Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Primera reválida de la temporada para el Casademont Zaragoza

La derrota en Murcia es la primera piedra en el camino para el equipo aragonés, que medirá en Sevilla su capacidad de reacción antes de su esperado estreno en Europa.

Porfirio Fisac, con gesto serio en el partido del Casademont en Murcia el pasado sábado.
Porfirio Fisac, con gesto serio en el partido del Casademont en Murcia el pasado sábado.
J.Bernal/ACB Photo

Hasta el pasado sábado, al Casademont Zaragoza le había venido todo de cara: la pretemporada, el engranaje de los fichajes, la comunión con la grada y los dos primeros partidos, saldados ambos con dos solventes victorias frente a Gran Canaria y a Obradoiro. El camino dibujado por el grupo que dirige Porfirio Fisac había sido, en este sentido, recto, sin apenas virajes ni curvas peligrosas. Todo iba rodado. Sin embargo, como es lógico, el sábado llegó en Murcia el primer chasco de la temporada. El primer atasco del equipo en una pista maldita para el ‘nuevo’ Basket Zaragoza. Un pabellón que ha visitado en la ACB en diez ocasiones y en las que solo ha logrado capturar una vez la victoria, en la temporada 2014-2015 con Joaquín Ruiz Lorente en el banquillo.

El pasado sábado, con Sito Alonso liderando al UCAM, el Casademont ofreció su peor versión, con un baloncesto muy alejado del sobresaliente nivel que había exhibido en las dos primeras citas de la temporada, donde había deslumbrado con un juego alegre, fluido y efectivo, tanto en ataque como en defensa. Perdió 89-73 y perdió sin apenas opciones de victoria, lastrado por un primer cuarto (25-12) que determinó el discurrir del partido. Como ya sucediera en esa misma pista el curso anterior, el UCAM acribilló a triples al Casademont, anotando en 18 de sus 42 intentos, un 43%. Rafa Luz, con 4/5 (80%), Jarrell Eddie, con 6/12 (50%) y Askia Booker, con 5/12 (42%), liquidaron a los aragoneses desde la línea exterior. El rebote ofensivo fue otra de las claves de la derrota: Casademont permitió al UCAM Murcia capturar hasta 16, por los apenas 7 que cogieron los zaragozanos.

Ambos factores, el acierto exterior y el rebote, fueron objeto de análisis para Porfirio Fisac. "Desde el inicio se ha notado que ellos estaban con un plus más de energía que nosotros y pese a que ha habido algún momento en el tercer cuarto donde nos hemos acercado, ha habido una gran diferencia en el acierto de tres y en el rebote, lo que les ha dado mucho ritmo", subrayó. "Nosotros tampoco hemos estado bien en defensa como en otros partidos y ahí han estado las claves para que nosotros no hayamos podido engancharnos del todo y UCAM Murcia haya ganado el partido con toda la justicia", añadió admitiendo la superioridad del rival de la tercera jornada.

En este escenario, consumada la primera derrota del curso, al Casademont Zaragoza de Fisac le llega en los próximos días su primera reválida de la temporada: comprobar si es capaz de recuperarse anímica y deportivamente de su primer traspiés. La siguiente parada del equipo marca en el calendario la visita al Betis en Sevilla, el próximo sábado a las 18.00. Un rival que presenta en su balance un triunfo –en la segunda jornada 95-88 frente al Joventut de Badalona– y dos derrotas –precisamente ante UCAMMurcia (90-78) y Valencia Basket (95-72)–. Será la primera oportunidad para comprobar cómo responde el equipo ante la derrota: si es capaz o no de recuperar de inmediato su mejor baloncesto.

Europa en el horizonte

Un triunfo en Sevilla elevaría, además, el ánimo del grupo en los días previos al estreno en la Basketball Champions League, que arrancará para los aragoneses el próximo miércoles 16 de octubre con la visita al Telekom Baskets de Bonn programada a las 20.00. Será el primero de los dos encuentros consecutivos que deberán afrontar los aragoneses lejos del pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. Una semana más tarde se desplazarán hasta Estambul para medirse al Besiktas, otro de los rivales potentes del grupo. De este modo, no será hasta el día 19 de octubre cuando los aragoneses vuelvan a jugar en el pabellón Príncipe Felipe, en el partido que les medirá al Bilbao Basket, otro de los conjuntos que ha empezado el campeonato con dos triunfos y una derrota. De este modo se presenta a corto plazo la hoja de ruta del Casademont, una guía que servirá de reválida para el equipo y medirá su capacidad de reacción tras la primera derrota del curso frente al UCAM en Murcia.

Etiquetas
Comentarios