Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

fútbol

Mapi León: "Odio perder, me da mucha rabia, pero mucha"

La jugadora de fútbol aragonesa es una pieza clave en la selección española. Empezó en el Prainsa, pasó por el Atlético de Madrid y ahora está afincada en el FC Barcelona

Mapi León, jugadora profesional del FC Barcelona.
Mapi León, jugadora profesional del FC Barcelona.
FC Barcelona

¿Cuál es su primer recuerdo con un balón?

Cuando era pequeña, en mi cumpleaños, siempre pedía de regalo balones de fútbol. Jugaba mucho en el patio del colegio Puerta Sancho de Zaragoza y en el polideportivo de La Almozara. También me gustaba mucho ir a ver a mi hermano, que jugaba en el equipo de la Química.

¿Y el salto al fútbol?

Lo cierto es que me daba mucha vergüenza y miedo apuntarme a un equipo. Siempre había jugado a mi libre albedrío. Al final me inscribí en un club de fútbol sala con 9  años porque mi hermano se cambió de equipo y como estaba él me daba menos reparo. Además, había otra chica, así que no me sentía la única del equipo.

¿Soñaba con ser futbolista profesional?

Para nada. No sabía ni que se podía ser futbolista profesional. Yo solamente jugaba porque me gustaba y me lo pasaba bien.

Su fichaje por el Prainsa Zaragoza supuso su paso definitivo al fútbol once, ¿cómo fue?

Estaba comprando con mis padres y mi hermano en el Carrefour porque nos íbamos a ir al camping el fin de semana. Estaba enredando con mi hermano y compitiendo a ver quién daba más vueltas al carro. De pronto, se acercó un hombre que no había visto en mi vida y me dijo que tenía pinta de jugar a fútbol.

¿En serio?

Sí, era el director deportivo del Transportes Alcaine y me dijo que si quería ir a probar. Y fui. Me gustó mucho, era todo más grande, el balón y el campo y las compañeras me ayudaron mucho.

¿Siempre ha sujetado al equipo desde atrás?

No. Empecé de extremo porque era rápida y hábil y venía de fútbol sala. Luego en la selección aragonesa el entrenador me quiso probar de lateral porque me vio intensa y picona. Después, en el Atlético de Madrid decidieron ponerme de central y ahí me he quedado y me gusta mucho.

Además, zurda.

Hay pocas zurdas y sin ninguna duda serlo me ha abierto puertas. Si estoy donde estoy además de por ser picona es porque soy zurda.

¿Cómo se definiría como jugadora?

Me siento cómoda con el balón, me gusta estar atrás, ver todo de cara. Ayudo a mis compañeras en cuanto a nivel de comunicación y organización.

¿Y qué carácter tiene en el campo?

Odio perder, me da mucha rabia, pero mucha. Si el rival es mejor que yo, lo asumo. Me cabreo porque he perdido, pero se acepta diferente. Si somos mejores que el rival me cuesta más asumirlo porque probablemente no lo hayamos dado todo. Además, soy muy competitiva, muy picona y me enfado mucho conmigo misma. Soy muy exigente conmigo y me gusta estar rodeada de gente que sea igual.

¿Es de las que protesta?

Sí, protesto. Estoy trabajando mucho para evitarlo, pero no protesto por protestar. Cuando lo hago es porque considero que hay algo injusto.

¿En qué cree que ha mejorado en estos dos años y medio en el Barça, uno de los mejores clubes de España?

He mejorado en cuanto a la toma de decisión, saber mejor cuándo meter un pase interior, cuándo tener que echar un balón en largo porque hay espacios, tener calma para decir dame el balón, vamos a tocar y decidir el momento mejor para jugar más directo.

¿Y a nivel mental?

Antes era débil de cabeza. Yo me frustraba mucho si fallaba varios controles seguidos y cuando sucedía deseaba que no me viniese el balón. También va por etapas y rachas. A base de lloros he ido aprendiendo que no pasa nada y que es mejor intentar hacerlo más fácil la próxima vez. He madurado como futbolista.

2020-10-11_FCB femeni vs LOGRONO_VICTOR
Mapi León, en una acción de partido.
VICTOR SALGADO

Aspira al once ideal de la UEFA femenino. Es uno de los premios individuales más prestigiosos.

No lo esperaba. Es verdad que no se el porqué, pero a las jugadoras españolas nos cuesta más acceder a estas cosas. Me hace mucha ilusión, pero sé que es algo difícil. Si viene, bienvenido sea, pero prefiero ganar cosas a nivel colectivo. Hay muchas jugadoras de nuestro equipo nominadas.

¿Tiene objetivos más ambiciosos?

Mi objetivo es ir mejorando, sé que es un tópico. Lo que se me da bien ir puliéndolo para que se me dé mejor y lo que hago mal, corregirlo. Si después llega algún tipo de premio será bien recibido, pero por delante de todo va el equipo.

¿Y cuáles son los del equipo?

Si te soy sincera, el objetivo es conseguir los máximos títulos posibles: Liga, Copa y Supercopa. A nivel de Champions, llegar a otra final estaría muy guay. Si se llega hay que agarrarse a un clavo ardiendo e intentar ganar por encima de todo. De todas maneras, no me gusta mirar mucho más allá porque es más fácil tropezar, me gusta pensar en cada partido.

¿Quién es su referente?

No tengo, aunque me gustan mucho Piqué y Puyol. Son de mi posición y me gusta mucho su estilo de juego.

¿Envidia la repercusión del fútbol masculino?

Tiene sus pros y sus contras. Los chicos a nivel económico tienen la vida más que resuelta, no se tienen que preocupar por nada, es una tranquilidad. Pero, por otro lado, no pueden ir a pasear al parque sin que les pidan fotos. La vida de los futbolistas no es fácil. Diría que no cambiaría mi vida, porque estoy bien ahora, aunque las chicas tenemos que pensar qué vamos a hacer cuando nos retiremos del deporte profesional.

¿Y qué ha pensado?

Siempre he dicho que me gustaría tener un estudio de tatuajes, es mi sueño, después del fútbol, claro. Sería el trabajo de mi vida.

¿Qué hábitos debe tener un deportista?

Ser deportista de alto rendimiento significa que tienes que trabajar los 365 días al año. Comer bien, descansar bien y salir de fiesta muy puntualmente. El deporte de alto rendimiento es muy sacrificado. Nos perdemos muchas cosas de la vida. 

¿Cuál cree que es la clave para convertirse en una jugadora de élite?

Tener claro qué quieres y ser consciente del sacrificio que conlleva. Muchos jugadores se han quedado por el camino porque han preferido salir de fiesta. Yo vengo encantada a entrenar y a morirme a correr en el campo.

¿Cambiaría de vida?

No lo cambiaría, sin ninguna duda. Todo sacrificio merece la pena. Yo me siento muy privilegiada de poder defender a mi país en torneos internacionales. Muy pocas personas pueden disfrutar de eso.

Precisamente ahora están en la fase de clasificación para la Eurocopa de Inglaterra 2022. ¿Cree que tienen posibilidades de entrar dentro de las cuatro mejores selecciones?

Prefiero ser precavida y decir que pretendemos clasificarnos. Cuando lo consigamos, me vuelves a llamar y te cuento más.

¿Se pasará por Zaragoza estas Navidades?

Por supuesto, tengo ganas de estar con mis padres, mi hermano, mi cuñada y mis dos perros, a los que llamo 'mis sobrinos'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión