Despliega el menú
Deportes

Deporte y salud

Los entrenamientos con pesas son muy beneficiosos también para las mujeres

Muchas mujeres piensan que entrenar con pesos altos les hará adoptar una estética poco asociada a los típicos cánones de belleza femeninos.

Los entrenamientos de fuerza tienen numerosos beneficios.
Los entrenamientos de fuerza tienen numerosos beneficios.
Pixabay

Aunque cada vez es más habitual ver personas de todos los géneros en las zonas de pesas y máquinas de fuerza, este tipo de entrenamientos todavía gozan de una suerte de 'mala fama' entre el sector femenino. El miedo a conseguir una musculatura demasiado desarrollada o incluso un aspecto alejado de los clásicos cánones de belleza femeninos son algunos de los falsos mitos que rodean este deporte.

No hay nada más lejos de la realidad. Los entrenamientos de fuerza y con pesos libres comportan numerosos beneficios, también para las mujeres. "Muchas veces tienen el concepto erróneo de que para tener un cuerpo bonito y moldeado hay solo que bajar el porcentaje graso y que si entrenan musculación van a desarrollar un cuerpo muy masculino, cuando realmente es todo lo contrario", puntualiza la dietista, psicóloga y entrenadora Nuria Díez, que además es Bikini Pro.

"Muchas chicas llegan a mi consulta diciéndome que quieren perder peso y tonificar. Pues bien, tonificar no existe" sentencia esta entrenadora. Si notas flaccidez en tu cuerpo no es porque tus músculos no estén tonificados, sino porque están recubiertos de una capa de grasa. "Para conseguir esa firmeza hay que hacer crecer el músculo, porque la grasa no se endurece, solo se puede perder", señala Nuria.

Además, la entrenadora apunta que biológicamente es imposible que una mujer llegue a muscular como un hombre, ya que un cuerpo con disposición de cromosomas XX produce diez veces menos testosterona que un cuerpo XY.

Los beneficios

Además de ayudar a conseguir un cuerpo con formas redondeadas y estéticas, los beneficios que comporta el entrenamiento con pesas para el cuerpo femenino son:

  1. El entrenamiento de pesas hace que generemos tejido muscular y aumente el metabolismo basal.
  2. Como el metabolismo es más alto y las necesidades energéticas aumentan, la capacidad para consumir grasa como energía aumenta de forma notable, por lo que perderemos grasa corporal.
  3. Tu cuerpo se vuelve más firme y se evitamos la flacidez. Además, permite moldear la forma de los músculos y potenciar aquellas partes que queramos mejorar.
  4. Reduce de manera importante el estrés y ayuda a dormir mejor.
  5. Mejora la salud en general, evita lesiones y mejora tu salud cardiovascular.
  6. Es muy recomendable durante la menopausia ya que en esta etapa perdemos densidad ósea y aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Al levantar peso tienes que contraer los músculos y estos transmiten al hueso la tensión generada a través de los tendones. El hueso debe, entonces, adaptarse acumulando más calcio, por eso es un buen ejercicio contra la osteoporosis.

Nuria Díez explica que no hay que diferenciar entre entrenamientos de fuerza para ellos o para ellas, aunque sí hay que tener en cuenta las preferencias personales y los objetivos. Cabe destacar que las mujeres tienen una mayor capacidad de recuperación ante un entrenamiento de alta intensidad, por lo que podrán planificar sesiones con una mayor frecuencia.

Es importante, así mismo, tener en cuenta las diferencias hormonales: más allá de la producción de testosterona, los niveles hormonales del cuerpo femenino fluctúan mucho más a lo largo del mes, lo que puede alterar el estado anímico, emocional y de rendimiento.

"Normalmente muchas mujeres no se encuentran a gusto en la zona de fuerza de los gimnasios, tienen esa sensación de sentirse observadas e inseguras. Es normal al principio, pero cuando ya te quitas esas ideas de la mente te das cuenta de que nadie te mira y que todo el mundo va a lo suyo" relata Nuria.

"Como anécdota, una vez una chica que me veía siempre se me acercó y me preguntó si podía acompañarla a la 'zona de chicos' y entrenar a su lado para no sentirse 'sola', -cuenta esta entrenadora-. "Por supuesto, lo hice y tuve una conversación con ella para quitarle esas 'ideas' de la cabeza... ¡Hoy en día entrena en esa 'zona prohibida', está encantada y en su salsa!"

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios