Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

España se enfrenta a Kosovo, selección que el Gobierno no reconoce pero que tendrá su himno y bandera en Sevilla

La Roja dispone de una buena ocasión para recuperar sensaciones, elevar la autoestima y encauzar la clasificación para el Mundial de Qatar.

Entrenamiento de España en el estadio de La Cartuja de Sevilla
Entrenamiento de España en el estadio de La Cartuja de Sevilla
Julio Muñoz

Alertada por su pobre desempeño en los recientes partidos ante rivales del tercer y cuarto vagón del fútbol europeo, España se enfrenta este miércoles (20.45, La 1) a Kosovo en un duelo inédito con aristas políticas, ya que el Gobierno no reconoce a este rival como nación, pero se impone la normativa de la FIFA y habrá himno y bandera kosovar en La Cartuja de Sevilla. En un país exagerado, con más tendencia a los blancos y negros que a los grises, las expectativas se han reducido al mínimo después de la euforia desatada tras endosarle un set en blanco a la poderosa Alemania en otoño.

Llegados a este punto, la Roja dispone de una buena ocasión para recuperar sensaciones, elevar la autoestima, encauzar la clasificación para el Mundial de Catar y pensar que todo es posible en la Eurocopa. «Tampoco viene mal un poco de negatividad, así estamos más atentos en junio», sorprendió Luis Enrique este martes.

Analizado al detalle el agónico triunfo en Tiflis, el seleccionador trasladó un mensaje más optimista, no tan dramático como cuando aún en caliente, tras el milagroso gol de Dani Olmo, confesó que estuvo «a punto de infartar» y «muy preocupado pensando en Kosovo». Dicho lo cual, advirtió que este rival «es valiente, presiona alto, intenta jugar bien y nos complicará la vida».

Tras dos leves entrenamientos a la vuelta de Georgia, uno de recuperación y otro previo al partido, acoge Sevilla otro duelo trampa. Por los nervios, por tratarse de un rival desconocido que seguramente se empleará al límite del reglamento y por la obligación de vencer. También, por el riesgo de distracción que supone la inminente vuelta a la Liga, con diez jornadas y todo por decidir. Qué decir sobre lo que deben sentir los leones Unai Simón, que puede disputar su sexto partido seguido como titular en la Roja, e Iñigo Martínez, y el txuri urdin Mikel Oyarzabal. El sábado juegan una histórica final de Copa a la vasca en este mismo escenario.

Es un buen momento para que se curtan en las dificultades los jóvenes alistados por el técnico asturiano, reforzados por algunos veteranos como Sergio Ramos, que este martes celebró su 35 cumpleaños, Jordi Alba o Busquets. Como si se tratase de un combinado olímpico. Aunque España es segunda del grupo B tras empatar en casa con Grecia y vencer 'in extremis' en Georgia, desde la clasificación para el Mundial 2006 no se observaban tantas dificultades. Entonces, precisó de una repesca ante Eslovaquia para estar en Alemania.

Después de realizar siete cambios en sus dos últimos onces y de completar las cinco sustituciones permitidas ante helenos y caucásicos, resulta una quimera adivinar qué plan tiene Luis Enrique para cerrar esta ventana internacional con demasiados temblores. Sí es seguro que mantendrá el dibujo 4-3-3 y la idea de dominar y tocar, a ser posible más rápido y profundo que en los últimos precedentes. Y si no se consigue, pues a tirar de orgullo y probar con más centros o tiros de larga distancia, como en la segunda parte de Georgia. Con cualquier once y, seguramente, con la vuelta del capitán Ramos, España debería golear a este país nuevo en el concierto continental que, por su ubicación geográfica, sigue los fundamentos de la escuela balcánica.

Entrenamiento de España en el estadio de La Cartuja de Sevilla
Entrenamiento de España en el estadio de La Cartuja de Sevilla
Julio Muñoz

La batalla política

El partido contra Kosovo no solo viene precedido por las dudas en el juego de la Roja, sino por la polémica política, al tratarse de un Estado al que España no reconoce. La exprovincia de Serbia, que se proclamó independiente en 2008, llegó a amenazar con no jugar si no se le permitía usar su himno y su bandera. Lo hizo después que la Federación Española anunciase el partido contra «el territorio de Kosovo». Las aguas se calmaron al matizar el Ejecutivo que se trata de un acto deportivo, que no afecta a su posición política, y se jugará de acuerdo «a la normativa FIFA y UEFA», que sí reconocen a Kosovo como federación desde 2016.

«Hemos recibido garantías de que se respetará el protocolo para partidos internacionales», se felicitó el secretario general de la Federación Kosovar, Eroll Salihu. Tras caer 0-3 ante los suecos, los kosovares afrontan esta cita como un acontecimiento único. Representan a una pequeña República de apenas 11.000 km² de superficie, habitada por 1,8 millones de personas, pero esta España está en alerta máxima.

Alineaciones probables
  • España: Unai Simón, Marcos Llorente, Ramos, Eric García, Jordi Alba, Pedri, Rodri, Canales, Ferran Torres, Morata y Dani Olmo.
  • Kosovo: Ujkani, Hadergjonaj, Vojvoda, Aliti, Kololli, Halimi, Kryeziu, Rashica, Zeneli, Celina y Muriqi.
  • Árbitro: Jakob Kehlet (Dinamarca).
  • Hora: 20:45 h. La Cartuja de Sevilla.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión