Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Salud y nutrición

Más que ejercicio: la solución al estrés pasa por el deporte y la alimentación

El estrés puede afectar a nuestro apetito y sensación de hambre pero con una buena dieta, los atracones pueden controlarse.

El aislamiento puede producir estrés y ansiedad.
El estrés se manifiesta de manera física y psicológica.
Pexels

Los casos de estrés y ansiedad se han disparado estos meses y, en muchas ocasiones, los que lo sufren o bien no saben detectarlo o no saben cómo actuar para mejorar este fenómeno psicológico y ponerle freno. 

La mayoría de las veces se pueden solucionar los estados de estrés con una herramienta muy sencilla al alcance de la mano: el deporte. Por una mera cuestión de biología, la práctica de la actividad física conlleva una mayor liberación de endorfinas por parte del cerebro, lo que nos lleva a un “estado de euforia y bienestar emocional”. Así nos lo cuenta Nuria Díez, que es nutricionista y psicóloga deportiva.

Tal y como explica esta profesional, el estrés se presenta de tres formas diferentes y el deporte es una de las soluciones más efectivas ya que incide de manera efectiva en las tres:

  1. De manera cognitiva (con preocupaciones o pensamientos recurrentes negativos).
  2. De manera fisiológica.
  3. De manera conductual.

Además de por la liberación de hormonas, el deporte aporta varios beneficios y ayuda a luchar contra el estrés desde otros ángulos. Nuria señala que actúa como distracción ante las preocupaciones diarias ya que requiere cierto grado de concentración a la hora de practicarlo y tiene un componente motivacional que nos plantea el reto de mejorar.

Y por último, no se puede olvidar que muchas veces la práctica de ejercicio se realiza de manera grupal, lo que implica interacción y relaciones sociales. Estos dos factores reducen el estrés y tienen resultados positivos.

Y, ¿la alimentación?

En este caso, el estrés puede afectar de manera negativa a nuestra manera de alimentarnos pero, si conseguimos crear una buena rutina saludable, la nutrición puede ayudar a combatir estos estados de ansiedad, nerviosismo y preocupación.

Nuria Díez señala que durante periodos en los que se sufre estrés es normal comer más, sobre todo si hay una mala gestión de este fenómeno. “Es habitual comer más ya que buscamos una manera de relajarnos y sentirnos mejor”, explica. A nivel fisiológico, comer libera dopamina y esta disminuye momentáneamente la sensación de estrés.

Pero por muy bien que nos haga sentir, esta solución no es definitiva y “el estrés y la ansiedad siguen ahí a largo plazo”, avisa Nuria. Cuando el estrés es duradero, se desequilibran los niveles de cortisol y, con ellos, el apetito y la saciedad. Es por esto que el estrés puede afectar a nuestros hábitos alimenticios, sobre todo si no tenemos adherencia a una dieta sana

¿Qué hacer para solucionarlo?

Como ya ha explicado Nuria desde su perspectiva como profesional de la psicología y el deporte, la actividad física puede ayudar enormemente a luchar contra el estrés y la ansiedad no solo desde el punto de vista biológico. Mantener una buena rutina de entrenamiento y una alimentación sana tiene unos efectos muy positivos sobre el organismo y la salud mental.

Nuria Díez recomienda seguir estos consejos para mantener la motivación a la hora de hacer ejercicio, seguir una dieta saludable y no abandonarlas:

  • Visualizar. Con destinar 10 minutos para visualizar e imaginar todo lo que se quiere conseguir con detalle conseguiros motivarnos para alcanzar las metas.
  • Marcarse objetivos reales. Muchas veces por las prisas o la impaciencia nos marcamos objetivos muy altos que no son alcanzables y nos llevan a la frustración y desilusionamos. Hay que tener paciencia y constancia.
  • Disfrutar. Si la actividad física no nos divierte y sentimos que es una tortura, acabaremos por abandonarla, por lo que es importante realizar actividades que sean divertidas.
  • Elogiarse y reforzarse por los avances y lo conseguido hasta el momento, además de tener un lenguaje positivo interno y llevar el foco de atención a todo ello.
  • Socializar. Realizar actividad física junto a otras personas es un gran recurso para apoyarse y animarse, además de establecer amistades.
Etiquetas
Comentarios