Deportes
Suscríbete por 1€

atletismo

La aplaudida reflexión de Toni Abadía: "Han sido meses de no soportarme a mí mismo"

Después de superar una temporada difícil, en la que llegó incluso a plantearse la retirada, el atleta aragonés vuelve a disfrutar sobre el asfalto. El pasado domingo se impuso en el medio maratón de Madrid.

Toni Abadía, vencedor de la Medio Maratón del Zurich Rock & Roll Running Series Madrid
Toni Abadía, vencedor de la Medio Maratón del Zurich Rock & Roll Running Series Madrid
ADIDAS

Toni Abadía es un hombre feliz. Basta con verle cruzar la línea de meta de cualquier prueba para comprobar que el aragonés vuelve a disfrutar sobre el asfalto. Después de unos meses donde confesó haber estado más tiempo “en el hospital que en la pista”, el zaragozano ha compartido una importante reflexión en sus redes sociales donde invita a todos sus seguidores a valorar “todo lo que tenemos antes de que la vida nos lo quite”.

Han sido meses y días de no soportarme a mí mismo, de no entender qué me pasaba y por qué no era capaz de recoger lo que estaba convencido de haber sembrado. Dicen que la vida es una carrera de fondo, con muchos giros y curvas, con muchos momentos de crisis y por suerte otros de poderío y sentimiento de orgullo personal”, arranca Abadía en su reflexión.

El atleta recuerda que los seres humanos “somos inconformistas” y “nos autoexigimos mucho más de lo que nuestro castigado cuerpo puede, sin pensar si realmente le he dado las pautas de recuperación que merecía”.

Fruto de esos problemas, Abadía llegó incluso a plantearse la retirada en los últimos meses. “¿Cómo es posible que no me encuentre bien en las carreras si hago exactamente lo que hacía cuando ganaba campeonatos?, ¿quien tiene la culpa de mis frustraciones? ¿soy feliz?”. Estas son algunas de las preguntas que el aragonés asegura haberse formulado “continuamente” durante este tiempo.

Un periodo en el que ha dado “valor real” a lo “poco o mucho” que conseguía. “La vida te da y te quita, no hemos elegido nosotros las normas, pero podemos aprender a valorar lo que tenemos antes de que la vida nos lo quite. Ayer (por el domingo) sonreí, vomité al llegar, pero estaba inmensamente feliz, ya que muchísimas personas gritaban eso de "que alegría verte de nuevo" y aún recordándolo se me encoge el pecho”, afirma Abadía, que concluye: “Nunca tiréis la toalla, nunca sabéis si en la siguiente oportunidad la balanza por fin se inclina en la inercia positiva”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión