Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Levitec se exhibe en su despedida del año

Los oscenses logran una gran victoria frente al Palencia, uno de los conjuntos fuertes de la LEB Oro, en un partido en el que mandaron por más de veinte puntos y que se cerró con un 92-84.

El Levitec Huesca despide el año con una sonrisa aún más amplia de lo que pueda hacer indicar el 92-84 que reflejó el marcador de su encuentro con el Chocolates Trapa Palencia. Aunque la diferencia final fue de ocho puntos, lo cierto es que el 85-65 alcanzado a falta de dos minutos resulta más ilustrativo de lo que fue el duelo ante uno de los considerados conjuntos más fuertes de la LEB Oro. Los oscenses cumplieron a la perfección durante muchos minutos el guión establecido por su entrenador Guillermo Arenas no permitiendo rebotes rivales bajo su aro y no cometiendo pérdidas. Además, fueron varios los jugadores que se sumaron al ataque en toda una demostración coral de poderío ofensivo con trece triples incluidos.

La aportación de Carter Skara y Dedovic resultó sostenida a lo largo del choque y Grabauskas explotó en el último cuarto para acabar sumando veinte puntos y 29 de valoración con once rebotes incluidos. Enfrente se encontraba, entre otros, el jugador más valorado de la competición, el pívot Larsen, que acabó en números cercanos a su media, pero sumados ya en el tramo final. Destacable fue en las filas visitantes la actuación del zaragozano Jaime Pradilla, cedido por el Casademont. El interior logró 16 puntos sin fallo con dos triples incluidos.

El triunfo mete de lleno al Levitec en la pelea por el ‘play off’ y le permite engarzar su segunda victoria consecutiva, dejando atrás el mal sabor de boca que había dejado su anterior paso por el Palacio de los Deportes contra el TAU Castelló (76-90). Por su parte, el Palencia acumula su tercera derrota seguida y se aleja de los puestos cabeceros.

Los oscenses entraron en el partido muy centrados. Cerrando las líneas de pase y controlando el rebote (su rival no capturó ninguno en ataque en todo el periodo) levantaron un muro sobre su aro al que los palentinos les costó encontrar huecos. Solo Pradilla logró sumar para los suyos en dos ocasiones en los primeros cinco minutos (9-4). Adelante, Dedovic fue el encargado de marcar el ritmo a los locales bien secundado en el juego exterior por Carter y en el interior, por Skara. Con la entrada en la cancha de alguno de sus pesos pesados como Jorgensen, Grimau y Jasaitis, los visitantes amagaron con acercarse en el marcador. Sin embargo, el cuarto se cerró con un 20-11 tras dos puntos de Wintering. El base estadounidense, tras su deslumbrante debut como peñista en Oviedo una semana atrás, tuvo una buena presentación ante su nueva afición demostrando desparpajo y dotes de mando.

Si en los primeros diez minutos el Levitec se nutrió principalmente de los tiros lejanos para producir en el marcador, en el inicio del segundo cuarto se cambió el compás para incidir desde posiciones más lejanas, un parcial de 8-2 con Grabauskas y Wintering repartiéndose a partes iguales los puntos elevó la distancia hasta los 15 puntos, lo que obligó al Palencia a pedir tiempo muerto en el ecuador del periodo. El Palencia amagó con reaccionar acercándose a doce puntos (36-24). Sin embargo, Arenas llamó a capitulo a los suyos y en la reanudación un 2+1 de Skara y un triple de Carter volvió a alejar al Levitec. El colchón se engordó hasta un 44-26, pero el despertar de Larsen y una última canasta interior de Pradilla dejó la situación al descanso en un 44-30.

La segunda parte se abrió con un triple de Dedovic tras una buena circulación colectiva. Posteriormente, en el ecuador del tercer cuarto, una contra finalizada por Vucetic consiguió que la ventaja se situase en los veinte puntos (54-34) y un triple lejano de Carter hizo que sobrepasase esa barrera (57-36). El plan estaba funcionando a la perfección para los oscenses, construyendo desde la solidez atrás, su contrincante se iba diluyendo a la par que ellos se agigantaban. El momento cumbre se vivió con el 62-38 de la mano de Dedovic. A partir de ahí y hasta el final del cuarto, la intensidad local decayó, lo que permitió que los castellanos limasen diferencias de cara a los últimos diez minutos (64-47).

La tendencia del choque estaba cambiando como bien se vio en el despertar del cuarto decisivo. Un parcial de 2-9 hizo saltar las alarmas con el 66-56 con aún ocho minutos por delante. El Palencia es un conjunto con un buen número de recursos y encontró en los 218 centímetros de Dos Anjos y en la brega y buena mano de Pradilla una tabla a la que agarrarse. Enfrente, ese papel lo ejercía en la pintura contraria Grabauskas. El lituano se buscó y trabajó diez de los trece primeros puntos de los suyos en el periodo. La rebelión visitante no consiguió dar más pasos y un parcial de 8-0 con cinco puntos de Vucetic y dos de Dedovic llevaron al luminoso el 85-65 a falta de dos minutos para el final. Todo estaba ya decidido e incluso el canterano Gella disfrutó del último minuto y medio sobre el parqué en el que los de naranja maquillaron el resultado hasta el 92-84 definitivo dentro del festin anotador en el que se convirtió el desenlace.

Ficha técnica

Levitec Huesca: Cárdenas (3), Carter (14), Dedovic (14), Skara (15) y Vucetic (10), -cinco inicial-, Grystak, Wintering (8), De Blas, Grabauskas (20), Gella, Tamayo (5) y B. García (3).

Chocolates Trapa Palencia: Rodríguez (7), Bader (2), Kacinas (10), Pradilla (16), Larsen (10), -cinco inicial-, Jorgensen (5), Vecvagars (17), Antúnez (2), Dos Anjos (4), Grimau (2) y Jasaitis (9).

Parciales: 20-11, 24-19, 20-17 y 28-37

Árbitros: Bravo, Terreros y González. Eliminado por cinco faltas personales el visitante Vecvagars.

Etiquetas
Comentarios