos.

Etiquetas
Comentarios